Buenos Aires: Presupuesto Educativo, un nuevo retroceso histórico. Parte II

La ingeniería del ajuste en la educación técnica, superior, de adultos, formación profesional y EOE

A Sandra y Rubén (EP 49 de Moreno): la memoria es lucha, el ajuste un crimen.

“Ningún pobre llega a la Universidad”: El objetivo de María E. Vidal en Educación

El desenvolvimiento general del capitalismo y el del sistema educativo se encuentran entrelazados (1). Así, en Argentina, la degradación de éste último encuentra razón de ser en una sociedad donde las relaciones laborales son cada vez “más simples e intercambiables” y “el conocimiento requerido para esa labor se ha simplificado, se ha degradado” (2).

En el avance de la segregación social capitalista, el presupuesto educativo es uno de los resortes claves del programa de ajuste de la gobernadora bonaerense (Documento de Trabajo N° 18). Producido en la legislatura, su realización atraviesa una ingeniería milimétrica que recae simultáneamente en el conjunto y en esferas particulares de la educación.

Esta decisión de política educativa se proyectó sobre un complejo entramado social en crisis ya que el año 2018 condensó el conjunto de políticas socio económicas decididas por el gobierno de Macri. El índice de pobreza trepó al 33,6% y el de indigencia llegó al 6,1% (13,6 y 2,5 millones de personas respectivamente). Los más afectados son lxs trabajadorxs marginales y los hogares del conurbano bonaerense (3). En el caso específico de la niñez y la adolescencia el 48% son pobres (4). La situación es mucho más grave en el conurbano bonaerense donde el 54,2% de lxs niñxs son pobres (5).

En simultáneo se presenta el problema de la desocupación y la subocupación que, según el INDEC, llegó al 9% y el  11,8% de la población respectivamente, afectando especialmente a mujeres y jóvenes (110 mil personas perdieron sus empleos en lo que va del año). En Mar del Plata la desocupación trepó al 11,8% y en el Gran Buenos Aires al 11% (6).

Todos los datos remiten a julio de 2018 sin considerar los negativos efectos de la actual situación macroeconómica.

La ingeniería del ajuste económico en distintos sectores del sistema educativo

En un contexto de extrema vulnerabilidad social M. E. Vidal avanza en una doble estrategia de ajuste educativo, orientada a la precarización pedagógica y a la flexibilización laboral. Da continuidad a una ingeniería general, aplicada por décadas, relacionada a la baja salarial, al abandono edilicio y la flexibilización laboral (con programas extra estatutarios). En documentos previos abordamos estos problemas y sus consecuencias pedagógicas, en la salud laboral, el ausentismo, etc. En éste, analizaremos la ingeniería específica utilizada en sectores determinados del sistema educativo.

Educación de Adultos, diálogo con Fernando (7):

Esta modalidad ha sido reformada en Buenos Aires durante 2018 (Res. 1657/17) con el objetivo de promover  formatos flexibles, basados en la semipresencialidad y en la virtualidad”. Los problemas han sido varios y atraviesan el entramado pedagógico y laboral. Se pasó a una situación de “menos clases presenciales, menos contenidos, por lo tanto es una oferta devaluada”. Por un lado, se reemplazaron los tradicionales bachilleratos de adultos presenciales por Centros Educativos de Nivel Secundario (CENS): “Se pasa de 441 Bachilleratos constituidos a mucho menos de la mitad de CENS… Se pasa a una estructura menor, se produce un achicamiento”. En segundo lugar conservando los “formatos flexibles”, como el “FINES 2 que tiene docentes en negro, sin derechos estatutarios y con contratos a término: una oferta precarizada”. Como novedad relativa8 se crearon las Aulas de Aceleración “para jóvenes entre 15 y 17 años, en donde se comprimen tres años en uno (con el reemplazo de materias por reas) tras el cual pasan a cuarto año directamente. Acá los docentes trabajan por proyectos a ciclo cerrado, termina el año y pierden el laburo, no tienen estabilidad”. Así, la reforma incrementó la “precarización de contenidos y laboral, porque la forma de contrato no son estatutarias, son inestables. Genera despidos masivos, con titulares en disponibilidad todos al mismo y tiempo… algunos quedaremos en disponibilidad en forma sostenida y luego viene el cese… Complementariamente se reduce la oferta laboral educativa”.

