X

Buscar en Contrahegemonía web

X

Mantengámonos en contacto

contrahegemoniaweb@gmail.com

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

Unidad social, popular y comunera no es una ilusión

En el marco del segundo encuentro nacional de comuneros entrevistamos al dirigente Ángel Prado, constituyente por el estado Lara, vocero de la Comuna Socialista El Maizal, la cual cumplió 10 años el pasado 5 de marzo.

Se viene articulando lo que algunos llamamos Plataforma Político Social Comunera.

¿Qué objetivos estratégicos e inmediatos tiene la iniciativa?

El objetivo estratégico de esta iniciativa, desde El Maizal, decimos que es la construcción del socialismo. Es un objetivo a mediano, largo plazo, que para nosotros no es ninguna utopía, sino un proceso real desde las expresiones concretas del poder popular, la comuna, el consejo comunal, en donde construimos otras relaciones sociales, de solidaridad, de preocupación del uno por el otro, en donde el vivir, sentir, trabajar, cuidarnos de manera colectiva, es un indicativo de que el socialismo desde lo territorial, como lo llamaba el comandante Chávez, se materializa. Hay gente que intenta imponer la idea de que es irrealizable y que la sociedad debe vivir en base a los intereses particulares de cada quien, en la individualidad. Intentan imponer que el sueño de Chávez murió con Chávez. Todo lo contrario.

El socialismo para nosotros es asumir la construcción de un proceso y una sociedad nueva. Hay voluntad política por parte de las bases populares, de la gente humilde, por asumir esa propuesta de Chávez como bandera, hacerla realidad desde lo concreto y fortalecerla. Por eso nuestro objetivo estratégico es la construcción del socialismo: no dejar morir dentro de la opinión pública este debate, como se hizo durante décadas en las que no se planteaban alternativas al capitalismo.

Te puede interesar

Hoy Rafa Nahuel cumpliría 23 años

También tenemos objetivos específicos dentro de esta iniciativa. Una iniciativa que por el momento cada organización puede darle distinto nombre de acuerdo a su plan, ya llegará el momento en que sinteticemos la sigla, el nombre. Esto no es hoy lo más importante, sino las ideas que se vienen aportando en esta plataforma en la que se pretende que participen la gran mayoría de las expresiones del poder popular, los movimientos sociales, cooperativistas, campesinos, pescadores, las juventudes, los movimientos de mujeres. La gente que se organiza en las comunas, que construye las comunas, atendiendo al llamado de Chávez en sus últimas proclamas. El comuna o nada es materializar el proceso de que el pueblo se organice para que asuma el poder desde la comunidad, desde el autogobierno de su territorio.

En este primer momento un objetivo específico es lograr alcanzar la mayor concentración de fuerza posible desde las bases populares, en una unidad perfecta diríamos nosotros, una unidad del pueblo chavista, de base, de las clases bajas, donde la necesidad agobia y, a partir de esta necesidad, se busca fortalecer la organización para ponerla al servicio de la resolución de los problemas tangibles, inmediatos. Intentamos construir un plan de trabajo con una agenda de lucha en común, que sea la orientación a seguir en este transitar, en este nuevo escenario que se nos presenta.

En el país existe mucha construcción de base, pero lamentablemente ha estado desarticulada. Por eso uno de los primeros objetivos específicos es lograr la articulación, en una unidad basada en el respeto, en el reconocimiento, en la coincidencia de la coherencia política e ideológica en donde nos identifiquemos en la batalla contra el imperialismo, la derecha, ante el reformismo y ante los factores que pretenden debilitar el proceso revolucionario, desviando el proyecto originario del comandante Chávez.

En estos primeros momentos de la iniciativa, en términos concretos, ¿qué avances se han ido logrando?

Un gran avance es que hemos logrado nuclear experiencias exitosas que son referencia de la construcción real del poder popular, y también hemos logrado invitar, convocar, experiencias a veces invisibilizadas, pero muy buenas, que se han quedado en su territorio, concentrados en la defensa ante las contradicciones en nuestro mismo gobierno, compañeros que se han focalizado allí en su localidad para evitar controversias con nuestros partidos, con nuestro gobierno, con nuestros dirigentes políticos, con las instituciones. Es un gran avance el hecho de haber articulado una cantidad de experiencias que participaron del primer encuentro nacional para iniciar este gran debate.

