El movimiento se demuestra andando

      No hay comentarios en El movimiento se demuestra andando

La importancia de enfrentar las demandas unidas, exigiendo con creatividad y solidez, sin perder de vista que “a veces confundimos partidización con politización, y eso puede dividir. El peligro es perder de vista que todas las lógicas partidarias son patriarcales y el desafío es sobreponer las demandas feministas a esas lógicas”, dijo Soledad Deza* en sus respuestas para Contrahegemonía

 

1) ¿Cuáles fueron las luchas más destacadas del movimiento feminista este año y qué elementos posibilitaron su masividad?

La de Ni Una Menos me parece que fue central. Si bien fue una prolongación de la que se inició el año anterior, creo que el hecho de haberla sostenido de firma “autoconvocada” fue un hito. El miércoles negro así lo demostró. La de Belén me parece que también fue muy significativa porque pudo masivizarse pese a involucrar un tema como el aborto que suele ser desechado por algunos sectores que esta vez se mostraron conmovidos y apoyaron. Su falta de libertad impactó mucho; el Sistema Penitenciario nos la ocultó durante 2 años y eso es muy fuerte. Hay un movimiento de mujeres imparable, unido y, sobre todo, potente.

 

2) ¿Qué estrategias se desplegaron desde el gobierno, los medios de comunicación y el resto del bloque de poder para deslegitimar el movimiento? ¿En qué medida fueron eficaces?

En el caso de Belén, la estrategia del Gobierno fue el silencio, por un lado. Y por el otro, operar a través de los medios hegemónicos para invisibilizar el reclamo en términos de justicia. Ocultaron su carácter de víctima siendo funcionales con los discursos conservadores, que fueron los que violaron sus derechos y la violentaron. Y cuando no pudieron silenciar más Su condición de víctima, revelaron su identidad, preservada hasta por el Comité de DD.HH. de ONU. Le pusieron el micrófono a todos los actores estratégicos que estaban en su contra, menos a su defensora. Incluso a la defensora que la defendió mal. Fueron eficaces en obstaculizar la verdad, pero no pudieron detener que salga a la luz.

Se supo finalmente que Belén era una víctima, no una delincuente. El éxito fue el de articular con medios alternativos donde hay compromiso con la verdad y la justicia, no con el poder.

 

3) ¿Qué falencias o límites ve en el movimiento feminista?

A veces confundimos partidización con politización, y eso puede dividir. El peligro es perder de vista que todas las lógicas partidarias son patriarcales y el desafío es sobreponer las demandas feministas a esas lógicas, donde con matices, los reclamos de género continúan en la periferia. Pero veo puro crecimiento. Mucha cohesión a la hora de sostener esta lucha que es política y es social, que se hace en la calle y en las casas pero que también necesita de articulación con el Estado, de agenda y alianzas.

 

4) ¿Qué estrategias y formas de acción debe desplegar el movimiento de cara al año que viene, que es un año electoral?

La paridad y el aborto legal creo que son vertebradores. Necesitamos mujeres en cargos de Poder y necesitamos soberanía reproductiva. Los cuerpos de las mujeres no pueden seguir de rehenes estatales para el servicio público de la maternidad que reproduce la sociedad y los patrones patriarcales. Es un año de elecciones, debemos estar más “atrevidas” a la hora de interpelar candidatxs y ser más exigentes. El ajuste neoliberal nos distrae como urgente, de lo importante. Nuestros derechos no pueden seguir diluidos en la meseta liberal: necesitan recursos, presupuesto y decisiones políticas claras. Ser ciudadanas de primera tiene que ser nuestro objetivo principal a mi modo de ver y mientras no podamos decidir sobre nuestros cuerpos, la diferencia sexual es violenta en términos de desigualdad.

Creatividad para exigir y sortear los obstáculos. Pero también solidez a la hora de consolidar derechos. La ley no es la meca, pero sí es un punto de partida insoslayable.

* Integrante de Católicas por el Derecho a Decidir Argentina, y de Mujeres X Mujeres en Tucumán, defensora de Belén

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.