X

Buscar en Contrahegemonía web

X

Mantengámonos en contacto

[email protected]

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

Sengal: “Nuestra ideología de la mujer libre nos da la resistencia para luchar”

24 Feb,2020

por Arturo Cabrera-Hidalgo

La guerra en Siria movilizó como nunca antes a las mujeres yazidíes del monte Sinjar, organizadas en las autodefensas. La líder kurda destaca esta resistencia que logró derrotar al grupo terrorista Estado Islámico y liberar a sus víctimas.

Las denominadas Autodefensas de las Mujeres de Sinjar se consolidaron tras la invasión del Estado Islámico (EI) o Daesh (acrónimo en árabe) a la ciudad de Sinjar. Se organizaron para defender su libertad y autonomía en los territorios que habitaban y tuvieron particular relevancia por su actuación frente a la masacre y femicidios que el EI cometió contra los yazidíes en la ciudad en 2014 y luego en el norte y este de Siria.

Las guerreras kurdas derrotaron a este grupo terrorista radical, al tiempo que rescataron a miles de prisioneros y secuestrados, llevaron ayuda humanitaria a lugares donde nadie podía llegar, y se ganaron un lugar en la historia.

Heza Sengal es una guerrera yazidí kurda, de 25 años, que habita actualmente en las montañas de Rojava, en Siria. Ella es parte de las mencionadas brigadas de autodefensa, que tienen 10.000 mujeres; es decir, el 40% del total de combatientes kurdos, cuyo número se aproxima a los 25.000. Participó heroicamente en el famoso rescate del monte Sinjar, donde fue hecha prisionera y torturada.

En 2014, el EI secuestró a 25 miembros de la familia de Sengal. Primero fueron encarcelados en territorio iraquí y luego llevados a Siria. Mujeres, niños y ancianos fueron parte del grupo secuestrado.

Fueron torturados para crear temor y disminuir la resistencia. Separaron a las niñas y mujeres jóvenes de sus madres y la mayoría fueron llevadas al llamado “mercado de mujeres” en la plaza Daim de la ciudad de Raqqa, que era la capital del califato del Estado Islámico. Allí eran vendidas luego de ser “usadas” como esclavas sexuales. Muchas se suicidaron. Este genocidio y femicidio salvaje y traumático movilizó como nunca antes a las mujeres yazidíes del monte Sinjar, organizadas en las autodefensas, y a su resistencia armada para liberar a las víctimas. Lo lograron luego de vencer al Estado Islámico.

¿Cuál es el papel de las mujeres kurdas en su sociedad y particularmente en la lucha por la defensa de su identidad?

Te puede interesar

El «virus extranjero»

El fenómeno de las mujeres armadas kurdas que luchan contra los terroristas del EI ha sido conocido a través de la prensa mundial, debido al ataque y masacre del EI a la ciudad de Sinjar en el sur de Kurdistán Iraquí, predominantemente yazidí.

En nuestra sociedad kurda, en sus levantamientos y luchas libertarias, la mujer realmente ha desempeñado un papel relevante. De allí su liderazgo, incluso en las fuerzas armadas. La influencia de la religión, el dogmatismo y las estructuras retrógradas que dominan la región, sin embargo, restringían su papel al ámbito del hogar y la familia. Su estatus como modelo en la sociedad desaparecía. Durante la lucha contra el EI, no obstante, las mujeres kurdas volvieron a ser un ejemplo a seguir y sacaron a la luz su fuerza y vigorosa voluntad. Esta es una de las razones por las que derrotamos al EI, mientras otros ejércitos más poderosos no pudieron.

¿Por qué, a diferencia de otros ejércitos o fuerzas armadas en el Medio Oriente y la mayoría de las regiones del mundo, las mujeres kurdas están en la primera línea de combate?

Las mujeres kurdas siempre jugaron un papel relevante “en primera línea” en la sociedad. Para nosotras, la autodefensa significa auto-organizarse con creatividad en todas las esferas de la vida, pero podemos decir que la motivación fundamental para resistir y luchar por nuestros derechos es nuestra “ideología de la mujer libre”, una herencia de 45 años de lucha del Movimiento de Mujeres Kurdas. Esta ideología nos da fuerza para resistir contra la violencia, la opresión y la desigualdad. Durante la guerra contra los extremistas, que después de invadir Sinjar invadieron Mambij y Raqqa, las autodefensas siempre estuvieron en el frente de batalla.

¿Qué son las brigadas de autodefensa de mujeres?

YPJ en Rojava y YJS en Sinjar son las siglas de las brigadas de autodefensa de las mujeres kurdas. Estamos organizadas en pequeñas unidades, pero coordinadas entre sí. Las brigadas de autodefensa de las mujeres actúan como garantes de un proyecto de confederalismo y convivencia pacífica entre personas, basado en la democracia directa, en el respeto al medio en el que vivimos y principios éticos. Se activan en casos como el ataque, genocidio y femicidio de EI. No solo tienen el coraje, sino también la capacidad, el entrenamiento y preparación estratégica militar para entrar en combate cuando así se lo requiera.

¿Cuál es el proceso seguido para llegar a una aparente igualdad de género precisamente en este lugar del planeta?

Las sociedades en el Oriente Medio tienen estructuras feudales estrictas, que no permiten que las mujeres desempeñen un papel activo en las áreas sociales y políticas. En la actualidad, sin embargo, con la influencia de YPJ y YJS, las mujeres en la región y en el mundo han visto la posibilidad de alcanzar su desarrollo humano independientemente de su género. Esa es también la razón por la cual personas de todo el mundo vinieron a Rojava y se unieron a la resistencia contra el EI, porque sus miembros eran las únicas capaces de derrotar al EI en las montañas. Hemos ganado nuestro espacio, el respeto y nuestro papel en igualdad de condiciones, de manera independiente al género, ideologías, religiones y origen étnico.

¿Es mito o verdad que los combatientes del EI tienen la convicción de que si mueren a  manos de un soldado hombre se convierten en mártires y van al paraíso, pero si caen a manos de una mujer son deshonrados y nunca irán al paraíso?

Sí, es verdad. No podían tolerar ser derrotados por mujeres y ser, según su creencia, deshonrados. Existe en este grupo radical un verdadero terror de morir en batalla a manos de una mujer y descender al infierno eterno. Además tenían temor a la fuerte voluntad y valentía que vieron en nuestras guerreras. La estrategia fue precisamente colocarlas en la primera línea de combate.

La gente habla de un feminismo kurdo diferente a la concepción occidental. Un feminismo en el que las mujeres son verdaderas protagonistas sociales y políticas. ¿Es esa la realidad?

Nuestra ideología de construir una sociedad libre con hombres y mujeres libres fue influenciada por las feministas históricas occidentales, pero no nos llamamos feministas. Una mujer libre lo es en todas las esferas de la vida, incluidas sociales y políticas. Un importante hito para comprender lo dicho es Jineoloji, una ciencia social de la mujer libre y de la vida libre desarrollada en Kurdistán, que se convirtió en la base de nuestra visión y pensamiento sobre la democracia. Reconstruye la sociedad y la historia a partir de la experiencia y la lucha femenina. Debido a esta visión, mujeres europeas encontraron una forma diferente de entender las cuestiones de género. Ninguna otra ideología en el mundo es capaz de unir a mujeres de todo el mundo y de diferentes orígenes étnicos o culturales. (I)

 

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO ttps://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/mundo/8/heza-sengal-siria-guerra-estado-islamico

Comentarios

Todavía no hay comentarios. ¡Iniciá el debate!

Todos los datos son obligatorios, tu dirección de correo no será publicada