Un match de fondo entre la legalidad de la explotación y la legitimidad de la resistencia

“No es el panfleto lo que define si te detienen o no. Esa es la pueril excusa que usan los mediocres operadores del poder, y en Comodoro Py hay varios. Lo central es que han determinado un enemigo interior caracterizado por su capacidad de resistir las políticas del gobierno. Si llevan panfletos o papel pentagramado da igual. A los mapuches los criminalizan por ´esconder´ martillos. Estamos en una democracia procedimental”. Ismael Jalil, abogado de CORREPI.

“A mí me matan las leyes,

a mí me matan las leyes.

A mí me matan las leyes,

a mí me matan las leyes.

A mí me matan,

me matan,

me matan,

me matan las leyes””.

Estribillo de Evelyn Cornejo,

cantautora chilena

Consecuente con pretéritas y fallidas intentonas de desmantelar la organización de los trabajadores – como la intervención de sindicatos a cargo de la Revolución Libertadora (1955) o el proyecto radical conocido como Ley Mucci (1984), que  ratificaba la personería gremial para el sindicato único por rama, pero abría la participación en la conducción para las minorías que obtuvieran el 25 por ciento de los votos – durante el año en curso la ceocracia macrista avanzará sobre los sindicatos y las obras sociales para investigar su patrimonio. El ministro Triaca – uno de los funcionarios más cuestionados durante el verano – prepara 25 auditorías en una primera etapa para controlar el estado contable y las propiedades de cada institución gremial. Dicha información será evaluada con datos de la AFIP, el Banco Central, la IGJ, y los Registros de la Propiedad para analizar si hay irregularidades.

En tal contexto, con una semana de diferencia fueron apresados dos líderes sindicales por corrupción, Marcelo Balcedo y Humberto Monteros, entre otros de menor jerarquía. Estas detenciones se suman a las del “Caballo” Suárez y el “Pata” Medina.

En efecto, la llave para achicar el costo político de las medidas más impopulares en curso está en la Justicia. Al titular del SOEME y los jefes de la UOCRA de La Plata y Bahía Blanca podría sumarse próximamenteCarlos Quintana, de UPCN, por la supuesta vinculación con la crisis del IOMA. Algunos se preguntan si Roberto Baradel (SUTEBA) será el siguiente.

Quien no tome nota acerca de la luna de miel que el presidente sostuvo y sostiene con filibusteros como el “Momo” Venegas o Gerardo Martínez, podrá suponer que el cometido de tales medidas coincide con el viejo anhelo que alguna vez expresó la consigna popular “se va a acabar, se va a acabar / la burocracia sindical”.

Pero el propósito que subyace a dicha operatoria sólo persigue avanzar en la precarización laboral retrotrayendo derechos a un status probablemente previo a la Década Infame. Y sus consecuencias disciplinadoras son indisimulables: Armando Cavalieri (Empleados de Comercio), por ejemplo, ya expresó “queremos que el gobierno tenga éxito”.

Por esto y por la derrota que implicó la reforma previsional a la CGT no le queda otro camino que reorganizarse en procura de una referencia acorde a las batallas que se avecinan.

En esa tarea se encuentra la Corriente Federal de los Trabajadores (CFT), la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Luz y Fuerza, Unión Ferroviaria (UF) y un grupo importante de sindicatos que tienen presencia en el actual Consejo Directivo pero que abonan la idea de otorgarle a la central obrera “un perfil confrontativo”.

Moyano lo sabe y medita el camino a seguir, que alguna vez incluyó una negociación con la Casa Rosada para detener el embate descripto, pero en este momento procura participar, junto a Barrionuevo, del armado de la nueva central obrera. Allí nace la posible candidatura de su hijo Pablo, que en estos últimos meses se despegó del Consejo Directivo de la CGT, actitud que tendrá costos a la hora de negociar el futuro. El cisma actual de la central obrera da cuenta de tales alineamientos.