El testimonio establece rupturas en relación a la política educativa del gobierno anterior, pero también señala  poderosas continuidades. En este sentido la conducción provincial del SUTEBA, la Lista Celeste, tiene sus  responsabilidades al haber apoyado en términos políticos algunos de estos programas en la gestión anterior con la consecuente precarización laboral y pedagógica que implicaban (implican). Tal el caso de los Planes FINES. En este sentido afirma: “Da la sensación de que acuerdan con la Resolución 1657, no les parece mal porque de hecho ellos apuestan a los FINES y en los FINES tienen buena parte del control político de esos lugares que funcionan en unidades básicas, centros culturales, en la casa de doña tanto, etc”. De hecho SUTEBA nunca exigió la derogación de tal resolución. En el mismo sentido De Luca asegura: “A la ‘Celeste’ no le tembló el pulso a la hora de defender las políticas educativas más nefastas como las de titulación exprés del Fines 2 o cualquier forma de ‘inclusión’ vaciada de contenido” (9).

Educación Superior, diálogo con José (10):

En este nivel educativo el ajuste se realizo en dos tiempos: primero con la falta de inversión y ahora con profundos recortes presupuestarios. La situación eclosionó hacia fines del año pasado con los cierres de comisiones (cursos): “A partir de noviembre llegó un comunicado de cierre de un montón de comisiones. Después, como siempre, dejaron solo un 50% de eso, pero bueno, fue un ajuste notorio. En LP, el ISFD N° 9 y el 17, perdieron dos comisiones, es decir, se cerraron dos cursos, uno de Inicial en el Instituto 17, otro en Psicopedagogía donde habían tres primeros y van a quedar dos, los tres eran superpoblados así que ahora van a quedar dos mucho más poblados. Diez materias por curso, y esto se replicó en toda la provincia con el cierre de, aproximadamente, cien comisiones. En el 17 también cerraron directamente un turno, el vespertino. Son un montón de horas, docentes, que obviamente son ahorros”.

Complementariamente se frena el crecimiento vegetativo normal de los institutos con una política perversa de negociación: “si vos necesitas abrir algo, aunque sea por crecimiento vegetativo como pasó en el 9 que era el cuarto de Fonoaudiología (una carrera nueva), tenés que cerrar otro, pidieron que se cierre uno de Inicial, que eran cinco, siempre son cursos muy grandes entonces ahora se va a acumular… como un canje, ubicando profesores, etc. Igual los dos que te dije se cerraron sin abrir nada”. En los casos más extremos se apunta a la eliminación de carreras: “Incluso en algunos… es como que cerraron todas las comisiones, particularmente las de carreras a ciclo cerrado que a diferencia de otros años no se renovaron… profesorados nuevos que directamente después van a cerrar”. En sintonía con estas medidas se encuentra el problema del cambio en las políticas de becas: “dejaron de ser universales y ahora pasan a ser muy focalizadas y por mérito, también ahí se acentúa el tema”.

La desinversión en recursos pedagógicos, infraestructura y alquileres es de larga data, pero ha llegado ahora a límites extremos con una política de “cero recursos… papeles, libros de temas, las computadoras de conectar igualdad que antes llegaban, mantenimiento, todo, más que otra escuela, se tiene que solventar con la cooperadora que pasó a ser una cuota de inscripción”. Continúa: “El otro aspecto que sufren todos los terciarios es la infraestructura, donde hay cero inversión y donde no se han pagado alquileres. Por ejemplo, en el Instituto 8 de La Plata y en una de las sedes del 9, no se pagó el alquiler desde 2015. En el 8 fue bastante dramático porque implicó que les llegara una orden desalojo”.

Educación Técnica, diálogo con Héctor (11):

Un momento inicial del ajuste se produjo con la llegada de Macri al gobierno y de Sánchez Zinny al CONET: Hasta ese momento había un plan de asistencia económica en las escuelas técnicas, destinado a la compra de maquinarias y herramientas. Cuando asume Sánchez Zinny [CONET], comenzó a sub ejecutarse ese presupuesto”. Al ser designado en la DGCyE eliminan directamente esa ayuda”, que permitía incluso mejoras edilicias.

