X

Buscar en Contrahegemonía web

X

Mantengámonos en contacto

contrahegemoniaweb@gmail.com

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

Palabras clandestinas: recopilación de poemas de detenidos/desaparecidos durante la última dictadura militar en Argentina

24 Mar,2019

por Federico Sly

''

Marcelo Gelman

 

Despedida

Me despido de este país.

Me despido de mis amigos,

de mis enemigos.

Amigos.

Sólo quiero recordarles

que no dejen de ser

mis amigos.

Sólo quiero recordarles

que no me olviden

a la marcha del tiempo,

a la marcha del tren

en que me vaya

que borran las huellas de la

amistad lejana.

*Marcelo Gelman – 1956 – 24 de agosto de 1976

 

Aquellas costumbres

Desenrollar los barriletes de los cables

caminar las veredas desparejas

atornillar el maullido de los gatos al silencio de la

noche

amanecer tantas veces como amaneceres entren

en una sola historia

desnudar el odio y el amor

odiar el color oscuro de las iglesias

y sacarle la lengua a Dios

por ser el primer gil

que se tragó lo del paraíso.

*Osvaldo Domingo Balbi – 1943 / 11 de agosto de 1978. Militante de la Vanguardia Comunista. Periodista, escritor y estudiante.

 

Poema para no morir

Se que algún día dejaré de pertenecer al mundo,

y nunca mas podré escribir,

ni hacer el amor,

ni disfrazar la naturaleza con un poema,

ni viajar en los libros,

ni exponer mis ideas.

Por eso en este poema dejo, mar, cielo y luna

mariposas, besos y sirenas,

y me dejo a mi,

porque cuando muera seguiré viviendo en estos

versos.

*José Beláustegui –  30 de mayo de 1954 / 30 de mayo de 1977. Militante del PRT (Partido revolucionario de los trabajadores. Estudiante universitario.

 

Poema

Ven, abandona esta madrugada

tus huecos y la soledad

donde encalló el egoísmo

y te fue devorando imperdonable.

Verás entonces, que era solo mística

tu ceguera

que eran sombras en el alma

y que es posible alcanzar juntos el alba

para hacernos día.

*Alicia Raquel Burdisso  – 8 de marzo de 1952 / 21 de junio de 1977. Periodista.

Para quedarme en todos

Si yo me llamara Juan ternura

qué distinto sería todo…

dejaría de ser yo para ser todos

un gol de media cancha entre

los pibes

una ternura abierta entre palomas

un corazón al sol

y un algo indefinible

cubriendo la mañana.

Sin embargo, soy Juan Carlos apenas

y no me alcanza para quedarme

en todos.

*Juan Carlos Higa – 26 de junio de 1947 / 17 de mayo de 1977. Poeta, periodista y estudiante universitario. Secretario De Cultura De La Cámara De Tíntorerias

 

Posludio por Jorge de la Cruz Agüero

Es que nos iremos

caminando despacio

por las calles y las plazas

como tristes baluartes de la risa.

Como turbias hilachas de una època.

Como mansos enfermos por la muerte?

O es que iremos totalmente pidiendo

por favor a las baldosas

una señal, un ALGO

de que agarrar la carne y revivir la rosa?

(Mas adelante nada, solo calles sonàmbulas

y herrumbradas de olvido)

Perdon señores grises, perdon por ser tan pobres,

por vislumbrar el campo

y ahogarnos los puños entre sollozos escritos.

*Jorge de la Cruz Agüero – 3 de mayo de 1958 / 13 de enero de 1976. Estudiante secundario. 

