Karasu del PKK: La invasión de Afrin será una prueba para la humanidad

Karasu comentó que “Sin oponerse a la invasión de Afrin, es imposible evitar la presidencia de Tayyip Erdogan o el establecimiento de un sistema religioso y hegemónico en Turquía”.

El miembro del Comité Ejecutivo del PKK, Mustafa Karasu, escribió un artículo para el periódico Yeni Özgür Politika sobre la operación de invasión del estado turco contra Afrin, al norte de Siria, que fue traducida por el servicio de inglés de ANF:

Después de meses de propaganda del gobierno de AKP-MHP, comenzó la operación de invasión contra Afrin. Estos ataques constituyen una nueva práctica de la política hostil de AKP-MHP hacia los kurdos. El fascismo de AKP-MHP ve cualquier lugar en la tierra donde los kurdos se organizan a un cierto nivel o viven, como un objetivo para ellos mismos.

Afrin es una ciudad que limita con Turquía y los kurdos tienen una vida libre y democrática organizada en la ciudad. La existencia de tal ciudad en la frontera es una amenaza para la política de genocidio del gobierno fascista del AKP-MHP. Esta es la forma en que Afrin plantea una amenaza. Porque con su carácter democrático Afrin expone el carácter fascista del gobierno AKP-MHP. Esta es la primera razón del ataque de Turquía contra Afrin.

Tayyip Erdogan hizo que ISIS atacara Kobane en 2014. Querían estrangular a Kobane y la Revolución de Rojava con las manos de ISIS. Ayer intentaron estrangular los oasis de libertad y democracia con las manos de ISIS y hoy quieren hacerlo ellos mismos. Los términos “Corredor kurdo” y “Corredor terrorista” son solo versiones de la hostilidad hacia los kurdos.

Cuando ISIS estuvo presente a lo largo de la frontera de Turquía con Siria, el gobierno turco no los consideró como terroristas o como una amenaza. Por el contrario, apoyaron a ISIS. Ellos nunca se sintieron molestos con ISIS. Querían alimentar y criar a ISIS para que puedan ser utilizados para chantajear al mundo. Pero sus planes se frustraron luego de que los Revolucionarios de Rojava y las Fuerzas Democráticas Sirias derrotaran al ISIS.

Pero ahora entendemos que Turquía está comercializando las pandillas que alimentó y apoyó en el oeste del Eufrates y alrededor de Alepo al régimen sirio y Rusia. Turquía entró en Jarablus y al-Bab a cambio de las pandillas de Alepo. Ahora está invadiendo Afrin a cambio de Idlib.

Es depreciatorio y una pena que Rusia y el régimen sirio participen en una negociación tan sucia. En lugar de llevar al gobierno del AKP a dar cuenta de toda la destrucción que ha causado en Siria alimentando a estas pandillas, lo están recompensando. Bashar Assad y Rusia le dan a Tayyip Erdogan el precio final. Lo están llevando al poder una vez más. Mientras un enemigo como Erdogan es recompensado, Afrin, que se resistió contra las pandillas, se presenta al enemigo.

El régimen de Assad y Rusia deberían saber que, si los kurdos no se hubieran resistido contra las pandillas en Alepo, Alepo habría caído, y mucho mas en las otras partes del país. Las puertas de Damasco y Latakia también se habrían abierto. El barrio más estratégico de Alepo estaba controlado por los kurdos. Si las pandillas hubieran roto la resistencia kurda, las fuerzas gubernamentales nunca habrían podido resistir. Como cuestión de hecho, las fuerzas del gobierno toman el coraje de la resistencia kurda. La población kurda en Alepo es en su mayoría inmigrantes de Afrin. Ahora, al abrir el espacio aéreo a Turquía, Rusia y el régimen están ejecutando hostilidad contra la gente de Afrin.