El siguiente paso “fue la modificación curricular de todas las materias, de todas las especialidades de las escuelas técnicas”. Se pudo conseguir el borrador de la reforma en las especialidades más difundidas, de mayor matrícula:

Construcciones, Electromecánica, Electrónica, en algunos casos Química. Incluía una reducción drástica de la carga horaria. En el caso de Maestro Mayor de Obra y Construcciones se achicaba el total de módulos en 1476 horas. Lo cual es una carga horaria que es mayor al total de horas de clase que se tiene en un año. Estaban eliminando un año de la carrera, podándole de primero a séptimo año un poco en cada lugar. Tocaban la educación general, materias que compartís con toda la educación secundaria, particularmente el ciclo básico y algunas materias del superior. Se unificaba historia con geografía, biología con química, volvíamos a las áreas de los años noventa. Se sacaba Construcción de la Ciudadanía. Era lo más visible, por eso al principio una parte de la docencia y de los sindicatos acentuaron en esto perdiendo de vista que la mayor cantidad de horas que se quitaban correspondían a la formación científico-tecnológica y formación técnico-específica, esencia de la escuela técnica. Estos dos aspectos, quites de horas en formación general y en lo específico de las técnicas, generaron una reacción inmediata desde las escuelas y desde distintas corrientes”. Se sumaron también “los estudiantes”. En este proceso “los sindicatos tuvieron un apoyo desparejo, apoyaban pero no de la manera que queríamos… se conformaron grupos de autoconvocados”. En todo el conglomerado que participó en la oposición al ajuste “había gente afiliada principalmente a SUTEBA, algunos de AMET, algo de FEB”.

Se conformó la “Multisectorial en Defensa de la Educación Técnica. Se viralizó el hashtag #laescuelatécnicanosetoca, surgen los pañuelos azules con un logotipo específico, un puño de un chico empuñando una herramienta que de una punta es un lápiz y del otro lado es una llave… muy simbólico, que decía la escuela técnica no se toca”. El movimiento se expandió a diversas localidades: “Se declararon en contra de la reforma una cantidad importante de municipios, de Consejos Escolares, de Consejos Deliberantes. Se llegó a hacer una movilización importante, los sindicatos no se decidieron o no se pusieron de acuerdo en que fuese con un paro por lo tanto fue una movilización muy específica de la técnica. Nosotros, lo que empujamos desde Berazategui, y la Azul y Blanca en todos lados, era hacer una movilización muy grande de todos los sectores en defensa de la escuela pública, en un año donde tocaron adultos, equipos de orientación escolar, escuelas especiales. No se pudo”.

La fuerza del movimiento hizo “que retrocedieran…logramos que no nos recorten las horas en términos generales. Hay casos puntuales de algunas materias donde va a ser gradual, no pudieron avanzar en lo primero, que era un recorte brutal. Sientan un precedente sobre la metodología que usan que es la no consulta… esa parte no se la pudimos ganar. Yo creo que es uno de los conflictos que tuvimos en educación donde el éxito fue más grande…Nos da tiempo afrontar otras movidas. ¿Cómo van a continuar? No sabemos”. En ese contexto el gobierno cambió la estrategia y avanzó con “reuniones bastantes clandestinas… con invitación personalizada… con el objetivo explícito de actualizar los contenidos. Con respecto a la educación, de formación general, se corren y dicen que se van a adaptar a lo que decida la Educación Secundaria general… Ellos argumentan que esa es la consulta pero nadie tenía acceso. SUETRA [Sindicato Unido de Educadores Técnicos de la Rep. Arg.] se metió ahí, con cierto tono crítico pero fueron parte de eso. Cualquier reforma tenía que convocar a los docentes, estudiantes, organizaciones populares, pequeños empresarios y demás”.

Centros Formación Profesional:

Otro ámbito de ajuste fueron los Centros de Formación Profesional (CFP), esenciales para una formación laboral directa (mecánica, gastronomía, electricidad, construcciones, peluquería, etc.). Un volante explicaba: “Enseñamos OFICIOS que te ayudan en la búsqueda de trabajo o te permiten AUTOEMPLEARTE”. Son alrededor de 300 en la provincia y estaban bajo la órbita de la DGCyE (algunos conveniados otros con dependencia directa). Aún en precarias condiciones funcionaban y brindaban un importante espacio educativo sobre la base de cierta protección laboral. Hoy están en riesgo ya que Vidal los traspasó (Res. 585/18) del ámbito de Educación (DGCyE) al del Ministerio de Trabajo.

Durante 2018 la oposición a la medida tomó fuerza con movilizaciones y denuncias públicas. Se advertía la intención privatista al restringir la oferta oficial de carreras gratuitas, imponer una restricción etaria (16 y 35 años) y la validez de título provincial (antes nacional). En términos laborales, el cambio de dependencia excluiría a los docentes del Estatuto lo cual, afirmó un docente, “implica la pérdida de nuestros derechos… antigüedad, el salario y el estatuto”(12).

