X

Buscar en Contrahegemonía web

X

Mantengámonos en contacto

contrahegemoniaweb@gmail.com

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

Fuentes de la Semana Trágica

17 Jan,2019

por Contrahegemonia Web

''

Compartimos voces y miradas de algunos de los actores de aquella semana de enero de 1919 que dan cuenta de la perversidad, el desprecio y el fascismo de las clases dominantes pero así también la dignidad y férrea convicción de los anarquistas en querer transformar la sociedad.

“Señor presidente: yo no veo sino dos remedios a este mal, uno el de oponer a la violencia el sentimiento nacional hoy tan olvidado en el país que todo ciudadano que tenga en sus venas sangre argentina o que siendo nacionalizado presta el concurso de su brazo o de su mente al país, se oponga defendiendo todo lo que debe sernos sagrado, nuestras tradiciones, nuestro pasado, nuestros hombres. Hagamos mover la república entera, de un extremo a otro, estimulando el sentimiento nacional, y a las fuerzas conservadoras, a los que llevamos sangre argentina, como a la masa extranjera nacionalizada o no, a todos los hombres de buena voluntad, a los que aman el orden, que respetan la ley y que aman a nuestro país para que se opongan a la turba bárbara”

Declaración de Luis Agote, diputado conservador en Godio, Julio, La Semana Trágica, Bs As, Hyspamérica, 1985.

 

“La consigna del comunismo era la de extenderse por el mundo entero, asegurando así el dominio que acababa de imponer sobre Rusia. Nuestra patria fue una de las primeras víctimas codiciadas. Tal es el verdadero origen de la Semana Trágica de enero de 1919. El comunismo intento abolir la llamada aristocracia, neutralizar a la iglesia y apoderarse del gobierno. Juzgó necesario abolir la aristocracia, porque –dijeron los comunistas- ella se consolidaba a expensas del proletariado que explotaba. Puedo dar fe de que se hallaban confeccionadas las listas de los acusados cuyas cabezas se debían tronchar y cuyas confortables mansiones se iban a distribuir. Juzgaron también necesario neutralizar a la iglesia, porque ésta –según manifestaron- …propaga el opio del pueblo para contener sus reivindicaciones. Intentaron igualmente apoderarse del gobierno. Pero al frente de Campo de Mayo se hallaba un patriota, un militar sin tacha y sin miedo. Marchó sobre la capital. Le fueron conferidos los poderes necesarios. Se derramó mucha sangre. Así se salvaron el gobierno y el honor. Lo que aún no se ha salvado es la omisión de la gratitud nacional, que todavía no ha hecho justicia al hombre, cuyas confidencias conservo invioladas en el alma: el general de división Luis Dellepiane”

Romero Carranza, Ambrosio, Iterinario de Monseñor de Andrea, BS As, mimeo, 1957.

 

“El día 19 de enero se constituyó la Liga Patriótica, sesionando para ello en el Centro Naval. El diario radical La Época relató extensamente el carácter de la reunión y sus resoluciones. Presidio la reunión el vicealmirante Domecq García, quien luego de exponer las razones por las cuales se formo la “guardia civil”, dio lectura a las bases de la Liga Patriótica argentina.

Primero: “estimular el amor a la patria por parte de la población y reafirmar que toda solución a los problemas del país debería encauzarse por vía constitucional”.

Segundo: “constituirse en guardián de la argentinidad y prevenir a todo extranjero que para habitar en el país debería respetar sus instituciones”

Tercero: “actuar con decisión contra los agitadores, denunciándolos ante la justicia y presionando a ésta para que actuase con firmeza”

Cuarto: “apoyar toda iniciativa favorable a estos objetivos, y apoyar el magisterio en su labor de inculcar los principios de argentinidad”

Quinto: declaraba que la “Liga era una entidad autónoma, que las diversas asociaciones que se le habían adherido, solo lo habían hecho a los efectos de colaborar”.

Sexto: “dar a la Liga el lema de Patria y orden”.

