Paritarias en la ciudad de Buenos Aires

Una vez más volvemos a defender la escuela pública como el espacio desde donde tantos pibxs pueden construir otro presente y otro futuro, desde donde nos permitimos soñar con otro mundo posible, desde donde luchamos por la educación que queremos. Sin embargo, desde la agrupación Simón Rodríguez creemos que este no es un inicio igual a los demás en la vuelta a clases.

 

Quienes habitamos la Ciudad de Buenos Aires sabemos que las políticas del gobierno PRO apuntan a la privatización de lo público, al recorte, al ajuste sobre el pueblo y a seguir engordando los bolsillos de los de arriba. Mientras los aumentos en los precios no cesan y la inflación sigue crecimiento, los sindicatos con representación nacional acordaron con el ministerio que el piso salarial nacional tendrá un supuesto 40% de aumento. Lo que no explican es que ese aumento es para el mínimo nacional, que solo cobran los maestros recién iniciados en únicamente siete provincias, y que se dará en dos cuotas, por lo que realmente apenas alcanza el 34%. A su vez, es importante desenmascarar dos objetivos que tiene el PRO: seguir achatando la pirámide salarial (por eso parte del aumento va al FONID, que cobramos todos los docentes por igual y no aumenta por antigüedad) y homogenizar a la baja el salario docente a nivel nacional, con aumentos del 25% en las provincias que vienen cobrando más que el mínimo ($6060 hasta ahora), como Capital y Provincia de Buenos Aires.

En la Ciudad de Buenos Aires, a tres días del comienzo de clases, se cerró el acuerdo salarial con un aumento de un aparente 35 % en dos cuotas. ¿Pero qué esconden estos números?

Primera Cuota (correspondiente a Marzo a cobrar en Abril)

Maestro JS de 0% a 60 % de antigüedad pasa de cobrar $8385 a cobrar en mano $10.000 es decir el aumento es de $1615 ($1215 del APD 2016 y $400 del FONID)

Maestro JS de 70% a 120% de antigüedad recibe un aumento de $1600 (APD 2016) màs los $400 del FONID

Segunda cuota (correspondiente a Agosto a cobrar en Septiembre)

Maestro JS de 0 a 60 % de antigüedad pasa de cobrar $10.000 a cobrar en mano $11.372 es decir el aumento es de $1372 con el FONID incluido.

Te puede interesar:   ¿Un pacto para vivir?

· En primer lugar, porque el aumento es en cuotas, es decir, recién se termina de pagar a partir de agosto, por ende, el real porcentaje se obtiene anualizando ese aumento lo que ronda en un porcentaje de entre el 27 y 25 % real. El aumento entonces no es tal, sino una actualización de nuestro salario que ni siquiera llega a cubrir la inflación pronosticada. Es decir, si se calcula una inflación del 40% anual, es clara la pérdida de poder adquisitivo que se nos plantea a lxs docentes. Todo sube menos nuestro sueldo.

· En segundo lugar, no se respeta la escala salarial. En lugar de que el sueldo aumente proporcional a la antigüedad, el aumento se divide en dos grupos. Por un lado, los docentes que tienen una antigüedad de hasta 12 años (de 0 % a 60%) y los que tengan a partir de 12 años de antigüedad otro (de 70% a 120%). De esta manera, la antigüedad ya casi no influye hoy en nuestro salario.

· Por otro lado, este aumento figurará como un ítem más dentro de nuestro ya incomprensible recibo de sueldo: APD 2016 (Acuerdo Paritario Docente 2016), que es sencillamente en negro porque si bien aporta para el aguinaldo no es parte de ni de nuestro sueldo básico ni abona para aportes.

· Otro punto importante es que gran parte del aumento de CABA no sale de los fondos de la ciudad sino que forma parte del FONID con lo cual la excusa que antepone la ministra y su equipo exponiendo que hacen los máximos esfuerzos por llegar al porcentaje acordado, son engañosos. El FONID es una suma fija no remunerativa ni bonificable que tampoco se modifica a lo largo de la escala salarial, es decir, se cobran $400 más en la primera cuota teniendo un año de antigüedad o 20. En la segunda cuota el FONID aumenta $300, así como el ítem de material didáctico (también en negro) en $400.