En una de las movilizaciones en diciembre de 2018, el director del CFP N° 414 de La Plata expresó: “Nos llegó una carta documento…en la que nos dicen que cierran el centro. Dejaron sin funcionamiento el convenio y quedamos desocupados 20 personas entre instructores, personal administrativo y auxiliares”(13). Este centro dictó en 2018 más de cuarenta cursos. Aseguró además que en la provincia hay “otros setenta centros que están teniendo problemas con la planificación para el año que viene”. De hecho el diario indica que desde “el año pasado los centros pasaron a tener una doble dependencia: los sueldos y la certificación educativa dependen de Educación, mientras que son monitoreados, evaluados y organizados por el Instituto de Formación profesional del Ministerio de Trabajo”.

Finalmente, Rocío (14) nos explicó la situación en 2019: “El traspaso ya fue efectuado a finales del año pasado. Todavía estamos en instancia de lucha para que no se termine de hacer efectivo el traspaso de los trabajadores, de los docentes y no docentes, porque todo lo que es curso ya se pasó, se creó el Instituto… Ahora estamos en instancia de que no nos pasen y nos precaricen a los docentes; que no nos pasen como laburantes contratados y monotributistas, esa es la idea final”. Si bien en el proceso de lucha se han ganado algunas cuestiones, muchísimas se han perdido.

La reforma en los Equipos de Orientación Escolar (EOE):

La Resolución 1736/18 modificó de manera drástica la conformación y función de los EOE. Estos espacios históricos de ajustes en educación (no conformados en la totalidad de las escuelas, ni con la totalidad del personal establecido por resoluciones de POF/POFA) nunca habían alcanzado la lógica actual. Los EOE funcionaban en muchas escuelas, fundamentalmente en los niveles inicial/ primario. Si bien en términos históricos nunca llegaron a estar integrados con todo el equipo de profesionales dispuesto por resolución (Orientador del Aprendizaje -OA-, Fonoaudiólogo -OF-, Médico -OM-, Social -OS-, Educacional -OE-), los cargos vinculados a lo social y educativo se cubrían vía Estatuto y el cargo de base era en la escuela. El profesional/docente se involucraba en cada caso, conocía a la comunidad y a las familias. 

La nueva resolución fue rechazada, entre otros, por el Colegio de Trabajadores Sociales de Buenos Aires a través de una nota. Allí explicaba que la resolución “convierte a los Equipos de Orientación Escolar (EOE) con pertenencia nstitucional, en equipos distritales (EOED), dando cuenta de la profundidad del ajuste estructural…en la órbita estatal, ya que la ausencia de cargos docentes es cubierta por la intensificación de la labor de quienes se desempeñan actualmente en dichos espacios”(15). Continuaba: “no solo se precarizan los procesos de intervención… sino que se altera la normativa vigente… que establecía la designación de un Equipo de orientación escolar por escuela”. La ingeniería del ajuste en este ámbito busca eliminar los cargos en las escuelas. Los titulares ya designados permanecerán, sin embargo quienes no lo sean formarán parte de los EOED. En la medida en que un titular se jubile, renuncie, cambie de distrito, pida MAD, etc. esos cargos ya no serán cubiertos. Así, reducidos equipos distritales se ocuparán del conjunto de las escuelas, precarizando la intervención y las condiciones de trabajo, afectando su salud laboral y la de los docentes en las escuelas.

En sintonía con esta problemática, fuera del ámbito educativo, se encuentra el ajuste presupuestario y la reducción del personal en los Servicios Locales dependientes de la Dirección de Niñez y Adolescencia de cada municipio. Los Servicios Locales son las instancias municipales con las cuales articulan trabajos los integrantes de los EOE.

Conclusiones:

La ingeniería del ajuste ha llegado a límites insospechados en determinados sectores del sistema educativo e impacta de lleno en las fracciones sociales más vulnerables en un contexto de crisis macroeconómica. En muchos casos se profundizan prácticas precedentes de flexibilización laboral y pedagógica, en otros recurre novedosas innovaciones. La fragmentación estratégica del avance ha sido útil para evitar una reacción unánime de los sindicatos, en ocasiones cómplices con algunas de las políticas propuestas. Por su parte, la estrategia gremial basada en paros aislados (28 en 2018) y focalizados en lo salarial solo ha logrado el autodebilitamiento. De ahí que ciertas políticas oficiales solo fueron enfrentadas, con diversos grados de éxito, por la organización de las comunidades educativas y diversas corrientes gremiales, secundadas por las conducciones sindicales. En tanto el gobierno pudo avanzar no solo con la imposición de un presupuesto inaceptablemente bajo (23,95% del presupuesto general 2019) y maniobras específicas de ajustes, sino también con una sustancial rebaja real del salario (32 % de incremento, frente a 47,6% de inflación en 2018). 2019 demanda una nueva estrategia gremial para frenar una fuerte ofensiva.