 

Poema a María Luz

Cómo no decirte tantas cosas

si callarlas significa negarlas

si el dolor es el constante fuego

que quema nuestras etapas de lucha

Cómo no decirte todo esto que somos;

que la esperanza no es el hábito burgués de las cosas sin sentido,

y que esa esperanza en nosotros

es la expresión renovable del deseo de justicia

Cómo no decirte lo injusto que soy

al ceder muchas veces ante mi dolor personal

y olvidarme que mi vida es la entrega

al sufrimiento de todo un pueblo encarcelado

Cómo no decirte que tu prisión es tan solo

el rostro descarnado de una verdad

el símbolo prematuro de quienes dan el primer paso

la primera trinchera, de quienes no se resignan.

Cómo no decirte que el hecho de amarte

me da el derecho a sentirme golpeado

por todo lo que viviste, por no ser cobarde,

pero que no me haces olvidar muchas otras cosas

por ejemplo, la asquerosa violación

a la prostituta transformada en mercenaria

de todos los que como “ellos” tienen como única ley

la de satisfacer sus podridos instintos.

Tampoco me olvido que el hombre

es muchas veces peor que una picana

porque lacera más hondo y duele aún más

cuando se sabe que se nos niega lo que es nuestro.

Cómo no decirte que dudar dónde está la verdad

es la expresión de la cobardía

y que la mayoría de las veces, a la larga,

es saltar ese gran abismo que nos separa

de quienes están del otro lado: nuestros enemigos.

Cómo no decirte que nuestro deber es ahondar cada vez más ese

abismo

y alejarnos de él para sentirnos más cerca de la intimidad de

nuestro terreno: nuestro pueblo.

Cómo no decirte que mi primer amor es la lucha por ese pueblo oprimido

y mi segundo amor es también un ansia de lucha:

La de sentirte cada vez más cerca, compañera.

¡Cuántas cosas hemos compartido

y todas juntas se reviven cuando se está ausente!

y hacen desaparecer esa ausencia para convertirla

en recuerdos que nos permiten sintetizar

para volver a experimentar.

Estas frases podrían ir dedicadas a muchas personas

que formaron un pedazo de mi pasado

pero te he elegido a vos, porque juntos sentimos

todas nuestras experiencias con objetividad.

Depuración, colador o prueba ¡esas son las palabras!

Con que defino no tan solo nuestra experiencia y sus recuerdos

sino al método por el cual se pasa de la etapa “rosa” de la lucha

a la otra, a la más difícil, en la que no se admiten dudas.

Bastaría nombrarte cosas para que te des cuenta:

el café o el mate de los recuerdos, de las creaciones,

de las alegrías, de las tristezas, o de las reuniones “combativas”

el folklore de las peñas, de los discos “buenos”,

de las noches de vino compartido, y muchas otras.

Pero…¿Pensamos alguna vez que lo que el pueblo nos exigía

era mucho más?¿Pensamos acaso que para llamarnos vanguardia

no bastaba ir adelante solamente,

sino ir exactamente más oprimidos que los que venían detrás?

Pero era lógico; todavía teníamos encima los gustos,las

costumbres

y hasta el compromiso de nuestra proveniencia.

Pero … ¿y ahora? No somos sinceramente más coherentes

¿no es mas verdadero todo?

¡No me negarás que sentir en carne propia

lo que otros hace siglos sienten,

no nos hace asumir más auténticos!

Después de nuestra última experiencia ¿No pensás igual que yo?

¿No pensás que el traidor de hoy es el que no supo

pasar ese colador, mediante la fortaleza que da dejar de lado

la alineación de los momentos lindos,

para cambiarla por la valentía y el orgullo

de no dar la espalda al pueblo?

Te aseguro que me siento mas cerca de mi ideal

aunque esto me implique jugarme mas a menudo por él

y aunque un día me exija mucho más que todo esto,

hasta la vida; pero en ningún momento quiero ser

un triste recuerdo cuando llegue esa realidad,

sino un libro con su principio, sus hojas completas y su fin,

al que aunque sea unos pocos se dignen leerlo,

para no volver a vivir experiencias ya sintetizadas;

para seguir el camino hacia la Victoria Final.

Días nuevos, días con ansia de creación,

días en donde el esfuerzo por superarnos

sea el ideal cotidiano.