Rusia y el régimen sirio organizaron un complot contra la gente de Afrin. Hace poco tiempo, Rusia dijo que no permitiría un ataque contra Afrin. Había soldados rusos en Afrin. Pero participar en un trato sucio con la gente de Afrin entrará en la historia como una de las relaciones más vergonzosas entre los estados.

Por supuesto, habrá buenas relaciones u hostilidad en política. Pero lo que hicieron Rusia y Siria no se puede describir con estos términos. Cuando actúa hostil contra alguien, debe tener razones para hacerlo. El gobierno del AKP-MHP es hostil contra los kurdos y trata de mantenerse en el poder. Pero qué razón tiene Rusia para actuar hostil contra los kurdos. Si el orgulloso pueblo ruso, que tiene una revolución en su historia, supiera de esto, sus rostros se pondrían rojos. Nadie tiene el derecho de poner esta carga en una nación (rusa) que apoyó los movimientos por la libertad e hizo una revolución.

Rusia y el régimen serán responsables de cada persona asesinada en Afrin. El mundo entero vio que el jefe de gabinete turco Hulusi Akar y Hakan Fidan, el subsecretario de inteligencia turca, fueron a Rusia para obtener permiso para usar el espacio aéreo sirio. El espacio aéreo sirio se abrió a los aviones de guerra de Turquía después de que funcionarios rusos se reunieron con Hakan Fidan y Hulusi Akar.

¿Cómo mirarán los kurdos a Rusia y al régimen de Assad después de todo esto? Rusia y el régimen de Assad se pegaron un tiro en el pie. Quienes se consideran a sí mismos como el régimen legítimo de Siria y quieren reunirse con los kurdos para resolver la crisis en el país, abrieron el espacio aéreo al fascismo AKP-MHP, enemigo no solo de los kurdos sino también de todos los pueblos de Siria. Ahora, ¿cómo dirá el régimen de Assad “ven y resolveremos nuestros problemas entre nosotros”? Cuando los kurdos muestran la actitud de resolver los problemas con el régimen, su manera de hacerlo significa derribar los puentes con los kurdos. ¿Puede un político en su sano juicio dar un paso que confrontará a los kurdos? Esto es pequeña política. Parece que querían manejar a los kurdos con la amenaza de Turquía. Este tipo de actitud solo creará hostilidad con los kurdos. Si creen que disciplinarán a los kurdos vendiendo a Afrin, enfrentarán un resultado opuesto.

La política de los Estados Unidos apunta a hacer que los kurdos dependan de sí mismos mediante diferentes métodos que son más complicados. En lugar de desarrollar una relación con los kurdos al verlos como una nación orgullosa, no se aceptarán trucos políticos mediante el uso de kurdos. Decenas de miles de kurdos fueron martirizados durante la lucha por la libertad. Los kurdos se resisten a los poderes con tendencias genocidas desde hace más de cien años. Y hay una resistencia continua durante los últimos cuarenta años. Mientras los kurdos dan su propia lucha por la libertad, también lo hacen por todo el Medio Oriente y la humanidad. Cinco mil kurdos fueron martirizados durante la lucha contra ISIS en el norte de Siria, Shengal y otras provincias. Los kurdos salvaron al Medio Oriente de la amenaza de ISIS.

EE. UU. es el miembro más grande de la coalición internacional contra el ISIS, pero sus comentarios de “Afrin no es un área de operaciones de la coalición internacional” y alentar a Turquía a entrar en Afrin carece de moralidad. La gente de Afrin resistió contra ISIS y Al Nusra. Si ISIS y Al Nusra no capturaron a toda Siria, eso se debe a la resistencia de la gente de Afrin.

Puede haber diferentes razones detrás de la declaración de los Estados Unidos que expresó que Afrin “era un área no operacional contra ISIS” y su aliento a Turquía para invadir la región. Tal vez querían poner a los kurdos y Rusia uno contra el otro y quieren beneficiarse de ello. “Los países grandes tienen tantas parcelas” como dicen los chinos.

