Olimpiadas Rio 2016, deporte, negocios y exclusión

Las olimpiadas, junto con los mundiales de fútbol, son los torneos que expresan mas acabadamente como la globalización capitalista es capaz de combinar una sinergia de intereses deportivos, comerciales, económicos, políticos, culturales, comunicacionales, urbanísticos y sociales y resumir en una actividad de carácter planetaria, la esencia de sus principales rasgos.

 

Un explosión de júbilo sacudió la playa de Copacabana, miles de personas celebraron cuando el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, anunció la designación de Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos de 2016. La imagen exultante de Lula recorrió el mundo, había afirmado que su país y Río de Janeiro necesitaban y merecían esta oportunidad y luego declaro : “Vamos a probar que el alma generosa de los brasileños va a hacer la más extraordinaria olimpiada que este mundo vio”. Fue el 2 de octubre de 2009 en la reunión del Comité Olímpico Internacional celebrada en Copenhague, cuando Rio de Janeiro fue elegida como sede de las olimpiadas del 2016 derrotando a las otra ciudades finalistas Chicago, Madrid y Tokio.

La importancia del evento quedo reflejada por las presencias estelares que se dieron cita para apoyar a las candidatas, Lula junto a Pele, Barak y Michelle Obama, los reyes de España, el presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y el ex presidente del COI Juan Antonio Samaranch, y el primer ministro de Japón, Yukio Hatoyama.

 

Rio contó a su favor con la realización de los Juegos Panamericanos 2007 y los entonces confirmados juegos Mundiales Militares en 2011, la Copa de las Confederaciones de fútbol en 2013 y la Copa del Mundo de fútbol en 2014. También peso el apoyo que los cariocas le daban al evento, al contrario de Chicago, donde sus habitantes no mostraban demasiado entusiasmo por la fiesta olímpica. Brasil se resarcía así de los intentos fallidos para organizar los Juegos Olímpicos de 2004 y 2012.

 

Detrás de la euforia de los cariocas, celebraron los agentes que se beneficiarían con los trabajos para los juegos, una alianza entre un circulo restringido de empresas del sector inmobiliario, de la construcción, el turismo y el entretenimiento y los miembros de los gobiernos nacional, estadual y local, que asociaron sus proyectos políticos al megaevento. Como veremos, en realidad estos últimos, los políticos, fueron los únicos que no concretaron sus objetivos.

 

Las olimpiadas, junto con los mundiales de fútbol, son los torneos que expresan mas acabadamente como la globalización capitalista es capaz de combinar una sinergia de intereses deportivos, comerciales, económicos, políticos, culturales, comunicacionales, urbanísticos y sociales y resumir en una actividad de carácter planetaria, la esencia de sus principales rasgos.

 

A nueve años de ese momento, lejos quedaron las promesas que servirían para recuperar las postales de esplendor y felicidad de la ciudad carioca, el sueño se transformo en distopia. Hoy Rio es un estado en quiebra, cruzada por múltiples conflictos, acontecimientos que provocaron que la imagen del país en el exterior se deteriorara, lo que el mundo ve de la “cidade maravilhosa, cheia de cantos mil” es que el agua de la bahía de Guanabara está contaminada, que tienen puntos con agua estancada que facilitan la proliferación del dengue y del zika, que la violencia es extensa y difundida, que la economía está en caída libre, que la corrupción está profundamente enraizada en el sistema político y que parte de la infraestructura fue construida a las apuradas y que ya se está mostrando signos de deterioro.
El COI con el oro asegurado

 

De acuerdo a sus propias cuentas, el próximo ciclo olímpico generará unos 8.000 millones de dólares para el COI, que lo administra en nombre del espíritu olímpico. Sus miembros ejecutivos al igual que los de la FIFA, pertenecen a la élite mundial y mantienen estrechas relaciones con los líderes políticos y los grandes empresarios de las ciudades que visitan. Pero como en otros ámbitos y latitudes, sus funcionarios no pueden escapar de lo que se ha convertido en ley internacional, estar involucrados en casos de corrupción, recibiendo pagos y prebendas para votar a favor de determinadas sedes. El mas conocido esta relacionado con la definición de la sede de las olimpiadas de invierno en Salt Lake City, con contribuciones de sponsors o manejos financieros como los que obligaron a las renuncias de Michel Platini a la UEFA y de Joseph Blatter a la FIFA

 

Los ingresos de esta multinacional del deporte con sede en la Lausana, Suiza, provienen de cuatro fuentes: televisión, patrocinadores internacionales y nacionales, entradas y licencias. El COI se encarga de los derechos de televisión y de los sponsors internacionales, mientras que los otros rubros son gestionados por los organizadores olímpicos de la sede elegida.1