Por su parte, el núcleo duro del gobierno ya se reunió con la temible Dirección de Diseño Organizacional (DDO), un organismo que detrás de un nombre ampuloso esconde la central de inteligencia más seria que puso en marcha el Estado para recortar gastos y personal. La DDO trabaja junto al Boston Consulting Group para elaborar un informe sobre la burocracia estatal. El objetivo es despedir alrededor de un millar de funcionarios para ofrecer la imagen de una mayor ética administrativa.

Mientras, un grupo de gremialistas espera que surja una nueva figura del peronismo capaz de superar las antinomias entre kirchneristas y antikirchneristas. Algunos ven al gobernador de San Juan, Sergio Uñac, como un potencial candidato para aglutinar esta tendencia.

El impiadoso panorama socioeconómico viene catalizando estos movimientos veraniegos: Un último informe de la UCA marca que el 31,4% de la población se encuentra bajo la línea de pobreza y el 5,9% de la de indigencia. Hay 13,5 millones de pobres y 2,54 millones de indigentes. El INDEC marcó que la pobreza es del 28,6%, aunque la indigencia llega al 6,2%. A lo que se agrega un indicador explosivo: Casi la mitad de los chicos de hasta 14 años (48,4%) son pobres y el núcleo duro es el conurbano bonaerense, con 37,4%.

Como queda de manifiesto, en el mundo neoliberal existen los individuos, sus familias, algunos amigos y no mucho más. No hay ninguna colectividad humana que trascienda los vínculos inmediatos. Ni historia, ni Patria, ni horizontes compartidos de ninguna especie.

Así las cosas, en 2018 se impondría una lógica inversa a la de los dos primeros años del mandato de Macri. Mientras todos apostaban a lo económico, fue lo político lo que dominó la resolución de conflictos; hoy el Gobierno apela a que sea la economía la que tome el timón y opaque a la política. Con 14 puntos de caída de la imagen presidencial durante el primer mes de este año, está por verse si los tiempos lo acompañan para producir ese volantazo.

En tanto, ahora queda claro que  la Ley de Reforma Laboral, que no pudo tratarse a fines de diciembre, tampoco se abordará en sesiones extraordinarias durante el verano, lo que de por sí era el plan B del macrismo. “Decile al presidente que se olvide”, le dijo Miguel Ángel Pichetto a Rogelio Frigerio en la oficina del Ministerio del Interior. Dos horas más tarde, el ministro volaba a Villa La Angostura para reunirse con el Presidente. El oficialismo entendió que está obligado a barajar y dar de nuevo. No obstante, el visto bueno de Daer le permitirá al Gobierno comenzar a instalar la polémica reforma en la agenda parlamentaria.Volverían a presentar batalla a mediados de marzo o abril. Los temas más controversiales, como la creación de una nueva figura de trabajador independiente o cambios para calcular las indemnizaciones, seguramente sean debatidos a futuro.

Seguramente la intención de poner un techo del 15% a las paritarias abrirá frentes sectoriales de conflictos. Baradel ya anunció que CTERA rechazará la anulación de la paritaria docente. Acaso la pelea salarial de los Bancarios se constituya en referencia para numerosos gremios.

A propósito de la confianza de Macri en su futuro, Carlos Piñeiro Iñíguez, prolífico escritor y asesor clave del secretario general de la CGT Juan Carlos Schmid, sostiene que  “a principio de 2001, Cavallo era Superman y ya sabemos cómo terminó todo”.

Si sumamos a los tarifazos en curso la anulación de aproximadamente 30.000 planes originalmente destinados a sostener la economía popular a través de las organizaciones sociales, no será difícil comprender que, tal como sucediera ante el Congreso durante el pasado mes de diciembre, a cualquier argentin@ de bien le asistirá el imperativo ético de tirar piedras y el riesgo de perder – por lo menos – un ojo si así se continúa diezmando la Justicia Social.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.