Pienso, y me doy cuenta de las miles de cosas que me faltan

aprender.

Y me avergüenzo de pensar en la muerte.

*Mario Eduardo Menendez Genolet – 12 de septiembre de 1957 / 27 de febrero de 1977. Estudiante de ingeniería. Militante de Montoneros.

 

Pareja Barros

Pieza en Barracas

César Vallejo ha muerto.

Y Modigliani ha muerto.

Y Mario y el Che y don Emilio

Lumumba y su risa nueva

Gerard Phillipe y su mirada azul.

Sobre cuatro jazmines de noviembre

Y cuatro paredes tristes como el humo

Se me siguen viviendo todavía.

*Lucina Álverez de Barros – ? de 1945 / 7 de mayo de 1976. Periodista y docente. 

Joaquín Enrique Areta

Quisiera que me recuerden

Quisiera que me recuerden

sin llorar ni lamentarse.

Quisiera que me recuerden

por haber hecho caminos

por haber marcado un rumbo

porque emocioné su alma

porque se sintieron queridos

protegidos y ayudados

porque nunca los dejé solos

porque interpreté sus ansias

porque canalicé su amor.

Quisiera que me recuerden

junto a la risa de los felices

la seguridad de los justos

el sufrimiento de los humildes.

Quisiera que me recuerden

con piedad por mis errores

con comprensión por mis debilidades

con cariño por mis virtudes.

Si no es así, prefiero el olvido

que será el más duro castigo

por no cumplir con mi deber de hombre.

*Joaquín Enrique Areta – ? de 1955 / 29 de junio de 1978. Obrero y poeta. Militante de la UES y posterior jefe de la organización Montoneros. 

Julio César Campopiano

A manera de confesión

Uno sigue creyendo más allá de la ausencia

uno amontona soledades en el fondo de un espejo

y después de todo piensa que ya no hay tiempo

para volver a ser un hombre en medio del silencio.

Uno le copia los gestos a la lluvia

antes que los días inventen otro esquema

que casi siempre habla de ojos grises y lejanos.

Uno se recuesta en las palabras más inútiles,

uno aprende idiomas extraños de tarde o de mañana

y después se olvida de dibujar el punto de partida.

Uno nunca está demás con sus preguntas

pero tampoco hace falta escribiendo un sueño;

uno acaso es un poco de lo que siempre quiso ser

y jamás se animó.

Uno sigue creyendo más allá de la ausencia

quizás porque fue la ausencia la que perdió los recuerdos

en una mirada azul y pequeña.

Uno va y viene de tanta gente que pasa,

uno espera lo que sabe que no existe,

le pone un largo número a la piel mas dulce

y al final está en el mismo lugar

donde el regreso dice cosas que no terminan de entenderse.

Uno recurre a la duda más inédita

para palpar la ternura que falta en los rincones

Donde una vez nos detuvimos a mirar las horas.

Uno, a pesar de todo, camina sin puntos suspensivos

por esta enorme historia que lo abarca;

uno renuncia simplemente a lo que no quiere ser

*Julio César Campopiano – ? de 1958 / 21 de octubre de 1976. 

Enrique Courau

Totalmente incomunicado

Totalmente incomunicado

la frase procesal se retuerce y avanza

como un gusano helado por mis huesos.

Tiemblo. Es el silencio.

La oscuridad.

El frío.

Las manos contra la pared las piernas bien abiertas

quiénes son sus compañeros dice una voz y los golpes

suenan en mi espalda como las tormentas

calientes del verano de Tucumán.

La sangre en los labios las calles inundadas

los barquitos de papel el jadeo entrecortado

(las risas de los torturadores me bañan

en un aceite grueso y asfixiante)

Totalmente incomunicado

se repiten unos a otros los soldados

que me guardan

sus ojos negros a veces inocentes

se clavan en mí con curiosidad

me apuntan con sus armas si me muevo

pero les hablo y se acercan a mí

y comprueban que somos idénticos

pero se hace otra vez la noche

y vienen a buscarme. ¿Tienes frío?