 

En las últimas décadas el aumento del gasto en los Juegos Olímpicos alcanzó niveles inimaginables pasando de US$ 3,800 millones (Seul, 1988) a US$ 34,000 millones (Beijing, 2008). De acuerdo con las previsiones que se encuentran en el dossier de su candidatura, los JJOO de 2016 requerirán un total de gastos de US$ 8.600 millones, la mayor parte de estos recursos provendrá de las arcas públicas. Lo que se desconoce aún es, en primer lugar el costo real, y segundo, precisamente, cuánto del dinero público fue destinado al evento. No es casual que uno de los rasgos mas cuestionados sea la falta de transparencia en la toma de decisiones, caracterizada por una metodología autocrática y por la falta total de participación y control popular en toda la gestión del evento.

 

Al igual que la FIFA, el COI impone una serie de condiciones que deben cumplirse a rajatabla, sin margen de discusión y que la mayoría de la población desconoce, sus imposiciones repiten las formas de las exigencias de los grandes centros del poder económico y financiero mundial. El organizador no solo se compromete a realizar una serie de gastos en infraestructuras, seguridad o sanidad, sino que el gobierno avala cualquier tipo de pérdida en la que se pueda incurrir. Debe garantizar que no habrá otro evento similar durante las mismas fechas, proteger todas las marcas olímpicas, eliminar todo tipo de tasas e impuestos a bienes necesarios y a los extranjeros que trabajen en los JJOO, deben aprobar una legislación para evitar el llamado ambush marketing, es decir que las marcas competidoras de los patrocinadores de los JJOO no pueden anunciarse ni el transporte público ni en los aeropuertos.

 

“Los socios tenemos cláusulas de protección, es lógico ya que pagamos por los juegos olímpicos”, aclaro el gerente de Samsung. Además del gigante coreano los principales socios del negocio olímpico son: Coca-Cola, Acer, Atos, Dow Chemical, General Electric, McDonald’s, Omega, Panasonic, P&G y Visa. Estas once empresas pagaron 735 millones de euros al COI en el periodo comprendido entre las Olimpiadas de Beijing y Londres. Sin estos socios no habría juegos, aseguran desde el COI. Quienes visiten la ciudad olímpica no deberán sorprenderse entonces, que sólo se pueda pagar con tarjetas VISA o que la oferta alimenticia dependa de McDonald’s.

 

“La necesidad de crear grandes infraestructuras por parte del COI y de otras autoridades involucradas en la puesta en marcha de las olimpiadas nos aporta amplias oportunidades de negocio. De hecho, hemos facturado 1.000 millones de euros en ventas de tecnología para los cuatro últimos juegos olímpicos”, afirma la gerencia de General Electric. 2

 

Lo importante es ganar

 

La primera edición de los Juegos Olímpicos de la era moderna se realizó en Atenas, capital de Grecia. Conocidos oficialmente como Juegos de la I Olimpiada, se celebraron entre el 6 y el 15 de abril de 1896. Participaron 241 atletas masculinos de 14 países, que disputaron en 43 competiciones de 9 deportes, sin participación femenina. Hoy en Rio 2016 se practicaran 306 eventos de 28 deportes con la participación de 10.500 atletas.de 206 países, incluyendo las delegaciones que se presentan detrás de la bandera olímpica.

 

Si tenemos en cuenta que la ONU la integran 193 naciones, el COI es la organización mundial con mas países integrantes. Aunque esta multinacional del deporte se rige por el derecho privado, y como tal no rinde cuentas a ninguna instancia nacional o internacional, publica y democrática, sus decisiones se imponen por encima de la soberanía y leyes de los Estados.

 

Durante las primeras décadas de los Juegos Olímpicos de la era moderna, el mantenimiento de la calidad de aficionado a expensas de profesionalismo era una prioridad para el Comité Olímpico Internacional. Durante un largo periodo por ser acusado de profesional, especialmente en caso de victoria, se han despojado a varios atletas de títulos y se les impuso la prohibición de participar en torneos olímpicos.

 

Si bien durante mucho tiempo hubo una línea imprecisa que se dio en llamar deporte semi-profesional, es en los setenta y abiertamente en los ochenta cuando se consolida la idea de las olimpiadas rentables y por tanto la necesidad de contar con las estrellas profesionales para así garantizar la audiencia y en consecuencia el aporte de los sponsors. Los casos mas resonantes fueron la llegada de los tenistas profesionales en Seul 88 y el debut del dream team de la NBA de los EEUU, en Barcelona 92. Uno de los pocos deportes que se mantuvo fiel al amateurismo cambiara en Rio 2016, estos serán los primeros juegos de la historia en los que podrán participar boxeadores profesionales. Así lo decidió la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) mediante una votación realizada en Lausana.

