X

Buscar en Contrahegemonía web

X

Mantengámonos en contacto

[email protected]

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

Carta abierta por el derecho al agua

''

Al Sr. Mauricio Macri

Presidente de la Nación

Al Sr. Mariano Arcioni

Gobernador de Chubut

A las/os Diputadas/os Provinciales

Al Sr Carlos Linares

Intendente Comodoro Rivadavia

Te puede interesar

Una resistencia de 527 años

A la Sociedad Cooperativa Popular Limitada

A la comunidad en general 

 

El Foro Ambiental y Social de la Patagonia expresa su preocupación e indignación ante la falta de respuesta de los distintos organismos nacionales, provinciales y locales, a los periódicos y prolongados cortes de agua que se producen en la región.

El acceso al agua y al saneamiento constituyen un derecho humano básico reconocido por la resolución 64/292 de la ONU por lo cual el estado argentino tiene el deber de respetar y garantizar, como así también la Convención sobre los Derechos del Niño/a y Adolescente, un tratado con jerarquía constitucional consagrado en el art 75 inc 22 de la Constitución Nacional, normas que aseguran el “suministro de agua potable, teniendo en cuenta los peligros y riesgos de contaminación del medio ambiente.”

Es lamentable que durante sucesivos gobiernos no se hayan tomado las medidas necesarias para dar una solución definitiva a esta problemática. Tampoco existen propuestas ni obras que permitan conservar y preservar el agua para las actuales y mucho menos las futuras generaciones. En ese marco y ante el inminente comienzo del ciclo lectivo 2019 es que solicitamos lo siguiente: 

1) Declarar la emergencia hídrica en la Cuenca del Golfo San Jorge. 

2) Gestionar la urgente instalación de plantas potabilizadoras del Ejército Argentino  ante situaciones de excepción entendiéndose por tales los cortes de agua que superen las 12 hs en las ciudades que dependen del acueducto Lago Musters: Comodoro Rivadavia, Rada Tilly, Sarmiento y Caleta Olivia. 

Es importante recordar que la Organización Mundial de la Salud plantea que “el acceso óptimo al agua, es el consumo de una cantidad promedio de 100 litros por persona,  abastecida de manera continua a través de varios grifos en el que se atienden todas las necesidades de consumo e higiene.”

Hacemos hincapié en el estado de vulnerabilidad de niños/as, ancianos/as y discapacitados/as y consideramos que es tarea del estado y las instituciones correspondientes distribuir el agua de manera gratuita. 

3) Gestionar el financiamiento y la realización de las obras hídricas que se requieran para la normalización de la provisión del servicio de agua potable a los municipios de la cuenca. 

El acueducto actual tiene 60 años de funcionamiento y cientos de roturas por lo cual es necesario un nuevo acueducto, como así también el recambio de cañerías dentro del ejido de Comodoro Rivadavia. 

El Código ambiental de la Provincia del Chubut (Ley XI n° 35) en su art 4 indica que el estado debe utilizar ordenada y racionalmente el conjunto de los recursos naturales entre ellos el agua. No es posible que millones de litros se observen por las calles de la ciudad por no tomar la decisión política de cambiar la infraestructura actual, cuestión de la que son principales responsables la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, el Instituto Provincial del Agua y sus respectivos poderes ejecutivos. 

4) Exigimos que el agua sea distribuida principalmente para consumo humano ya que sabemos que mientras la población no cuenta con este derecho, las empresas petroleras continúan con sus actividades, utilizando este bien público.

5) Llamamos a la comunidad a participar masivamente de un Pacto por el Agua donde los distintos sectores formen parte de las decisiones que hagan a su gestión.

Las comunidades manifiestan su hartazgo diariamente ante la falta de agua que interfiere en el normal funcionamiento de las instituciones y al interior de los hogares. 

Las deficientes condiciones en que ingresa el agua a los domicilios después de un corte prolongado, provocan enfermedades como gastroenteritis en niños, lo cual genera un peligro en la salud pública. Por otro lado perjudica las actividades comerciales, sobretodo gastronómicas y agrava la problemática educativa toda vez que se deben suspender las clases por no contar con agua para beber ni para los sanitarios, lo cual se suma a los días sin clases que en los últimos años se produce por la falta de respuestas a demandas laborales.

Ante este daño que se le causa a la comunidad vulnerando el derecho al agua, a la salud, a un ambiente sano, es que instamos a los funcionarios a cumplir con sus deberes de funcionarios públicos. Su falta de respuesta nos pone ante la decisión de recurrir a la justicia en caso de continuar este indignante panorama.

Comodoro Rivadavia, 18 de Febrero de 2019.-

Comentarios

Todavía no hay comentarios. ¡Iniciá el debate!

Todos los datos son obligatorios, tu dirección de correo no será publicada