Vocesenlucha. Tras las huellas del Che

En mayo del año pasado la Casa Vieja nos invitó a presentar el documental Cuando las gotas hacen lluvia, y allí tuvimos la suerte de conocerlos. Vanessa es (literalmente) “del color de la tierra”, como dirían los zapatistas. De cualquier tierra: norte, sur, selva, desierto, cultivo o estepa. No es fácil suponer su origen por su aspecto, como si de una metáfora ambulante de la humanidad se tratara. Se presenta con una sonrisa, siempre. Además, es licenciada en Filosofía, aunque es mucho más filósofa de caminos que de mecedoras. Raúl es, a su vez, “del color de la tierra manchega”, es decir, de Albacete de toda la vida. Diáfano como nuestro paisaje, luminoso, transitable, cordial y (valga el tópico) con ciertos brotes quijotescos que explican una parte importante de su biografía. Además, es licenciado en Antropología, y la verdad es que nos cuesta imaginárnoslo licenciándose en otra cosa que no sean las ciencias que estudian la diversidad y, a la vez, la unidad de los seres humanos.

A Vanessa y Raúl los podéis encontrar colaborando, alegre y tenazmente, con todas las causas justas. Podéis verlos en la Plataforma Albacete contra la Corrupción, en la Plataforma No a la macrogranja en Pozuelo, en el Cerro Libertad de Jaén junto a la gente del SAT, en la Marea Verde… Fue precisamente en el ámbito de la defensa de la educación pública donde se estrenaron como realizadores con Las trincheras de la públicaun excelente trabajo coral que da voz a pensadores como Carlos Fernández Liria o Marcos Roitman, a profesoras y profesores de distintos niveles académicos y, sobre todo, a una vieja escuela disminuida y desorientada pero que no pierde la esperanza. Se trata de una obra interesantísima, llena de verdad y poesía, que no ha perdido ni un ápice de actualidad. Pinchando en el título podéis verla. Ya estáis tardando, en serio.

Pues bien, coincidiendo con aquellos años de recortes salvajes del PP, y ante la evidencia de que nuestro país apenas ofrecía otra cosa que bandejas y banderas a jóvenes como ellos, nuestros dos amigos decidieron, así, como si tal cosa, hacer el petate y marchar a Latinoamérica sin billete de vuelta. Y por aquellos territorios hermosos e infinitos anduvieron unos dos años, recorriendo desde Chile hasta el Caribe. Se implicaron hasta los tuétanos en la causa mapuche, una de las más olvidadas del mundo; dialogaron con líderes indígenas de Bolivia y Perú; participaron del día a día de la revolución bolivariana; y se presentaron en Cuba, tan ufanos ellos, para solicitar una entrevista con el mismísimo Fidel Castro. Circunstancias de la vida (y de la muerte), su estancia en la isla coincide con el fallecimiento del Comandante, y allí estaban Vanessa y Raúl para grabar y fotografiar el histórico momento. El caso es que a lo largo de aquel tiempo caminaron mucho, vieron mucho, sufrieron mucho con los que sufren, aprendieron mucho de los que nunca se rinden y, en definitiva, vivieron mucho. Cuando volvieron de su largo periplo, ya no eran sólo dos jóvenes idealistas: se habían convertido en Vocesenlucha.

Y, desde luego, no regresaron de vacío. Retornaron con el corazón florido y la mochila llena de experiencias. Y de un valiosísimo material audiovisual, fotográfico y literario que podéis (¡y debéis!) consultar en el enlace anterior. De nuevo, ya estáis tardando. Hacednos caso. Porque en pocos otros sitios encontraréis una aproximación más diversa, profunda y respetuosa con la realidad latinoamericana. Una parte muy importante de ese material reconstruye las huellas del Che Guevara en sus diferentes ámbitos: la memoria de quienes lo conocieron, la opinión de quienes lo han estudiado como personaje histórico, las tradiciones orales que glosan su figura, los espacios que recorrió (empezando por La Higuera, la aldea donde fue asesinado). La idea de Vanessa y Raúl es montar un documental y difundirlo por donde se pueda. Para lograrlo, han emprendido una campaña de crowdfunding. Aquí tenéis el enlace: TRAS LAS HUELLAS DEL CHE. De modo que, una vez más… ¡ya estáis tardando en colaborar! Porque en este mundo “chambón y jodido”, como diría Galeano, dominado por trumps y salvinis, necesitamos urgentísimamente recuperar las huellas del Che y estar atentos a las voces que luchan.

Colectivo Puente Madera

@CPuenteMadera

* El Colectivo Puente Madera está formado por Enrique Cerro, Esteban Ortiz, Elías Rovira y Javier Sánchez.

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.