 

“Lo importante no es ganar, sino participar”. La frase del barón francés Pierre de Coubertin, creador de los Juegos Olímpicos modernos, es posiblemente el lema más conocido de la historia del deporte mundial. La expresión es solo un recuerdo muy distante ante la realidad de la cita mas importante del deporte mundial. Triunfo, éxito es el único objetivo, el resto solo es la retorica que justifica y encubre la verdadera motivación, el ritual de la victoria como fin en sí mismo3

 

La búsqueda desesperada de éxitos tuvo un hito difícil de igualar, en los JJOO de Invierno en Sochi 2014, el estado ruso promovió un sistema de dopaje masivo de sus atletas para encabezar el medallero, según el informe divulgado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).4

 

Si bien los deportistas no cobran por parte del COI, los negocios de contratos y premios especiales se hacen de acuerdo a los resultados. El gobierno de España, por ejemplo, pagó a sus representantes 94.000 euros por cada oro, 48.000 por la plata y 30.000 por el bronce.

 

La atención puesta en la disputa por encabezar el medallero olímpico es una muestra de la encarnizada competencia que, desde el punto de vista del espíritu olímpico no tendría valor alguno.

También allí es fácil encontrar quienes dominan la escena del deporte, en Londres de las 962 medallas en juego casi el 60 % se concentro en 10 países y el 30% del total en solo tres países que representan el 1,5 % de todas las delegaciones; queda explicitado, quienes son los poseen los recursos para sostener la élite de la alta competencia. En este escenario, la amplia mayoría de los atletas se conforma con participar, con ser parte del coro de los derrotados, el marco para un acontecimiento desigual, donde los negocios se mezclan con el falso patriotismo de himnos y banderas. Que el patriotismo encuentre en el deporte su principal pasión no habla bien del deporte ni tampoco del patriotismo.

 

Tal como ocurrió en el mundial de fútbol, donde el propio Lula reconoció sorprendido que en el Maracana había pocos morenos, los cariocas pobres no tendrán acceso a las actividades que mas concitan su interés. Quienes quieran ver en vivo a las estrellas mas promocionadas del deporte, Usain Bolt, Neymar Jr, Michael Phelps, Novak Đoković, Kevin Durant o Emanuel Ginobili tendrán que tener muchos reales atesorados.5 Esta, junto a otras causas, significo que desde junio ya se hallan devuelto mas de 50.000 entradas adquiridas con meses de anticipación.

 

El deporte espectáculo tiene un pilar clave en las cadenas de televisión y los medios en general. La imagen y las noticias se concentran en los récords y las figuras que los producen, en la exaltación de los hombres y mujeres excepcionales que logran marcas increíbles, sus historias personales dan lugar a documentales que magnifican las posibilidades de triunfo basadas en la dedicación y el empeño individual. Una meritocracia deportiva donde, además del culto a la voluntad, se glorifica la bendición biológica de las condiciones naturales.

 

La apología del deporte de alta competición manifiesta un tipo de relaciones de poder que desde arriba ejercen las poderosas y burocráticas organizaciones del deporte, creando disciplinas, adaptando y ajustando al público a las pautas del consumo, a la percepción y aplicación de los modos y las normas que garanticen el orden jerárquico a escala global basados en la disciplina y el orden social. Cuando hablan de la aspiración a la excelencia, el noble afán de superación y el espíritu de sacrificio, en realidad nos dicen que el deporte mundial que vale es uno solo.

 

A pesar de proclamar el rechazo a la discriminación, de hecho alimentan las formas mas sutiles del no reconocimiento al diferente, en este caso se trata de millones que practican deportes y no forman parte de lo que se considera el pequeño núcleo de los capaces de ganarse un lugar en el podio.

 

Megaeventos, reforma urbana y remoción

 

La urbanización capitalista siempre ha generado las necesarias modificaciones en el espacio que le permitieron adaptarlo para garantizar su reproducción; en la actual época de su globalización, este mecanismo se explicita con notoriedad en los llamados grandes proyectos urbanos, GPU.

 

Las intervenciones a gran escala expresan una manera de pensar el funcionamiento, el paisaje y la vida social de la ciudad, un modo de concebir el urbanismo acorde a los procesos de transformación de las metrópolis, construyendo una reasignación de roles y relaciones entre el Estado y los actores privados. Para financiar los GPU, las ciudades entran en un sistema de permanente competencia que les permita ganarse un lugar de preferencia en la red de las urbes elegidas para inversiones y turismo. Esta pugna se verifica en la importancia que le atribuyen los gobiernos a la búsqueda para obtener la sede de alguno de los eventos que impone el calendario de las organizaciones del deporte mundial.