5 de febrero, 2019. Por Virna Quentequeo y Lorenzo Labourdette, con aportes del grupo editorial de Punto Docente (CAPEGH).

Nota: Agradecemos una devolución crítica de este material que pueda profundizar el debate y enriquecer los argumentos ya sean a favor o en contra de lo expresado.

 

Notas al pie:

(1) Ver Oreja Cerruti María Betania y Carcacha Guillermo, “Capital, educación y crisis” en Revista Mascaró, Año 4, N°30, mayo-junio 2015. En línea: https://puntodocente.wordpress.com/documentos-de-difusion/ .

(2) Romina De Luca, “¿Por qué luchamos?. Defendamos la educación de la degradación”, El Correo Docente, Año 1, N° 1, Mayo 2016.

(3) Ver Perfil, “El 33,6% de los argentinos son pobres, según la UCA”, en línea: https://www.perfil.com/noticias/economia/%2033- coma-6-por-ciento-argentinos-pobres-segun-universidad-catolica-argentina%20.phtml

(4) UNICEF, “El 40% de los niños, niñas y adolescentes en Argentina es pobre”. 4/12/18. https://www.unicef.org/argentina/comunicados-prensa/el-48-de-los-ni%C3%B1os-ni%C3%B1as-y-adolescentes-en-argentina-es- pobre

(5) Martín Dinatale, “Alarmantes datos de pobreza infantil en el Conurbano: el 63,7% de los chicos padece déficit de vivienda y un 37,7% depende de los comedores escolares”, Infobae, 15/7/18. https://www.infobae.com/politica/2018/07/15/alarmantes-datos-de- pobreza-infantil-en-el-conurbano-el-637-de-los-chicos-padece-deficit-de-vivienda-y-un-377-depende-de-los-comedores-escolares/

(6) ANRed “La Argentina de Cambiemos: crece la desocupación y afecta principalmente a las mujeres”, 21 de diciembre, 2018. En línea https://www.anred.org/?p=108336&fbclid=IwAR3U_V1a1GakAldMkafqqfjzg7yr0yN85FnYC45p3iyP6LtZp2GZuA4bsVU

(7) Fernando Menéndez, docente en Adultos, Colectivo de Trabajadorxs de la Educación, Lista Amarilla, Delegado SUTEBA LP.

(8) Novedad relativa porque durante el anterior gobierno se había institucionalizado una modalidad similar, los CESAJ (Centros de Escolarización Secundaria para Adolescentes y Jóvenes entre 15 y 18 Años) que “atendían a la población de primer ciclo desfasada o desescolarizada que se reinsertaba en cuarto de superior…En todas las situaciones la apertura de ese tipo de oferta implicaban precarización de contenidos, trabajo en negro, a término, sin estabilidad, sin derechos. La nueva ofensiva de Vidal va en una lectura similar, los CESAJ se reemplazan por Bachilleratos Juveniles a dos años o Aulas de Aceleración”.

(9) Romina De Luca, Op. Cit.

(10) José Kiefel, Docente del ISFD N° 9, Delegado de SUTEBA LP.

(11) Diálogo con Héctor Gómez, Delegado de la EET N°2 (V. Elisa La Plata), Lista Azul y Blanca, Delegado de SUTEBA LP. 

(12) M. Durand, “Integrantes de Centros de Formación Profesional volvieron a manifestarse…”, EL DIGITAL, 19/3/18 http://www.el1digital.com.ar/articulo/view/72402/integrantes-de-centros-de-formacion-profesional-volvieron-a-manifestarse-contra- el-pase-al-ministerio-de-trabajo

(13) Tiempo Argentino, “Vidal Cierra Centros de Formación Profesional en la provincia”, 12/12/18 https://www.tiempoar.com.ar/nota/denuncian-cierres-de-centros-de-formacion-profesional-en-la-provincia

(14) Rocío, Docente en Centros de Formación Profesional de La Plata. 

(15) CTS de la Pcia. de Bs. As., “Rechazo a la resolución 1736/18 de la DGCyE – En defensa de la Educación Pública y lxs trabajadorxs de educación”, 21 junio, 2018. En línea: http://catspba.org.ar/rechazo-a-la-resolucion-1736-18-de-la-dgcye-en-defensa-de-la-educacion-publica-y-lxs- trabajadorxs-de-educacion/

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.