Tango bolchevique y de arrabal

El influjo de la revolución rusa no solamente se manifestó entre los trabajadores, sus organizaciones y la cultura política de izquierda, sino también en otros campos como la literatura y el tango, nuestra más querida expresión cultural. Por el año 1928, se compuso “Se viene la maroma” un tango con letra de Manuel Romero y música de Enrique Delfino, marcado por la influencia de la gesta bolchevique; “ya está, llegó, no hay más que hablar. Se viene la maroma sovietista”. La canción intentaba representar en sus estrofas las injusticias sociales y la bronca de los humillados contra las clases pudientes, temerosas estas, ante el avance de los procesos revolucionarios en el mundo y que tuvó en Argentina su epicentro de mayor confrontación de clase en la huelga general en solidaridad con la lucha de los talleres Vasena en enero del año 1919.

Compartimos la letra del tango y una grabación interpretada por el grupo Los Olimareños.

Cachorro de bacán,
andá achicando el tren;
los ricos hoy están
al borde del sartén.
El vento del cobán,
el auto y la mansión,
bien pronto rajarán
por un escotillón.
Parece que está lista y ha rumbiao
la bronca comunista pa’ este lao;
tendrás que laburar pa’ morfar…
¡Lo que te van a gozar!
Pedazo de haragán,
bacán sin profesión;
bien pronto te verán
chivudo y sin colchón.

¡Ya está! ¡Llegó!
¡No hay más que hablar!
Se viene la maroma sovietista.
Los orres ya están hartos de morfar salame y pan
y hoy quieren morfar ostras con sauternes y champán.

Aquí ni Dios se va a piantar
el día del reparto a la romana
y hasta tendrás que entregar a tu hermana
para la comunidad…
Y vos que amarrocás
vintén sobre vintén,
la plata que ganás
robando en tu almacén.
Y vos que la gozás
y hacés el parisién,
y sólo te tragás
el morfi de otros cien…

¡Pa’ todos habrá goma, no hay cuidao…!
Se viene la maroma pa’ este lao:
el pato empezará a dominar…
¡cómo lo vamo’ a gozar!

Pedazo de haragán,
bacán sin profesión;
bien pronto te verán
mangando pa’l buyón.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.