 

Los acontecimientos deportivos ofrecen la posibilidad de dar vía libre a esta lógica de la ciudad mercancía, impulsando una serie de proyectos de intervención urbana que se justifican con una publicidad que pone de relieve la necesidad de cambios y transformaciones que impone la cita olímpica, mezclándola con el estimulo al orgullo patriótico que exalta la identidad local, construyendo un imaginario colectivo que asocia a la comunidad con el éxito de la iniciativa creando una relación espacio temporal ficticio donde no se admite la critica. La cirugía mayor es esencial para asegurar los objetivos fijados por los organizadores, ocultando el carácter de los actos de apropiación privada y violenta de la propiedad pública.

 

En este sentido, Rio 2016 fue la continuación y profundización de las intervenciones que se iniciaron con los Panamericanos en 2007 y siguieron con el Mundial del 2014 6La mayor parte de las obras se concentra en Barra de Tijuca, un zona de vivienda y equipamiento para sectores de alta renta, un área en permanente expansión, donde se aloja la villa olímpica, la más grande construida para unos JJOO. La estructura, que albergará a 17 mil personas durante las Olimpíadas y 6 mil en las Paralimpíadas, cuenta con 31 torres de hasta 17 pisos y un total de 3.064 departamentos que luego serán comercializados de forma privada. Simultáneamente, áreas menos valorizadas como las zonas norte e oeste, salvo raras y puntuales excepciones, no han sido objeto de proyectos significativos. Todos los emprendimientos reiteran la metodología de socializar costos y privatizar lucros, estimulando el mercado inmobiliario a través de concesiones con ventajas impositivas, modificación de leyes regulatorias de uso del suelo, generando nuevas plusvalias urbanas y dando lugar a maniobras especulativas.

 

En Rio 2016 el golf volverá a los JJOO tras 112 años de ausencia. La construcción de un nuevo campo de golf, aunque ya existían dos en condiciones de ser usados, genero múltiples criticas Ubicado en la reserva protegida de Marapendi, también en la zona de Barra de Tijuca, organizaciones ambientalistas afirman que constituye un crimen ambiental, porque fue construido en un área donde existían varios animales amenazados de extinción. Las denuncias también están dirigidas a la empresa que realizo la obra que contó a su favor con la desregulación de normas urbanísticas, que fueron flexibilizadas para atraer inversores privados al proyecto. Ocupa una superficie de 970.000 metros cuadrados próxima al mar y con el aval de la Alcaldía la obra englobo 58.500 metros cuadrados del Parque Natural de Marapendi. Uno de los principales beneficiados por la obra es la empresa Cyrela, que tiene condominios de lujo enfrente al campo y que donó en 2012 dinero para la campaña electoral del actual alcalde Eduardo Paes.

 

Otra zona de alto impacto que esta siendo objeto de grandes transformaciones es el área portuaria

El master plan es Puerto Maravilla, un proyecto en ejecución que toma elementos de Puerto Madero y de la reforma de la región marítima de Barcelona. Esta zona fue elegida como un área a ser revitalizada a través de cambios radicales en sus actividades predominantes, con el fin de transformarlo en un centro de turismo, negocios y entretenimiento en combinación con nuevas inversiones en bienes raíces. Puerto Maravilla involucra entre otras reformas, amarras para grandes cruceros, restauración de almacenes, complejos residenciales y oficinas en Vila do Porto, museos y un acuario. Allí están planeadas lasTrump Towers Rio, las cinco torres de 150 metros de altura con la participación del magnate Donald Trump, candidato republicano a la presidencia de EEUU.

Esta parte de la ciudad es una de las primeras áreas ocupadas en la ciudad, es de gran importancia simbólica, abarca los barrios tradicionales de Gamboa, Salud, Santo Cristo y Cajú; tienen una importante herencia histórica que permite reconocer los rastros de la esclavitud, allí se encuentran las comunidades de el Pinto, Morro da Pedra Lisa, Pedra do Sal, el Morro da Conceição y Morro da Providencia7

 

Los cambios diseñados para esta zona fueron pensados para estimular el mercado inmobiliario y la especulación sobre el uso del suelo, prácticas basadas en un Estado facilitador de negocios, que complementa su misión con el ejercicio de la violencia contra las poblaciones de bajos ingresos presentes en estos territorios y una tarea de limpieza social, que barre a los sin techo de las calles, sostenida con el argumento de la seguridad y la necesidad de dar una imagen de ciudad ordenada y amigable.

