Cornejo amenaza con desaparecer a menores de edad que se manifiestan contra el fracking

El gravísimo episodio ocurrió en el día de hoy durante una visita del gobernador mendocino al distrito de Carmensa en el Departamento de General Alvear. Representantes del movimiento Jóvenes por el Ambiente/Clima local decidieron acercarse para mostrar su reclamo contra el fracking de manera pacífica y respetuosa como puede verse en la segunda parte del video a continuación. Sin embargo, Cornejo una vez más intentó silenciar su reclamo y dio instrucciones a su entorno para que amenazaran a los jóvenes para que se retiraran. Entre las amenazas recibidas, los jóvenes denuncian que les dijeron que los van a desaparecer.

Esta inadmisible amenaza hacia menores de edad y estudiantes de secundaria, se suma a otras acciones de similares características ya emprendidas contra los jóvenes por el gobernador recientemente. Cuando los jóvenes realizaron el primer faltazo por el clima de nuestro país a principios de mes pasado para reclamar sobre las rutas que la Legislatura trate la ley contra el fracking, el gobernador les mando la Gendarmería y luego envió a la misma a los colegios para obtener la lista de los alumnos que habían faltado a la escuela para sumarse al legitimo reclamo por la defensa del agua. Luego utilizo además al sistema judicial, enviando a citar a directivos escolares para que declaren ante el juez y obligarlos así a delatar los nombres de los estudiantes que habían faltado a la escuela.

Cornejo busca de esta manera también amedrentar a los jóvenes para que no vuelvan a las rutas el próximo miércoles 18/9, en que se ha convocado una importante movilización en toda la provincia para prohibir el fracking, en el marco de una movilización mundial de Jóvenes por el Clima para salvar el planeta. Esta preocupante seguidilla de síntomas antidemocráticos revelan la personalidad despótica y autoritaria de un gobernador que manifiesta estar dispuesto a recurrir delitos de lesa humanidad para aplacar y acallar toda resistencia a su accionar ilegal a través de decretos inconstitucionales que están convirtiendo a su provincia en una zona de sacrificio, sin importar que el objeto de sus graves amenazas sean menores de edad y estudiantes de secundaria.

Te puede interesar:   El peronismo, una discusión pendiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *