X

Buscar en Contrahegemonía web

X

Mantengámonos en contacto

[email protected]

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

“Yo no me arrepiento, lamento que no hubiéramos triunfado”

13 Apr,2019

por el mecha

''

La nieta 129 es hija de dos militantes del PRT-ERP, Carlos Alberto Solsona y Norma Síntora. Norma permanece aún desaparecida, mientras Carlos es un sobreviviente del terrorismo de estado, y un buscador incansable de aquel hijo o hija que sabía podía estar vivo en alguna parte.

Carlos y Norma fueron militantes revolucionarios, parte de esa generación que quiso tomar el cielo por asalto.

El anecdotario cuenta que los milicos decían que “los perros” (PRT) eran “irrecuperables”. La noticia de la aparición de su hija, nos permitió conocer este perro querido, que sigue ladrando todavía.

Como su identidad política se hizo pública, el periodista Reynaldo Sietecase quiso conocer su balance sobre la lucha de los ’70, y en particular, si se “arrepentía de algo”[1].

Esta fue la amplia y hermosa respuesta de Carlos Solsona:

“Yo no me arrepiento, lamento que no hubiéramos triunfado. No por el logro personal, individual ni de la organización. Enfrentar ese modelo de dominación antinacional y antipopular y criminal no afectó solo a las organizaciones que participamos de la lucha política, sino que afectó y sigue afectando a todo el pueblo argentino. Y a los pueblos de América Latina. Tenemos muchos años de retroceso en las conquistas sociales, muchos años de terror y aniquilamiento.

Nosotros siempre decimos, en esa época asesinaron a los mejores. Uno recuerda a los compañeros caídos, la claridad que tenían, los objetivos por los que luchaban, el interés por defender a los más desfavorecidos.

Te puede interesar

Un debate presidencial no es una góndola de candidatos

Y no cabe ninguna duda, nos quedamos sin los mejores. No por la organización. Se quedaron sin los mejores, la sociedad argentina”.

En otro pasaje, Carlos dijo que la represión azotó a las organizaciones populares “por intentar enfrentar un modelo que explotaba y dominaba las grandes mayorías, en beneficio de una oligarquía nacional, aliada a intereses extranjeros. Todos los sectores del campo gremial, político, de la iglesia, todos quienes estaban en el barrio, enfrentado a ellos, fueron blanco de una política de exterminio. Como forma de crear el terror para que nadie se le ocurra volver a pensar en la liberación. Que de eso se trataba el proyecto de los ‘70”.

Si bien no volvió a participar en una organización política, “el interés por la política no se pierde nunca”, aclaró. “Estoy en la política de las charlas con la gente, ahí donde uno no puede abandonar los principios. Esa es mi forma actual de hacer política”.

No abandonar los principios, ni la búsqueda. “Era como tirar de la punta de mil ovillos sin saber si alguno permitiría continuar el tejido”[2], dijo.

Finalmente sostuvo:

“Estamos profundamente conmocionados. Eternamente agradecidos y orgullosos de pertenecer a una sociedad que pudo dar luz a las Abuelas, que ahora dan a luz a los nietos. No me cansaré nunca de reivindicar el papel histórico que han jugado y seguirán jugando las Abuelas”.

Sobre su hija ha querido hablar poco. Tuvieron un pequeño contacto y sabe que la noticia la “impactó”. Sobre ella dijo: “a pesar de que buscaba la verdad, cuando la encontrás… es la verdad, y ya no hay más que buscar”.

Es así. A veces la verdad duele, puede ser dificil de afrontar, pero siempre es revolucionaria. Por eso es y será siempre, nuestra principal arma contra los opresores de todos los tiempos.

Gracias compañero Solsona por la entereza, la resistencia, la búsqueda y esas palabras que siguen ardiendo y son el combustible de la lucha necesaria.

¡Venceremos!

 

Notas

[1] Entrevista a Carlos Solsona por Reynaldo Sietecase:   https://radioconvos.com.ar/notice/5cae1323a358a43c6bdbe2a5/carlos-solsona-papa-de-la-nieta-129-recuperada-habla-en-lim.

Le agradezco a la Tana, fue por ella que supe de esta entrevista.

[2] https://www.pagina12.com.ar/186611-pasaron-anos-sin-tener-siquiera-una-pista

 

Fuente:

La Palabra Caliente

Comentarios

Todavía no hay comentarios. ¡Iniciá el debate!

Todos los datos son obligatorios, tu dirección de correo no será publicada