 

Como se implemento en ocasión de los Panamericanos y del Mundial de fútbol, en Rio 2016 existe una relación directa entre los procedimientos de segregación, gentrificación y los megaeventos. Estos acontecimientos son utilizados por la élite política y económica como una oportunidad para poner en práctica aquellas intervenciones socio espaciales que de otro modo serian de mas difícil implementación, una de las principales es la remoción de favelas.

 

La reiteración de las representaciones hegemónicas que reflejan a las favelas como territorios del desorden, la violencia y el crimen, y la cosificación de sus habitantes, alimentan los instrumentos recurrentes de discriminación política y la reproducción de los estigmas sociales y culturales de los habitantes pobres de la metrópoli carioca. Dos millones son los moradores favelados que viven en la ciudad, muchos de ellos habitan en las zonas de los llamados polígonos de seguridad de los JJOO, áreas que son sometidas a controles y sistemáticas acciones represivas de alta letalidad, con el eufemismo de la pacificación.

 

Según un estudio realizado por la Universidad Federal de Rio de Janeiro, URFJ, entre el 2007 y 2016, fueron removidas 7.200 familias de 23 comunidades, la cifra impacta aunque este lejos de los récords olímpicos de Seul 88 con 72.000 desplazados y Beijing 08 con casi 100.000 de 15 aldeas. Estas remociones se encuadran dentro de un plan que tuvo como objetivo la realización de instalaciones deportivas, corredores viales y de transporte publico, conjuntos habitacionales privados, emprendimientos turísticos y áreas de recreación y cultura.

 

En todos los casos, el traslado ocurrió sin que los residentes tengan acceso a la información ni participación en el proyecto de urbanización de la zona a ser tratada, tampoco hubo evaluación del impacto social, ni se analizaron las opciones que el Ayuntamiento le ofrecía a los residentes, Esta practica atropella las normas establecidas por el Estatuo de la Ciudad, que además establece la necesidad de audiencias publicas y reconoce el derecho de la comunidad a ser parte en la toma de decisiones. La deslegitimación de las organizaciones de los favelados y la utilización de la justicia como instrumento contra los ciudadanos, abrió la puerta a las formas de coacción, amenazas y represión directa para neutralizar las distintas formas de resistencia que genero esta política.

 

Lula, del sueño a la pesadilla olímpica

 

Cuando Lula patrocino el mundial de fútbol en octubre de 2007 y las olimpiadas dos años después, el 30 de octubre de 2007, eran tiempos de vacas gordas, Brasil tuvo en 2007/08 una tasa de crecimiento del PBI de 5,4 % y 5,1% anual. Lula triunfo en el balotaje del 2006 con el 61 % de los votos, en 2010 termino su gobierno con la aprobación del 80 % de la población, en ese momento era reconocido como una figura de dimensión internacional, al frente de un país con activa participación en los BRICS y que consolidaba su liderazgo regional.

 

El PT construía su consenso policlasista, ampliando los beneficios sociales de los mas pobres, los negros, mujeres, homosexuales e indígenas, al tiempo que impulsaba la producción de commodities y garantizaba la maximización de las ganancias del capital financiero, del agro-negocio, de la minería, del sector energético, de la construcción civil y los operadores inmobiliarios.

 

Este cuadro inicia un viraje en la crisis financiera internacional del 2008, pero se expresa mas crudamente a partir de 2012, por una multiplicidad de fenómenos, externos reflejada en la caída del precio de los commodities, e internos, el sector hegemónico de la burguesía le retira su apoyo pues no garantiza el ajuste que les permita sostener su cuota de ganancia, aumentan el malestar y los conflictos sociales, se multiplican y amplían los escándalos de corrupción, que involucran al PT y sus aliados y el crecimiento se desacelera reduciéndose al 1% ese año y llegando a su punto histórico mas bajo en 2015 con un negativo de -3,5%.

 

Con este nuevo escenario los megaeventos deportivos pensados para acrecentar el prestigio político del PT y particularmente de Lula, su mentor, se revierten transformándose en creciente descontento. En 2013 se producen las mayores protestas y movilizaciones registradas en el país en décadas, el movimiento pase libre disparo una multiplicidad de reclamos y puso en evidencia nuevos y diferentes proyectos políticos. La Copa Confederación, pensada como un gran ensayo para el mundial, estuvo a punto de suspenderse por el clima de conflictividad que se vivía en Rio y anticipo el rechazo existente al mundial 2014, envuelto en un despilfarro de recursos y alta corrupción en momentos que la población reclamaba en las calles por el estado calamitoso de la salud, la educación y el transporte urbano. Lejos de apaciguarse la ira fue creciendo y el inicio de la Copa del Mundo, se concreta en medio de una fuerte represión que aisló al Maracana en mas de veinte cuadras a la redonda, mientras la policía militar usaba gases lacrimógenos, balas de goma y bombas de estruendo para reprimir a los manifestantes.