Te puede interesar:   Ismael y la Inquisición social

· Es para destacar que con los nuevos criterios del impuesto a las ganancias anunciados, un maestro soltero que recién ingresa a la docencia y que trabaja en jornada completa o en dos turnos o más, lo pagaría..

Estamos ante un escenario por demás complejo. La derecha rancia, neoliberal, represora, cuenta con un nivel de hegemonía difícil de romper. Gobierna a nivel nacional y en los distritos más importantes del país. Tras ofrecer migajas en las paritarias nacionales y en la mesa salarial de ciudad, amenaza al secretario general de SUTEBA y mantiene un constante hostigamiento policial en la sede de Ademys. Es por esto que consideramos que es este el momento más oportuno para luchar en unidad. Para que Bullrich no pueda volver a hacer campaña haciendo alusión a que en 8 años de gestión en la ciudad la docencia no ha parado.

Lamentablemente, este inicio del ciclo lectivo, la lucha en unidad no dirá presente. Desde la Simón participamos activamente tanto de la asamblea abierta convocada por Ademys y del plenario de delegados de la UTE, llevando los mandatos de base de nuestras escuelas y programas. En ambas instancias, la voz de la docencia plasmada en los mandatos de base reclamaba por el rechazo al acta de acuerdo propuesta por el ministerio y por un plan de lucha con un no inicio de las clases. Desde Ademys se convocó a un paro de 24 hs y una movilización con una nueva asamblea para determinar cómo continuar la lucha.

Sin embargo, la votación final del plenario de la UTE resolvió no hacer paro, a pesar de ser notoriamente mayoritarios los mandatos en apoyo al paro, aún desacordando con el acta paritaria.

Desde la Simón compartimos nuestra preocupación por las argumentaciones presentadas por la conducción de la UTE que aceptó de manera encubierta la propuesta del gobierno. Allí escuchamos enfáticamente que la docencia no quería luchar o bien que no estaban dadas las condiciones para dar la pelea. Nosotros sostenemos que este sindicato tiene la capacidad de convocar al conjunto de la docencia a luchar y que no lo hace porque no toma la decisión política de enfrentar las avanzadas de este gobierno así como no les enfrentó de manera intransigente durante los últimos 8 años de gestión PRO en la ciudad.

Te puede interesar:   Cambiemos en su laberinto

Estamos convencidxs que la única manera de conquistar nuestros derechos es luchando. Lxs invitamos a que dejemos la pasividad de que otros decidan por nosotrxs, a no permitir que los gobiernos y las burocracias sindicales arreglen a nuestras espaldas, a hacer oír nuestras voces. Debemos participar en las instancias que los sindicatos propician y allí donde nos las hay, exigirlas. Necesitamos ser muchxs lxs delegadxs de escuela porque es desde ahí desde donde construiremos otros modelo sindical, desde las bases y entre compañerxs. Tenemos que volver a debatir en las sala de maestrxs, en los pasillos, en los recreos qué condiciones de enseñanza- aprendizaje queremos para esa escuela que soñamos.

Desde la Simón creemos que no debemos resignarnos a aceptar migajas, ni a permitir que la inflación nos coma el aumento en unos pocos meses. Creemos que el conjunto de la docencia debe ponerse firme en defensa de una propuesta salarial del 40%, para toda la docencia de la ciudad, sin cuotas y en blanco. Seguimos exigiendo una jornada laboral con parejas pedagógicas, capacitación en servicio y condiciones laborales dignas que nos permitan llegar a fin de mes sin tener que trabajar nueve horas o más frente a un grupo y dos horas más en casa todos los días. Así como seguimos peleando para que no pueda haber escuelas que se caigan a pedazos, para que se construyan más escuelas y jardines , que no haya ni un solo niño sin vacante, que se completen los Equipos Interdisciplinarios necesarios para atender a las necesidades sociales de nuestrxs pibxs, que se nos restituyan las Juntas para acceder democráticamente a nuestro trabajo.

Por todo esto, el lunes PARAMOS y NOS MOVILIZAMOS, al igual que lo harán compañerxs docentes de nueve provincias y de muchos distritos de Prov. de Buenos Aires

SIMÓN RODRÍGUEZ·LUNES, 29 DE FEBRERO DE 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *