Los Institutos de formación docente de la Ciudad de Buenos Aires se movilizan este jueves en rechazo al proyecto de creación de la controvertida Unicaba

El 22 de noviembre de 2017 las comunidades educativas de los Institutos de Formación Docente de la Ciudad tomaron conocimiento, a través de los medios de comunicación, del envío de un proyecto de ley, por parte del Ministerio de Educación de la Ciudad, que establece la creación de una Universidad Docente.

La creación de esta universidad (llamada generalmente “Unicaba”) implica la disolución de los 29 institutos que ofrecen la carrera docente en la jurisdicción. Se complementa con una reforma del plan de estudios y una modificación del estatuto docente (uno de los documentos que forman parte del marco jurídico nuestro sistema educativo).

Aunque en comunicaciones oficiales con distintos medios, la Ministra de Educación, Soledad Acuña, asegura que no se perderán puestos de trabajo, de modo extraoficial, desde la Dirección de Formación Docente, no ofrecen garantías sobre la continuidad laboral de los docentes interinos y suplentes. Estos constituyen una parte considerable de la docencia de los institutos.

El proyecto de ley despertó, desde su presentación, un amplio rechazo en la comunidad académica, en los claustros de estudiantes, docentes y graduados de los institutos, y en personalidades de la cultura en general.

De modo inevitable, esta iniciativa del gobierno porteño se enlaza con otras similares, que tuvieron lugar en provincias como Jujuy y San Juan.

En la primera la resolución N° 7239 establece el cierre de las carreras de Educación Inicial, Educación Primaria, Educación Física, Educación Secundaria en Ciencias de la Administración, en Ciencia Política y en Economía. Además, el decreto 4436/E 17 de presentismo quita derechos del estatuto docente).

En la segunda, mientras tanto, en el ministro de educación local anunció que se suspendería la cohorte 2018 en los Profesorados de Enseñanza Primaria e Inicial.

En este marco, la Coordinadora de Estudiantes Terciarios (CET), el Consejo de Educación Superior de Gestión Estatal, y distintos sindicatos docentes, convocan a marchar este jueves 12 de abril, a las 17 hs., desde el Ministerio de Educación de la Nación hasta el Ministerio de Educación de la Ciudad, exigiendo el inmediato e incondicional retiro del proyecto.

  • ¿Por qué exigimos el retiro del proyecto?

-La nueva Universidad nace con un carácter profundamente antidemocrático: el rector sería designado de modo discrecional por el Poder Ejecutivo Porteño, quien además se reserva el derecho de intervenir en ella en caso de “conflicto insoluble dentro de la institución que haga imposible su normal funcionamiento” o “grave alteración del orden público”.

-El proyecto de ley, que cuenta con tan solo dos carillas, se dio a conocer con una presentación de Power Point, en la que se le dedicaron apenas seis diapositivas. Las comunidades educativas y académicas no fueron consultadas. De hecho, el proyecto se elaboró en el más estricto secreto. Hasta el momento, y sacando las declaraciones a los medios de funcionarios del ministerio, no contamos con mayor información.

Dadas estas circunstancias, se impone el cuestionamiento a la rigurosidad con que se analizó un campo complejo y multideterminado, como lo es el de la formación docente.

-La reforma en el plan de estudios prevé que al menos un 30% de las materias sean cursadas de modo virtual. En el perfil del graduado que se define en la presentación de Power Point se emplean expresiones con un alto grado de generalidad, que no son específicas del campo de la didáctica o la pedagogía.

-Al establecer el principio de autarquía financiera, la Unicaba se enfrentaría, al igual que otras universidades públicas, al complejo desafío de generar recursos propios. Se abre, de este modo, la puerta al arancelamiento de los postítulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.