 

Lula, que se imagino en la fiesta inaugural de Rio 2016 al lado de su elegida Dilma Rousseff, disfrutando de las mieles del cariño y el respeto popular y con su imagen proyectada a millones de televidentes del mundo, hoy tiene a su sucesora, alejada de la presidencia, sometida a investigación y con escasas probabilidades de retornar al gobierno. En el palco estarán Michel Temer, el vicepresidente de su formula, devenido en primer mandatario y al prefecto de Rio, Eduardo Paes, ambos miembros del otrora principal aliado del PT, el PMDB, principal operador del golpe institucional destituyente.

 

El caso de Eduardo Paes es sintomático de la política alianzas y de gobernabilidad construida por el PT, cuyo resultado esta a la vista. Político conservador, que en 2005 calificó a Luiz Inacio Lula da Silva de “jefe de pandilla”, fue elegido en 2008 alcalde de Río de Janeiro por estrecho margen en segunda vuelta con el apoyo de Lula. El alcalde antes de ingresar en el PMDB, perteneció al Partido del Frente Liberal y al Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), ambos de oposición al gobierno del PT.

En 2012 fue reelecto, con el apoyo de una alianza variopinta de partidos, entre los que se encontraban el PT y PcduB, sin candidatos propios. Su campaña fue sostenida por el entonces gobernador del estado Sergio Cabral del PMDB y su vice Edilson Pires dirigente del PT.8

 

En medio de la represión desatada contra las protestas del 2013, Paes tuvo que mudarse de su domicilio en el selecto barrio de Leblon, pues tenia un escrache popular permanente frente a su vivienda. Se sostuvo por el apoyo incondicional de Dilma y Lula, quienes lo defendieron como factotumpara los JJOO.

 

Hoy la ciudad esta en quiebra, envuelta en un marasmo de conflictos, muchos servicios básicos están al borde del colapso, los hospitales cancelan cirugías porque necesitan espacio para lo que pueda pasar durante las olimpiadas, la URJ, la Universidad estadual esta cerrada desde abril y los docentes sin cobrar sus sueldos, los colegios públicos suspenden periódicamente las clases, con los docente en huelga9 y con la propia policía sumando su queja por la falta de suministros. 10.

 

Hay coincidencia en que los gastos para las Olimpiadas son una de las principales causas que llevaron a la ciudad a esta situación calamitosa. Las estimaciones oficiales reconocen un sobrecosto de 1.600.000 dolares, pero la mayoría de los medios y las organizaciones involucradas, aseguran que el dato es parcial y la cifra es mucho mayor.

 

Independientemente del desarrollo que tengan lo JJOO, la imagen mundial de Rio de Janeiro y de Brasil se ha empobrecido y el rédito político de quienes apostaron y promovieron su realización es francamente negativo. Según una encuesta de Datafolhael 50% de los brasileros esta contra la realización del evento, hace tres anos, apenas 25% eran contrarios a los juegos.

 

El legado

 

Uno de los argumentos mas frecuentemente esgrimidos para promover los JJOO, justificar las enormes inversiones y hasta tolerar los actos de corrupción, es el legado que quedara para la ciudad y toda la sociedad.

 

Si bien no se puede separar el análisis de Rio 2016 de la profunda crisis que vive Brasil, es innegable que su organización tiene causas y efectos propios que en varios aspectos son mas globales que la particularidad que afecta a la situación brasilera.

 

La producción de megaeventos deportivos tiene su propia dinámica y forma parte de las necesidades que plantea el capital en todo el planeta, donde la creación permanente de deudores es un rasgo distintivo del sistema financiero mundial. Tras la fiesta olímpica en Atenas 2004, Grecia enfrento un enorme déficit no presupuestado, que se relaciona directamente con la gigantesca deuda y la crisis económica y social que sufren los griegos. La ciudad de Montreal, por su parte, todavía está pagando la enorme deuda acumulada por los juegos de 1976. Incluso las inversiones realizadas en el modelo sobrevalorado de Barcelona 1992 fueron puestas en cuestión por los propios arquitectos y urbanistas que participaron de su realización.

 

En el caso de Atenas, además, la mayor parte de las instalaciones deportivas, que quedarían para disfrute de la población, están abandonadas y sin mantenimiento, fueron proyectadas para satisfacer exigencias del COI sin pensar en una escala acorde al contexto y sus posibilidades de uso y conservación futuras.