Esto ha permitido, en el corto plazo, desenfundar cada quien, desde su propio espacio, la idea de relacionarnos, conocernos, visitarnos, articularnos. La comuna El Maizal ha tenido la oportunidad de visitar comunas del estado Falcón, de territorios de los estado Apure, Mérida, Caracas. También hemos recibido invitaciones de aquí mismo de comunas de Lara. Diariamente nos van llegando invitaciones de comunas a nivel nacional, del oriente del país. Esto en el caso particular de El Maizal, pero también hay gente que le interesa conocer la experiencia del Alexis Vive, de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, la experiencia de Palito Blanco, de la comuna Pío Tamayo, de las comunas vinculadas a la Red Nacional de Comuneros, de las comunas de Anaco en el oriente del país. Hay gente que se está reanimando, se está insertando en esta nueva expectativa que se va creando: sumarse, aportar, indagar, investigar y comunicarse con los iguales que estamos construyendo en los territorios procesos interesantes.

En esta articulación se viene debatiendo temas interesantes, por ejemplo en lo económico. Ya nosotros hemos logrado hacer intercambios, por ejemplo, de la genética de porcinos El Maizal con producción de chocolate de algunas comunas de Mérida. Hemos logrado establecer convenios de trabajo con comunas de Caracas, como por ejemplo el Panal 2021, donde llegó el primer rebaño de cerdos listos para sacrificar y distribuir, que intercambiamos por ropa del plan textil de esa comuna. También hemos promovido y diseñado cómo empujar la política de distribución de alimentos de El Maizal a través de las tiendas de El Maizal. Nos planteamos que nuestra producción llegue a distintos sitios del país a través de estas tiendas, primero para desmentir que los campesinos que asumimos tierras con Chávez no producimos.

 

 

 

Hay que lograr también una cobertura comunicacional para que la gente se entere de lo que estamos haciendo. La producción del campo, de la comuna, no queremos que se quede sólo en la comuna. Queremos que llegue a las zonas populares que diríamos en términos comerciales, que son plazas comerciales muy importantes para la distribución de alimentos y que solamente la especulación, el bachaquerismo, se ha ido apoderando para saquear el bolsillo, la economía de las familias humildes. Nosotros hemos conversado con otras comunas para que con las tiendas del Maizal podamos colocar nuestros productos (y también el de otras comunas). Pero sobre todo para que la comuna donde se instale la tienda empiece asumir un proceso de administración, un espacio de distribución de alimentos y que puedan generar un excedente para fortalecer la dinámica económica a lo interno de esas comunas.  El objetivo es que el pueblo humilde pueda alimentarse, pueda beneficiarse con la producción de tierras que fueron rescatadas y puestas a producir con el esfuerzo de los campesinos y campesinas.

Propuestas como las tiendas de El Maizal llegan como alternativa de rescatar una propuesta del Comandante Chávez como por ejemplo los abastos bicentenario. Nosotros podemos llevar productos mucho más económicos y de buena calidad, por ahora en pequeña dimensión. En la medida que se han ido debilitando los sistemas de distribución del gobierno, nosotros desde la comuna, desde lo pequeño, y con perspectiva de crecer, ponemos una idea para que el movimiento comunero se apropie. Es un aporte para contribuir sobre todo para que aquellas comunas que fueron más afectadas por la guerra económica y el debilitamiento del proceso, sientan que es posible levantarse del mal momento que estamos pasando.

La idea es romper con esa campaña mediática que la derecha y algunos sectores del reformismo impulsan. Han pretendido hacer ver que el pueblo pobre no puede proyectarse porque no sabe administrar, ni gestionar ni ejecutar, que no sabe llevar la contraloría de un proyecto, que no sabe hacer producir la tierra, que las comunas urbanas no saben sino administrar algunas panaderías.

En el corto plazo podemos medir algunos logros como la articulación, el debate en cuanto al tema económico y el intercambio de producción. Surge también un nuevo tema, que es la intención de distintas comunas de formarse, de prepararse teóricamente. La gente siente la necesidad de que la dirigencia debe formarse para tener mayor claridad, conciencia y preparación. Nosotros hemos invitado a nuestra escuela de formación política, ideológica y técnica; y también hemos recibido invitaciones. En un corto tiempo hemos ido logrando establecer unas bases sólidas en la intención de potenciar el movimiento comunero y la iniciativa que se está construyendo.

Se está desarrollando el segundo encuentro nacional de esta iniciativa. ¿Quiénes fueron partícipes e impulsores del primero y qué otros actores se han ido sumando a esta nueva reunión?

Nosotros no vamos a actuar con dogmatismos, no vamos a reducir la iniciativa a que si no es de la comuna no puede participar de la instancia. Nosotros creemos que toda expresión del poder popular organizado, con construcciones fuertes, medianamente fuertes, si tienen voluntad política de alzar las banderas de la revolución, será convocada y bienvenida a participar en este espacio. En el primer encuentro estuvimos las comunas, consejos campesinos, sectores campesinos, intelectuales, compañeros referentes, movimientos sociales. En el encuentro que se llevó a cabo en la Comuna El Maizal vimos a compañeros como Lalo, que produce semillas en Mérida y que es una referencia desde el punto de vista político y productivo; estuvo la gente de Palito Blanco que viene dando una batalla dura en la frontera venezolana con la zona de la Guajira zuliana, participaron experiencias internacionales como el MST de Brasil haciendo sus aportes, allí estuvo la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora con la experiencia de su larga trayectoria, estuvo la gente de la comuna Pío Tamayo; la coordinadora Simón Bolívar, la comuna el Panal 2021 de la Fuerza Patriótica Alexis Vive, el compañero Julio Escalona a quien le tenemos mucho respeto como maestro y defensor de la idea bolivariana, guevarista y chavista; allí también estuvo el compañero Reinaldo Iturriza, quien desde la administración pública cuando ocupó un ministerio dio mucha amplitud a gente para que pueda participar en el diseño de la política. Participó la gente de una comuna de Anaco; el compañero Braulio Álvarez, que es un referente de la lucha campesina en este país. También estuvieron la gente de algunas comunas del corredor Fabricio Ojeda de Portuguesa; gente de las comunas de Carora, estuvo el compañero “Chicho” Medina que es un constituyente comunero que tiene la idea de organizar los ejes comunales en varias zonas de centro occidente, estuvo la gente de la admirable marcha campesina, hoy Plataforma de Lucha Campesina, que están librando una batalla dura contra el latifundio y haciendo frente al asesinato de compañeros; participaron comunas de Caracas; la gente del Frente Cultural de Izquierda, la Comuna Altos de Lídice, que es una referencia en la ciudad capital.

Tal vez se me escape alguno que ahora no recuerde y pueda generar una sensibilidad en compañeros o compañeras. Allí hubo una cantidad de compañeros y compañeras que nos hemos relacionado y coincidimos en la necesidad de formar parte de esta iniciativa. Una iniciativa que no es de un particular, de un grupo. Sino que es la iniciativa de un gran colectivo que en el territorio venezolano se mantiene construyendo desde las bases y se niega a ser exterminado, a desaparecer. Y que en nuestra condición de chavistas vamos a defender lo que mucha gente de manera abstracta llama el legado del Comandante Chávez. Para nosotros Chávez sí dejó un legado que hay que cuidar, mantener, fortalecer, para que sea la guía y el camino a seguir.

Últimamente se han sumado compañeros que no estuvieron en el primer encuentro, como por ejemplo la Comuna Che Guevara del estado Mérida, la comuna Indio Caribay, una gente muy humilde que con su aporte y experiencia en la siembra de arroz ha hecho un intercambio con la Comuna el Maizal. Hay gente que se va enterando de la iniciativa, y es una responsabilidad nuestra, de todos los que estamos aquí, cuidarla para que no la afecte ninguna particularidad, ninguna mala intención de nadie, ningún error inclusive no deseado, no intencional. Vamos a seguir invitando a compañeros que hasta ahora no se han acercado, porque es normal que tengan sus reservas, que estén viendo cómo madura el proceso. En la medida que nosotros tengamos líneas de trabajo, en la medida que hablemos con el ejemplo, con moral y trabajo concreto, la iniciativa va a ir ganando en confianza y va a lograr sumar a mucha gente.