La razón principal detrás del ataque de Afrin es la hostilidad contra los kurdos. Al allanar el camino para la invasión de Afrin, Rusia, el régimen sirio y los EE. UU. se asociaron con el fascismo AKP-MHP. Ahora están en una posición que apoya la hostilidad hacia los kurdos.

La segunda razón detrás de la invasión de Afrin por el fascismo AKP-MHP es que tratan de mantener su posición de gobierno. El fascismo AKP-MHP teme perder el poder en Turquía. Para Tayyip Erdogan, la única forma de proteger su asiento es entrar en una guerra que aumentará el chauvinismo y tratará de obtener más apoyo de la sociedad. No hay forma de que Erdogan continúe gobernando el país. Apoyar la invasión de Afrin significa apoyar el gobierno de Erdogan por otra década. Significa apoyo para un estado religioso y nacionalista.

Quienes apoyan la invasión de Afrin por parte del AKP-MHP han allanado el camino para que Erdogan permanezca en el poder. La apertura del espacio aéreo sirio por Rusia y el régimen es el paso para mantener a Tayyip Erdogan en la oficina. Entendemos que Assad y Erdogan volverán a ser hermanos. Erdogan, que insultó a Rusia después del derribo del avión de combate, pensando que recibirá apoyo de los EE. UU. y la UE, estará en los brazos de la otra parte a partir de ahora.

La UE y EE. UU. tienen la actitud de volver a causarle problemas a Erdogan, a los pueblos de Turquía mientras lo veían como una figura fascista hasta hace poco. Ahora entendemos que las declaraciones de diferentes círculos que dicen que Erdogan es fascista, un dictador, no son serias. Están contentos con el gobierno del AKP. Los funcionarios de EE. UU. y de la UE comentan “entendemos las preocupaciones de Turquía” y demuestran que están en malas relaciones con este gobierno fascista. En lugar de entender las preocupaciones de los pueblos de Turquía y los kurdos, comprender las preocupaciones de Erdogan es hipocresía. Eligen a Erdogan.

Necesitamos enfatizar esto una vez más: si Tayyip Erdogan y el gobierno del AKP-MHP causan problemas a la humanidad, aquellos que los respaldaron serán los responsables. Las políticas de los EE. UU. y de la UE estimulan especialmente a Tayyip Erdogan y al gobierno fascista del AKP-MHP. Es por eso que pueden insultar esos poderes incluso cuando tengan ganas de hacerlo. Porque Erdogan sabe que tragarán esos insultos debido a su visión capitalista oportunista.

Es ejemplar que aquellos que se llaman “kurdos”, “demócratas” o “anti-Erdogan” en Turquía no pueden manifestar una postura clara contra la invasión de Afrin. Nadie está en contra del fascismo AKP-MHP si no están en contra de la invasión de Afrin. Lo primero para quienes están en contra del fascismo del AKP-MHP debería ser oponerse a la invasión de Afrin, cuyo objetivo principal es permanecer en el poder. Es incluso más importante que la hostilidad contra los kurdos. La invasión de Afrin es un paso para que Tayyip Erdogan haga que su decisión sobreviva.

Ni el pueblo de Turquía ni Turquía mismo tienen intereses en la invasión de Afrin. El único interés es mantener el gobierno del AKP-MHP en pie. Por lo tanto, todos los poderes democráticos deben oponerse a la invasión de Afrin, y presionar a la CHP sobre este asunto. Aquellos que apoyan al gobierno del AKP lamentarán profundamente esto. Tayyip Erdogan utilizará la invasión de Afrin como un hito para crear una Turquía hegemónica religiosa. El sistema propuesto destruirá cada poder en su camino.

La oposición de quienes apoyan la invasión de Afrin es falsa. Sin oponerse a la invasión de Afrin, es imposible evitar la presidencia de Tayyip Erdogan o el establecimiento de un sistema religioso y hegemónico en Turquía.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.