Sin parar, 15 años por el No a la Mina

¿Cómo contar en un texto breve todo lo que protagonizamos los esquelenses durante 15 años de lucha consciente y sostenida? Publicamos aquí el editorial del programa de radio de la Asamblea de Vecinos autoconvocados por el NO A LA MINA de Esquel, emitido por Radio Kalewche el día 21 de Marzo de 2018. Porque no pasaron y no pasarán.

Esquel tiene oro en el corazón de sus montañas. ¡Qué oportunidad! Ahora sí nos salvamos. La empresa minera abre sus oficinas.  La gente se ilusiona con el trabajo, las riquezas para todos, colas de personas con el currículum en la mano. ¿Cómo lo van a sacar? Cianuro, lixiviación, consumos descomunales de agua, contaminación de acuíferos, afectación irreversible del ambiente, se van y dejan el tendal, el oro se lo llevan y nuestras ilusiones también.  Vienen por el oro, vienen por todo. Charlas informativas. Asambleas. Comienza el debate social que marcaría la historia del pueblo. Estudio. Conocimiento. Difusión entre vecinos. Nos quieren vender espejitos de colores, como hace 500 años.  No a la mina. No a la contaminación. No al saqueo. Movilización popular. Gobiernos cómplices. Audiencia pública. Gran marcha del 4 de diciembre de 2002. Se suspende la audiencia. Celebración callejera. Primer triunfo de los vecinos. ¡Vamos por más!: consulta popular para elegir nuestro destino. Los mineros tienen todos los medios para hacer propaganda. Los vecinos tienen toda la fuerza para hacer educación popular. Sólo el conocimiento nos hará libres. Campaña del sí y del no. 23 de marzo de 2003: histórica consulta popular. Los vecinos eligen su futuro. Muchos desocupados pasándola mal. Se cuentan los votos: el 81 % eligió el NO a la explotación megaminera. Fiesta de abrazos, tambores y lágrimas de felicidad. Ley 5001, ordenanzas: Esquel, municipio no tóxico; 23 de marzo, día de la dignidad del pueblo de Esquel.

La montaña sigue en pie gracias a su gente.

Van a volver. 2011: volvieron. Esta vez la empresa cambia de nombre y le cambia el nombre al proyecto minero.

Nuevas argucias para el mismo engaño. “Suyai” no es esperanza. Otra vez la información, la difusión, las asambleas, las marchas de cada 4 y de cada día en el que el pueblo necesita expresarse. No es no.  ¿Qué parte del NO, no entienden?

Esquel no está solo. Nuevas asambleas dicen NO A LA MINA en diferentes pueblos de Chubut. Unión de asambleas chubutenses. “Necesitamos una ley mejor que la 5001. ¿Qué hacemos?”. Iniciativa popular. ¿Qué es? Estudiamos. Aprendimos. Escribimos un proyecto de ley que prohíbe la megaminería metalífera y de radioactivos, en todas sus formas y en todo el territorio de Chubut.  Organizamos la otra campaña en toda la provincia. Juntamos más de 13.007 firmas. Trampas, dificultades. El poder político ligado a las empresas mineras. Llega el proyecto de ley a la Legislatura. Primera vez que el pueblo toma la iniciativa. Fraude legislativo. Diputado Muñiz tranquilizando por celular al gerente minero. Indignación popular. Marchas. Asambleas. Nos robaron nuestra ley, la oportunidad para poner freno al peligro constante. Aún nos deben esa ley, la que merecemos.

El asedio minero sigue, se renueva con cada gobierno aliado. 2018: Ministro de Energía y Minería de Nación se pone por objetivo avanzar sobre Chubut. ¡Pasen y vean: uranio, plata, plomo, oro! Todo se vende en las ferias internacionales. Cumbre minera en Telsen.  Movilizaciones en cada pueblo. Lo que no es bueno para Esquel, no es bueno para nadie. La meseta no es zona de sacrificio. Chubut no se vende. Esquel se hermana con todas las asambleas y luchadores que defienden el territorio, la dignidad y el futuro.

15 años de resistencia al extractivismo. 15 años de estudio e información. 15 años de debate incesante. 15 años de marchas. 15 años de amor y esfuerzo para sostener los espacios de difusión, el localito, las gacetillas, la página del noalamina, las calcos, las remeras, las movidas, los contactos, la colaboración, las charlas, los viajes a cada encuentro con otros vecinos, la vida de esas pequeñas cosas que vuelven gigante al pueblo de Esquel.

¡Gracias a todxs lxs vecinxs que en estos 15 años han sostenido en pie la montaña a fuerza de pura dignidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.