Tristezas y exigencias por la muerte de Osvaldo Bayer

En estas horas de tristezas que ahogan
comparto desde el mismo fondo la mala nueva:
murió Osvaldo Bayer, amigo y compañero de
irrenunciables gestas humanísticas, libertarias.
Lo justo y lo digno. Ética y belleza de la mano.
Así era su mundo.

Sin más palabras que se enfrían vayamos al hueso:
Exijo en su digno nombre libertad a los presos y
presas políticas de la Argentina.
En todas las dictaduras, a todos los autoritarios
se lo hemos exigido.

“Navidad sin presos políticos”, brilla en la memoria
histórica.

Seguimos navegando querido Osvaldo, a barlovento,
a barlovento… Y vos allí, en la proa…
Tu lúcida fuerza nos impulsa y guía. Dejaste huella.

Vicente Zito Lema,
Diciembre 2018

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.