 

De este fenómeno no es ajeno Brasil, que ya experimenta la dificultad de sostener los elefantes blancos construidos para el mundial de fútbol, cuyo caso mas elocuente es el Areia de Amazonia, estadio que costo 300 millones dólares para jugar solo cuatro partidos de la fase inicial, tiene una capacidad de 42.000 espectadores mientras que la liga local tiene una media que no supera los 500 espectadores.

 

Otro razonamiento utilizado es que las reformas y el equipamiento e instalaciones urbanas realizadas quedarían para beneficio de los cariocas, pasado el mes de agosto.

El análisis muestra por el contrario, que son obras que usan la excusa de los JJOO para imponer transformaciones realizadas y empujadas por la necesidad de dar curso a la sobreacumulacion del capital, orientadas por el patrón socio-espacial dominante, que agudiza la segregación social, la fragmentación urbana y la especulación inmobiliaria, además de agredir el patrimonio histórico y ambiental.

 

En la medida que en los JJOO avanza el profesionalismo y el exitismo, tampoco habrá derrame ni estimulo en la practica del

deporte amateur, nadie apuesta en serio al papel social del deporte como ejercicio colectivo y menos aun en su vinculo con la realidad política y social. Son escasas las experiencias donde los triunfos deportivos de la élite competitiva han logrado modificar sustancialmente las estructuras que aseguren practicas amplias y democráticas para las mayorías.

 

“El Objetivo del Movimiento Olímpico es contribuir a la construcción de un mundo mejor y más pacífico[…] (Art. 1 de la Carta Olímpica). Sin embrago velar por la vigencia de los DDHH no ha estado entre las principales preocupaciones ni prioridades del COI que sistemáticamente se ha escudado en la asepsia social del deporte para evitar su contaminación con asuntos políticos, como las denuncias de violaciones a los DDHH. Rio 2016 no es la excepción, por el contrario el único interés demostrado por los funcionarios del COI es reforzar la seguridad a cualquier precio. La sanción de la Ley contra el terrorismo, fue aprobada con el pretexto de dar una mayor seguridad para los Juegos Olímpicos y significa también más violencia estatal contra la protesta legítima.

 

Con los efectivos que suma el Estado nacional, entre el 5 y el 21 de agosto, habrá un total de 80.000 policias, soldados y agentes contratados afectados a la seguridad, mas del doble de los involucrados en la seguridad de Londres 2012. Del total, el 51% son contratados a empresas privadas.11

La policializacion de la política y tiene como resultado el asesinato de los jóvenes negros en los barrios pobres por la policía militar y los grupos especiales en operativos de pacificación, UPP, que demuestra que mientras se celebra la fiesta de confraternidad deportiva, la continuidad de la represión selectiva y el racismo clasista del Estado se profundiza en una sociedad que vive coaccionada por el miedo. Según Amnistía Internacional la cantidad de homicidios producidos por la policía en la previa al torneo aumento un 135 % con relación al mismo periodo del año anterior.12

La idea de no mezclar la política con el deporte, para conservar su pureza, es inaplicable y siempre tiene una lectura sesgada. Esta interpretación, vale recordarlo, tuvo su versión mas nefasta con la realización de las olimpiadas de Berlín en1936, que Hitler aprovechó para demostrar al mundo las maravillas del nazismo, con la propaganda de Joseph Goebbels, la puesta en escena del arquitecto Albert Speer y la supervisión y filmación a cargo de la fotógrafa Leni Riefenstah.

 

Por otra parte la idea de pureza y de evento incontaminado, no se mide con la misma vara cuando se trata de mezclar el deporte con las corporaciones y sus negocios.

Es preciso una revisión completa de los modelos actuales utilizados para la evaluación de los los megaeventos deportivos, una comprobación exhaustiva del legado para las ciudades anfitrionas y las consecuencias previas y posteriores a su realización.

El espectro de análisis, debe abarcar no solo la ecuación económica y los deseos de ubicarse privilegiadamente en el mapa jerárquico de la ciudades, sino también y básicamente evaluar las transformaciones físicas y territoriales, sociales, ambientales y simbólicas, así como sus interrelaciones que se encuentran inevitablemente ligadas al patrón que rige el ejercicio del deporte, cada vez mas dominado por las necesidades de renta del capital.

 

En 2020 el show olímpico hará escala en Tokio y previamente, en 2018 pasara por Buenos Aires, donde tendrán lugar los JJOO juveniles. Nada indica que los parámetros que rigen el deporte mundial vayan a ser modificados para bien en esas sedes. La degradación del fútbol en Argentina es un amplificado y patético reflejo de la decadencia que corroe a la sociedad del deporte.

