El extraño de pelo largo: rebeldía en la cabeza

En 1968 en gran parte del mundo los jóvenes emergían como un nuevo actor social y sujeto de cambio en la sociedad. Los jóvenes cuestionaban la visión conservadora y el autoritarismo en todos los ámbitos de la vida, bajo múltiples aspectos sociales, políticos, educativos, culturales;  y también de las costumbres, la moral sexual, los vínculos y la familia.

La forma de mostrar el cuerpo y de expresarse con él, por ejemplo al bailar, y la moda y el arreglo personal estaban siguiendo una marcada diferencia con los de los mayores.  La minifalda para las chicas y el pelo largo para los varones eran signos claros de esa identidad joven, desenfadada y rebelde.  Por el largo del pelo se entablaron encarnizadas batallas en la Argentina de la dictadura de Onganía,  y su significado se reflejó también en la música, el cine, la fotografía y otras expresiones artísticas.

Recordamos aquí un tema musical que se transformó en un símbolo de aquella manera de rebelarse: El extraño de pelo largo, de La joven guardia, compuesta y grabada en 1968, que alcanzó enorme popularidad convirtiéndose de una canción liviana y bailable en otra masivamente contestataria.

En el programa Cómo hice Emilio del Guercio  entrevista a Roque Narvaja, voz y líder de la banda, y a Enrique Masllorens, bajista, ambos compositores del tema, y se cuenta acerca de la creación musical de aquellos años y del contexto político y cultural de los rebeldes de pelo largo que solían pagar con el corte al rape en una seccional de policía aquello que diría más tarde otra canción célebre: que preferían tener el pelo libre que la libertad con fijador.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.