Uruguay: Mucho palo, ¿pa’ que aprendan?

En la noche del martes 22 de septiembre, la Guardia Republicana desalojó violentamente a los estudiantes de secundaria que ocupaban el Consejo Directivo Central (CoDiCen). Los estudiantes se econtraban ocupando el edificio del Codicen en el marco de la lucha por mayor presupuesto para la educación pública. Reclaman recursos que permitan mejoras edilicias, más edificios, becas, materiales, mejores salarios para los trabajadores de la enseñanza, comedores para los centros educativos, entre otras. Luchan además por obtener una verdadera autonomía y cogobierno para la educación media, que permita a los estudiantes tener voz y voto a la hora de discutir los contenidos de los programas y la administración de los recursos. Hoy hay paro de la enseñanza y varias movilizaciones.

 

Durante el desalojo se reprimió, además, a quienes se encontraban afuera del Codicen apoyando la ocupación. Al momento hay doce detenidos, docentes y maestros entre ellos. Desde los gremios de la enseñanza se informa, además, que dos de los detenidos tienen lesiones significativas.

El movimiento estudiantil junto con los sindicatos de la educación y de otras áreas, manifestaron en un comunicado su más profundo rechazo a los hechos. Denuncian que el ingreso de la policía se realizó sin previo aviso al edificio y por una puerta trasera, impidiendo a su vez la salida de los estudiantes por la puerta delantera.

Señalan que se desconocieron las negociaciones previas entre los estudiantes y el Codicen, que implicaban, entre otras cosas, el desalojo voluntario por parte de los estudiantes de las oficinas de organismos públicos que también funcionan en el edificio pero no pertenecen al Codicen.

En la madrugada del pasado domingo la policía ya había tenido un intento de desalojo.

Hoy miércoles los sindicatos de la educación (Fenapes, Ademu Montevideo, Afutu Montevideo y Canelones) realizan un paro de 24hs.

Los gremios y el movimiento estudiantil convocan también a una concentración frente al juzgado (en horario a confirmar) y a una concentración frente al Codicen a las 18hs.

Mañana jueves se realizará una marcha a las 17hs desde la Plaza Cagancha.

De indignaciones viejas y resistencias nuevas

Son horas donde los hechos se precipitaron y la indignación no cede todavía lugar a la reflexión más ordenada. Sin embargo es inevitable que la memoria viaje hacia el pasado, hacia el recuerdo de aquella noche, también de setiembre, del año 2002 en que el gobierno de Jorge Batlle ordenó el desalojo de los estudiantes de los liceos 11 y Miranda por parte de la policía. El relato es casi el mismo, fue en la noche, fue con violencia, hubo heridos y detenidos.

Pero también hubo, como ahora, mucha indignación y el volver a salir a la calle a seguir luchando por una educación mejor. Y por suerte la indignación de los más viejos se junta con las ganas de luchar de los más jóvenes, de esos que volvieron a atreverse a ocupar sus liceos, las calles, las redes y hasta el Codicen, porque están convencidos que sin una educación mejor no hay futuro. Y ahí son ellos los que enseñan. Su dignidad y compromiso, como el de las maestras y los profes, enseña.

Volviendo al recuerdo del 2002, en la marcha que se realizó aquella vez en repudio a lo sucedido, una pancarta llevaba por consigna la frase que ahora da título a esta nota. Aunque también podría haberse titulado “Desalojo del Codicen o la noche en que terminaron de caer las máscaras”. Y es que la serie de torpezas cometidas por el gobierno desde la esencialidad hasta hoy -ley de presupuesto con sus migajas mediante- hacen pensar que, más que torpezas, estos hechos terminan de mostrar cómo, en aquello que sí es esencial, este gobierno y aquel del 2002 se parecen bastante.

 

 Publicado: 23/9/15

 

Ver también cobertura fotográfica de rebelArtehttp://www.rebelarte.info/Desalojo-del-CODICEN

Fuentehttp://www.zur.org.uy/content/mucho-palo-%C2%BFpa-que-aprendan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.