 

Schachter, Silvio

Revista Herramienta

 

 

Bibliografia

 

UFRJ Universidade Federal do Rio de Janeiro, IPPUR Instituto de Pesquisa e Planejamento Urbano e Regional: Os impactos da Copa do Mundo 2014 y das Olimpíadas, 2016, abril 2013

 

Barbosa, Jorge Luiz. Rio 2016: Jogos Olímpicos, favelas e justiça territorial urbana, Biblio 3W, junio 2010. Revista Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales, Universidad de Barcelona,

 

Mascarenhas Gilmar, Bienenstein, Glauco e Sánchez, Fernanda: O Jogo continua: Megaeventos esportivos e cidades. Rio de Janeiro: EDUERJ, 2011

 

Raquel Rolnik, Jorge Luiz Souto Maior, João Sette Whitaker e Guilherme Boulos: Brasil em jogo: o que fica da Copa e das Olimpíadas? Coedição: Boitempo e Carta Maior 2014

 

Carlos Vainer: Rio promove limpeza urbana e será mais desigual. Viomundo, enero 2014

Dossiê do Comitê Popular da Copa e Olimpíadas do Rio de Janeiro: Megaeventos e Violações dos Direitos Humanos no Rio de

Janeiro, Edição 2015

 

Adam Talbot: Um novo esporte olímpico: a limpeza social urbana, RIOONWATCH, relatos das favelas cariocas, junio 2016

 

Comite Olimpico Internacional, web sitie: https://www.olympic.org/

 

Comite Olimpico Brasil, Rio 2016, web sitie: https://www.rio2016.com/es

 

 

1-La trayectoria de la comercialización de los derechos de transmisión tuvo su punto de inflexión en 1984, con los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, ese momento que el crecimiento de los ingresos tuvo un salto espectacular. A partir de ahí se consolidó definitivamente una nueva forma de ver el deporte mediante la creación de una inseparabilidad de los intereses capitalistas en relación con este tipo de eventos

2-Un caso ejemplar de la importancia que estas firmas le conceden a los JJOO remite a la historia de Coca- Cola en 1992. Con motivo de los Juegos Olímpicos de Barcelona, presentó una bebida para deportistas que se llamaba Aquarius. En la principal productora de gaseosas nadie pensaba en la posibilidad de su continuidad, casi 25 años después, Aquarius supone el 33% de las ventas de refrescos no carbonatados.

3-El paradigma actual es la imagen exitosa de Nike, la principal corporación de ropa deportiva que toma su nombre de la dio

4-El informe explica que el Laboratorio Antidopaje de Moscu encubrió a los atletas rusos que consumían sustancias prohibidas a través de un sistema organizado por el Estado que el documento califica de Metodología para la Desaparición de Positivos.

5-Para la final de tenis las entradas van 250 a 3.200 US$, una noche de atletismo en el Maracana puede llegar a 1,100US$ y para el partido por el oro en basquet arranca desde los 350US$ hasta 2.900 US$

6-Las áreas prioritarias para estas operaciones fueron 1: Barra da Tijuca / Jacarepaguá, 2 :Laguna de Freitas, Copacabana, Flamengo y Gloria, 3. Maracaná San Cristóbal y Zona del Puerto.

7-En el morro de Providencia se asento la primera favela de Rio de Janeiro, cuando en 1897 fue ocupado por los soldados que volvian de la guerra de Canudos, las plantas de faveleiras que crecieron alli, dieron el nombre que se les da desde entonces a las comunidades informales

8-Paes venció al segundo candidato mas votado, el defensor de los derechos humanos, el diputado Marcelo Freixo del PSOL, quien alcanzo popularidad por ser representado en la película Tropa de élite.

9-El 30% de los docentes de la ciudad llevan 135 dias de paro en la huelga mas extensa que recuerda Rio de Janeiro.https://www.brasildefato.com.br/2016/07/19/professores-do-rio-de-janeiro-fazem-maior-greve-da-historia-do-estado/

10-En una demostración en el aeropuerto Tom Jobin policias portaban pancartas con la frase “Welcome to Hell”http://esportes.estadao.com.br/noticias/jogos-olimpicos,agentes-da-forca-nacional-protestam-contra-alojamentos-no-rio-2016,10000062741

11http://www.embrasilseguranca.com.br/informativos/seguranca-nas-olimpiadas-sera-59-privada-e-41-publica/

12http://www.valor.com.br/brasil/4621847/anistia-alerta-para-alta-pre-olimpiada-de-homicidios-por-policiais

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.