Godio, Julio, La Semana trágica, Bs as, Hyspamerica, 1985.

 

“reunido este Consejo con representantes de todas las sociedades federadas y autónomas, resuelve: Proseguir el movimiento huelguístico como acto de protesta contra los crímenes del Estado, consumados en el día de ayer y anteayer. Fijar un verdadero objetivo al movimiento, el cual es pedir la excarcelación de todos los presos por cuestiones sociales. Conseguir la libertad de Radowitzky y Barrera, que en estos momentos puede hacerse, ya que Radowitzky es el vengador de los caídos en la masacre de 1909, y sintetizar una aspiración superior. Desmiente categóricamente las afirmaciones hechas por la titulada FORA del IX congreso, que hasta el miércoles a la noche solo “protesto moralmente”, sin ordenar ningún paro. La única que lo hizo fue esta Federación. En consecuencia, la huelga sigue por tiempo indeterminado. A las iras populares no es posible ponerles plazo: hacerlo es traicionar al pueblo que lucha. Se hace un llamamiento a la acción. Reivindicaos, proletarios. Viva la Huelga general revolucionaria. El consejo general.”

Manifiesto de la FORA V° Congreso del 10 de enero, en Godio, Julio, La Semana Trágica, BS As, Hyspamerica, 1985

 

“Se nos dice que en el interior se propaga, no la huelga, sino la revolución social. Pero, señor presidente, yo no supongo a ningún diputado tan ingenuo en creer en la posibilidad de una revolución social en la República argentina ni por los procedimientos de violencia que se quiere hacer creer. ¡Qué revolución social ni que ocho cuartos en este momento histórico del país! Apenas los obreros formulan reclamaciones humanas y justas que todos conocen que es indispensable sean otorgadas…declaro también a la honorable cámara que repudiamos a la anarquía, venga de donde venga, de abajo o de arriba. La anarquía es el desorden, es el caos, no construye nada y destruye todo. Nuestros más mortales enemigos son los anarquistas de todos los ambientes sociales…estamos, pues, señor presidente, en nuestros puestos los diputados socialistas, muy en nuestros puestos, estamos en nuestras bancas, conquistadas por el esfuerzo de abajo, por el esfuerzo inteligente de un grupo de hombres a quienes una gran masa del pueblo –no diré la mayoría porque no lo es- ha enviado al parlamento a proponer leyes y no a batirse en los talleres Vasena.”

Fragmentos del discurso del diputado socialista Enrique Dickmann, en la sesión de la cámara de Diputados del 14 de enero de 1919, en Godio, Julio, La Semana Trágica, Bs As, Hyspamerica, 1985.

 

“En la reunión celebrada el día 8 por la FORA del IX Congreso hubo tres posiciones en cuanto a los objetivos de la huelga: una, sostenida por el consejo federal, es decir por la dirección de la central, que proponía restringir el programa a dos puntos: solución del conflicto con la empresa Vasena, satisfaciendo el pliego de reivindicaciones obreras, y la libertad de todos los presos por cuestiones sindicales; otra, propuesta por los ferroviarios, que propiciaban se agregasen al programa sus propias reivindicaciones… por ultimo la proposición del sindicato del Calzado que proponía un programa de reivindicaciones generales para toda la clase, haciendo hincapié en los siguientes puntos centrales: satisfacción del pliego de los obreros de la empresa Vasena, reincorporación de los municipales, telegrafistas y empleados postales cesantes a raíz de sus respectivas huelgas fracasadas, la jornada legal de 8 horas, derogación de las leyes de Residencia y de Defensa Social, abaratamiento del costo de la vida y libertad a los presos gremiales…triunfo la posición del Consejo federal por 19 votos, contra 6 de los ferroviarios y 3 del calzado”

Debate al interior de la central sindicalista el 8 de enero, en Godio, Julio, La Semana Trágica, BS As, 1985.

Comentarios

Todavía no hay comentarios. ¡Iniciá el debate!

Todos los datos son obligatorios, tu dirección de correo no será publicada