X

Buscar en Contrahegemonía web

X

Mantengámonos en contacto

info@contrahegemoniaweb.com.ar

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

Darío Santillán, ese joven hombre nuevo

21 Jan,2019

por | Anto Castiglione

El viernes 18 de enero Darío Santillán hubiese cumplido 38 años de edad, y por primera vez, familiares, amigos y compañeres  de militancia decidieron hacer un festejo público en el predio de Roca Negra, ubicado en la localidad de Monte Chingolo, partido de Lanús. Porque muchas veces bailar, luchar, reírse y encontrarse es la mejor manera de vencer la muerte.

   

"Quiso ser justo allí donde lo justo escasea como los lirios en el potrero / Eligió por puerto un barrio donde sólo abundan los caminos / Que llevan al cementerio"

   

"Trabajó duro en la bloquera (lo más duro fue organizarla) / Trabajó duro levantando la salita de salud y la biblioteca / Trabajó duro moviendo las conciencias / En el pueblerio duro del sur"

   

"Quiso ser justo: o sea que su acción diera sentido / a la idea primigenia de la vida, / la que mueve las almas y los sueños; / o sea darle finalidad de bien común / a la reproducción material de la existencia"

   

"Quiso ser justo y cuando el hambre no tuvo respuesta / Recogió piedras para acompañar las palabras – y las palabras / fueron más limpias y más sonoras  / Y cortó las calles, las rutas y los puentes / para no cortar / el dulce hilo de la vida"

      "Y sonrió con la bella arrogancia del justo: no somos elefantes para morir en soledad, dijo Aunque cierren los ojos y nos desprecien, aquí estamos… Aunque nos declaren la guerra seguimos en el viaje, dijo Y junto a sus compañeros del barrio que cuidaban su navío Alzó sus manos con palos hacia el cielo Como si fueran la corona triunfante de la tierra…"            

"Esa mañana como nunca la gente del reclamo a flor de piel estaba allí / con tantas cicatrices como mil colores Sobre los cuerpos sin artificio / También como nunca las fuerzas del poder los esperaban"

   

"Otra vez la historia se obstinó en mostrar / Que las armas en manos del poder / Pueden más que los corazones desarmados…"

   

"Apenas tuvo tiempo de tomar la mano del compañero en agonías / No es bueno que muera en soledad… Es necesario que alguien sostenga su mirada… / Es justo morir a su lado, acaso dijo…"

    "… Dio su espalda a la partida de asesinos Los tiros fueron muchos y sintió que una nube de brazos lo subían otra vez a su navío Y mientras los vientos y las aguas lo llevaban del este hacia el oeste Vio como las rojas y amarillas, humildes mariposas del bañado Nunca antes tan brillantes Rompían con sus alas Las puertas de cristal del paraíso…" Extractos de "Pasión por la justicia (pensando en Darío Santillán)", del poeta Vicente Zito Lema.     Darío Santillán fue un militante social y político argentino asesinado el 26 de junio de 2002 en una de las más terribles represiones de la historia reciente de nuestro país recordada como la "Masacre de Avellaneda". Tenía apenas 21 años cuando fue fusilado por la policía bonaerense mientras auxiliaba a Maximiliano Kosteki, otro joven que al igual que él, participaba de los movimientos de trabajadores desocupados de la zona sur del conurbano bonaerense. A pesar de que en 2006 fueron juzgados y condenados los responsables materiales del hecho, todavía falta sentar en el banquillo de los acusados a Eduardo Duhalde, Felipe Solá y todos los encargados de planificar y dar la orden política de matar. Desde 2013 la estación de trenes Avellaneda lleva el nombre de "Estación Darío Santillán y Maximiliano Kosteki" en homenaje a los jóvenes luchadores.   Fotos: Anto Castiglione. Texto: Luis Hessel.

Comentarios

Todavía no hay comentarios. ¡Iniciá el debate!

Todos los datos son obligatorios, tu dirección de correo no será publicada