X

Buscar en Contrahegemonía web

X

Mantengámonos en contacto

[email protected]

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

34° Encuentro. Octubre en territorio querandí

Hacia un encuentro plurinacional, de mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales, no binaries

hacia un encuentro rebelde, antipatriarcal, anticolonial, anticapitalista

1. La marea verde está creciendo, y la cita del 34º Encuentro, en La Plata, territorio querandí, promete ser una movilización masiva, gigantesca, en la que los feminismos –si intervenimos creativamente, con capacidad para dialogar las diferencias, sin especulaciones partidistas ni electorales- tendremos la posibilidad de proyectar las luchas por nuestros derechos, fortaleciendo la revolución antipatriarcal, anticolonial, anticapitalista que anida en nuestros corazones, y que se vuelve una urgencia para detener las violencias fascistas que vienen creciendo en el continente. Los feminismos comunitarios, indígenas, negros, migrantes, villeros, territoriales, campesinos, populares, están entre los movimientos con mayor capacidad de interpelación de este sistema de múltiples opresiones. Por eso la cita de Octubre, es un desafío a superar las intenciones de fragmentarnos, o las posibilidades de que la diversidad de miradas resulten en un Desencuentro.

2. No nos parece razonable, en este contexto político, social, cultural, profundamente regresivo, el intento de algunos sectores políticos –fundamentalmente del PCR, PJ y Patria Grande-, de mediatizar las demandas de quienes proponemos que se concrete la exigencia realizada en varios encuentros -pero hecha pública con mayor claridad en Trelew- de asumir la dimensión plurinacional de nuestro movimiento, y nombrar a todas las identidades que habitan esta cita antipatriarcal.

3. En el 2018, en Trelew, la Comisión Organizadora (CO), y en particular las mujeres del PCR, prometieron al comenzar el encuentro, que el cambio de nombre se discutiría en los talleres, y se concretaría la consulta en el plenario de cierre. Desde Feministas de Abya Yala, llevamos el debate al acto inaugural, a la Mesa Latinoamericana, a la radio feminista, y a diferentes talleres. En su mayoría, estos se pronunciaron por el cambio de nombre. Sin embargo, en el plenario final, la CO realizó una maniobra para impedir que se tomara la resolución. Es por eso que no creemos cuando integrantes de esa misma organización vuelven a decir que el tema no se resuelva ahora, ocultando al mismo tiempo las resoluciones de los talleres de Trelew. Creemos que se equivocan las compañeras de otras organizaciones, que por cálculos electorales o por alianzas sindicales, se suman a la postergación de las demandas y exigencias de mujeres que han sido invisibilizadas históricamente por las prácticas de los estados nación coloniales y liberales. Los feminismos no pueden reproducir esas prácticas, desde una perspectiva hegemónica blanca, hétero, burguesa, que les pide paciencia y cuidado de la agenda propia, y subordinación a la misma.

4. Cuando exigimos que la Comisión Organizadora asuma el cambio del nombre, estamos planteando que se respete lo debatido en Trelew. Que se publiquen las resoluciones de los talleres. Que se transparente el uso del dinero para la cita de Octubre 2019. Que se sostenga la convocatoria abierta para participar de la Comisión Organizadora y de sus comisiones (de las cuales fueron excluidas muchas de nuestras compañeras), que se oigan las voces de las hermanas mapuche, aymara, qom, wichi, pilagá, negras, migrantes, villeras, de movimientos populares, y que se prioricen estos espacios por sobre los intereses de alianzas con las militantes antiderechos, y su prédica y acción contra el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, o por alianzas con las cúpulas de las Iglesias.

5. El Encuentro somos todas. A pesar de estas diferencias, estaremos presentes, movilizadas, creando espacios plurinacionales allá donde nos quieran invisibilizar y negar. No queremos que el sectarismo de los sectores hegemónicos del Encuentro, impongan su poder de veto a partir de alianzas con sectores que habilitan el manejo del aparato del Estado.

Te puede interesar

Los debates del 34 Encuentro

6. Ningún discurso que convoque a la tradición, puede ser más relevante que la necesidad de fortalecer un bloque popular y feminista de mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales, no binaries, capaces de sostener un proyecto revolucionario, transformador, antimacri, pero también antirracista, antipatriarcal, anticapitalista, que promueva el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas.

7. Es absurdo que en medio de la gran batalla que estamos realizando por la legalización del derecho al aborto de mujeres y personas gestantes, se pretenda omitir esta exigencia en la convocatoria al encuentro, que realiza la comisión organizadora.  El feminismo no puede quedar atrapado ni licuado en las componendas electoreras. El feminismo es una marea que atraviesa los cálculos bizarros, y sobrepasa las agendas cortas que postergan una y otra vez a las mujeres y disidencias.

8. Nos queremos y somos plurinacionales. Nos queremos y somos diversas. Como Lohana y Diana, no aceptamos que los encuentros tengan guardafronteras de los cuerpos disidentes. Como Dora Coledesky, no aceptamos que la moneda de cambio en cada elección sea el derecho a decidir de las mujeres, y nos inviten a andar codo a codo con las antiderechos. Con la memoria de Bartolina Sisa, de Micaela Bastidas, de Juana Azurduy, de Bety Cariño, de Berta Cáceres, de Marielle Franco, de Macarena Valdes, de las niñas de Guatemala, rechazamos la convalidación de los sucesivos genocidios sobre los cuales se construyeron los Estados Nación. En Octubre nos encontramos en territorio querandí, y a pesar de todo… ¡les haremos el Encuentro! 

Feministas de Abya Yala

13 de julio, 2019

Comentarios

Todavía no hay comentarios. ¡Iniciá el debate!

Todos los datos son obligatorios, tu dirección de correo no será publicada