Preguntan y me desnudan a tirones.

El frío. Tiemblo. El frío atroz y amarillo

de sentirme impotente en un presente

constante y opresivo.

Este momento. Este golpe. Este sacudón

la pregunta lanzada como un ácido

sobre la piel

ellos y yo el aullido y el cuerpo

retorcido de dolor y asco

Totalmente incomunicado

¿de quién? ¿de vos? ¿de mis hermanos

oprimidos? Ilusos pequeños hombrecitos

juegan a que no saben nada de su muerte

como si mis muertos no vinieran

a darme aliento entre golpe y golpe

como si no escucharan los pasos decididos

de mis compañeros cuando el estallido blanco

de mi cerebro electrificado

y me alzan entre dos y me dejan

Totalmente incomunicado

¿de quién? ¿de Dios?

¿de la victoria inevitable?

Pobres hombrecitos temblorosos.

Hemos decidido anunciarles

que la obscena liturgia que practican

es estéril y también suicida

pues el tiempo vendrá como la lluvia

con el estallido verde de los límites finales.

*Enrique Courau – 1 de enero de 1940 / 18 de junio de 1976. Militante político y gremial. Poeta revolucionario integrante del grupo Barrilete.

Dardo Sebastián Dorronzoro

Me declaro culpable

Me declaro culpable, muy bien, pero

debo advertirles

que ya ustedes me mataron, me enterraron,

me borraron todas las arrugas y las lágrimas de mis hermanos,

y me dijeron

que te diviertas con los gusanos, pero olvidaron

de borrar

las huellas

que mis pasos marcaron

en tantas calles y caminos del mundo.

*Dardo Sebastián Dorronzoro – 14 de julio de 1913 / 25 de junio de 1976. Artesano, escritor y periodista. Militante del PST (Partido Socialista de los Trabajadores)

 

Fuente: Revista La Cueva

Las notas de este 24 de marzo han sido producidas en años anteriores pero nos parece importante recuperarlas porque tocan temas nodales para entender las caracteristicas esenciales del golpe civico-militar de 1976. El terrorismo de estado y la politica economica de Martinez de Hoz buscaron quebrar el alza de la conflictividad que venia en franco crecimiento desde el cordobazo de 1969. Ese disciplinamiento requeria desarticular las comisiones internas y cuerpos delegados especialmente fuertes en las grandes empresas locales y trasnacionales, de alli el papel central que juegan los empresarios más poderosos en la represion, aspecto que se analiza en los articulos de Giuliana Sordo y de Victoria Basualdo.

Pero el golpe es tambien un ataque a los cambios culturales y sociales, a las transformaciones en la subjetividad que venian creciendo desde fines de los 60. De alli la enorme cantidad de desaparecidos/as vinculados a practicas culturales radicales. El rescate de una pequeña parte de esa produccion en los poemas se relaciona con ese aspecto pero tambien evidencia que la capacidad de soñar mundos nuevos y la empatia con el "otre" es antagonica con la subjetividad neofascista que se manifiesta en las concepciones de quienes sostienen a la dictadura.

La nota de Laura Verdile pone de manifiesto que en pleno espacio del horror el sistema patriarcal le reserva atrocidades especiales a las compañeras . Por medio de ellas se sanciona no solo su compromiso sino atreverse con su militancia y sus cuerpos a cuestionar aspectos basicos del patriarcalismo y los patrones hetero normativos.

Continuamos acompañando un sentido social de los 24 que implica el rescate de la memoria de cara a nuevas generaciones pero a la vez actitud de lucha contra todas las formas de explotacion y opresion existentes.

Comentarios

Todavía no hay comentarios. ¡Iniciá el debate!

Todos los datos son obligatorios, tu dirección de correo no será publicada