¿Existen criterios de participación y métodos de construcción definidos? 

El primer criterio que poníamos en la mesa, es que aquí debe participar gente que esté construyendo procesos reales vinculados a las bases populares. Gente que esté promoviendo la organicidad en su organización, valga la redundancia. Que no sea gente que venga de manera muy hippie sólo a decir la poesía simplemente. Aunque no tengan referencia por no haber avanzado en el tema comunicacional, que sea gente que esté vinculada a un proceso de construcción real. Porque lamentablemente cuando emergen procesos interesantes como éste, es probable que lleguen aquellos que poco aportan desde lo concreto, pero mucho hablan. Entonces se desgasta el tiempo, se juega al cansancio.

Nosotros buscamos un perfil de la gente que participa en esta instancia, sin querer condicionar a que todos seamos iguales. Buscamos que estén los mejores, tal vez no los más famosos, pero sí los mejores, donde se mida la calidad, la cualidad. Vamos a ser cuidadosos de que no vayan a venir los “picos de plata”, que no construyen nada, y que vengan a tratar de apropiarse del espacio. Es una iniciativa seria donde mucha gente está apostando. El criterio es que la gente que se sume esté construyendo procesos reales, en la diversidad que existe en el país en el mundo del poder popular.

Otra característica que estamos promoviendo para las organizaciones que se vinculen es que se dé un debate en torno al tema económico. Toda organización citadina, rural, urbana, intelectual, campesina, comunera, esta llamada en esta etapa de la Revolución Bolivariana, a partir de la necesidad, a partir del bloqueo, a partir del saboteo que incluso muchos en el gobierno están haciendo en ese juego con la burguesía nacional, creo que todos estamos llamados a incursionar en el tema económico. Desde asumir los medios de producción, realizar la producción concreta en el tema de la industria, incursionar con fuerza en el tema del comercio, en el intercambio. Estamos llamados y tiene que ser un perfil del comunero, de la comunera, del chavista, de la chavista, a que todo el mundo se ponga la tarea estratégica de la producción nacional. No solamente de alimentos, nosotros hablamos de la producción de la manufactura, de distintos rubros que demanda la sociedad nuestra y que lamentablemente las importaciones han acabado con esas iniciativas nacionales. Ahora, producto del bloqueo, tenemos una oportunidad para que cada quien desarrolle su conocimiento en base a generar algún tipo de producción que pueda motorizar esa economía comunal que estamos tratando, desde abajo, con mucho esfuerzo, de levantar. Por ejemplo, las comunas de la ciudad no pueden esperar solamente que los campesinos produzcan, en la ciudad también se construye, también se produce. En el barrio también se puede producir. Obviamente no es la misma realidad la del campo y la de la ciudad, pero el presidente Chávez nos mostró las formas de investigar, de tener acceso a las tecnologías, las técnicas de producción de manufactura, de producción industrial. Todo el mundo tiene capacidad. Este es un aspecto a resaltar en los criterios.

No estamos condicionando a que sólo los chavistas participen de esta instancia. Pudiera ser que algún sector nacionalista, algún sector humilde de base que tal vez sea opositor, no vamos a ser sectarios, de que alguien que no comparte política e ideológicamente con nosotros no pudiera participar. Para nosotros es un reto que nadie de las clases populares tribute a la derecha, a la burguesía, a la oligarquía. Aunque obviamente somos nosotros los chavistas del corazón, que aprendimos a tener conciencia política con Chávez, los que vamos a llevar las riendas del proyecto.

Tenemos que tener la madurez política para cuidar la unidad. Plantearnos metas en el corto mediano y largo plazo. Nosotros llamamos a todos los compañeros y compañeras que estamos en esta instancia a ser muy cuidadosos. Tenemos que tributar para este proyecto más allá de la individualidad de cada quien. Nosotros creemos que no somos soñadores, ilusos. Creemos que esta iniciativa es una alternativa verdadera. Entre todos podemos lograr caminar por el legado de Chávez.

Comentarios

Todavía no hay comentarios. ¡Iniciá el debate!

Todos los datos son obligatorios, tu dirección de correo no será publicada