Reciente integración neocolonial

Los sectores neofascistas periféricos ensayan una nueva iniciativa orientada en lo fundamental a la coordinación de los ataques contra el hermano pueblo venezolano a través de una reunión donde el presidente Chileno Sebastián Piñera, recibe a sus pares Mauricio Macri (Argentina), Jair Bolsonaro (Brasil), Mario Benítez (Paraguay), Martin Vizcarra (Perú), Iván Duque (Colombia) y Lenin Moreno (Ecuador) en una cumbre orientada a la creación de un “nuevo espacio” de integración imperialista denominado “foro para el progreso y desarrollo de América del Sur”, PROSUR, constituyendo una variante del fracasado “grupo de Lima” y heredada de la doctrina Monroe conocida como “América para los Americanos” del año 1823.
De una u otra manera es la continuidad (más cerca en el tiempo) de los intentos sin éxitos de instalación del ALCA en un encuentro realizado en Mar del Plata en el año 2005, en momentos de significativos avances en la creación del ALBA, la CELAC y la UNASUR como espacios de integración autónomos de las políticas Estadounidenses.
El PROSUR es un modelo de integración en términos neocoloniales, portando como objetivos inmediatos, además de los ataques a Venezuela y como un todo único, la destrucción de la (UNASUR) y (PARLASUR), persiguiendo además, la desarticulación de las políticas económicas instaladas por los denominados gobiernos progresistas, profundizando un plan de despojo de recursos y áreas estratégicas de las economías locales, conformando un exclusivo club de negocios financieros de las trasnacionales globales, peculiar camarilla llamada a seguir con la privatizaciones de los bienes comunes nacionales y la realización de inversiones foráneas, definiendo las agendas económicas financieras de los países participantes.
Intenta en definitiva seguir cambiando la correlación de fuerzas en América Latina avanzando en la alineación política con Washington. Por lo mismo, es imprescindible la recuperación de la ofensiva de los pueblos atacados por el amo del norte, entendiendo la integración como instrumento para la “unidad” parte integrante del ideario liberador y emancipatorio, en el contexto de la disputa de ese ideario libertario.
A pesar de los esfuerzos dinamizados, las armas silenciosas (acciones psicológicas) apoyadas por los medios masivos de difusión, y las materiales, ambas de carácter terrorista, continúan haciendo ruido en el mundo, particularmente en Venezuela.
Por lo tanto, de las energías articuladas de los de abajo, influyendo fuertemente en cada uno de los gobiernos, depende el avance o no de los planes esclavizarte e inhumanos del capital financiero internacional y sus socios locales.

Paraná Entre Ríos- marzo 2019.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.