Comunicado: En esta navidad se respira lucha

AMPAP es la sigla de las Asambleas Mendocinas Por el Agua Pura. Tenemos reuniones medianamente periódicas de los voceros de cada una de las asambleas de toda la provincia. En Mendoza existen las asambleas de San Carlos, Tunuyán, Huanacache (Lavalle), Las Heras, Tupungato, Uspallata, Tunuyán, la Popular (de la ciudad), Malargüe, San Rafael, General Alvear, Zona Este, Maipú, Luján y Godoy Cruz.

Cada una de estas asambleas hemos venido trabajando en sus territorios de a poco desde hace más de diez años. Hemos construido lazos, organizando desde abajo… a veces siendo pocos, a veces siendo vendaval pero siempre con la constancia de saber que estas son luchas largas y la convicción y confianza que somos parte del pueblo. Nuestra fuerza, aún en los momentos más difíciles, fue estar organizados.

Esta lucha en particular no comenzó hace una semana. Apenas promulgada nuestra ley 7722 en 2007, el sector prominero impulsó 11 pedidos de inconstitucionalidad para derogarla a lo largo de todos estos años. Los derrotamos en 2015 ya que la Corte Suprema de la Provincia de Mendoza ratificó la constitucionalidad de la ley de manera casi unánime, luego de semanas de movilizaciones, charlas en escuelas, en los barrios y de un acampe de cuatro días en el Poder Judicial con el acompañamiento de miles de nosotros, los mendocinos.

Ahora nuevamente fueron por nuestra ley y nuestro pueblo ha comprendido el peligro que significa tener la actividad megaminera aguas arriba en toda nuestra cordillera. Esta es la razón de fondo de la masividad del reclamo actual. En octubre del año pasado, Alejandro Abraham primero y Mario Agülles junto a Silvina Camiolo después, presentaron dos proyectos de modificación de la 7722. Estuvimos todos los jueves en la plaza San Martín, impulsados por el aliento de las Madres de Plaza de Mayo, logrando luego de varios meses que estos proyectos no avanzaran.

Te puede interesar:   Monsanto pagó a Google para censurar resultados de búsqueda y desacreditar a los periodistas

La situación actual es compleja ya que esta modificación, ha puesto en jaque la estabilidad social. Esa es la razón de la represión del viernes al pueblo de Mendoza, la que repudiamos desde nuestras entrañas. Hay una crisis de representación porque no tienen licencia social. El gobierno nacional, en sintonía con el gobierno provincial firmaron el pacto Suárez-Sagasti para el ingreso de la megaminería en Mendoza y la supuesta entrada de inversiones para pagar las extravagantes deudas contraídas por los gobiernos anteriores: el de Macri en la nación y el de Cornejo en la provincia. Son las políticas del saqueo y del extractivismo que tanto daño hacen a toda Latinoamérica. Son las políticas que despojan a los pueblos de sus Bienes Comunes y los expulsan de sus territorios. Son las que dejan sin espacio a políticas sustentables.

Saludamos el apoyo de nuestros hermanos de otras provincias y la enorme movilización y energía de nuestro pueblo. Confiamos profundamente en él. Adherimos al impulso de más asambleas. Motivamos a que la gente se organice en sus propios espacios exigiendo el veto a la ley, como los artistas de Vendimia, los sindicatos, los productores, los vecinos en los barrios, los diseñadores, los músicos, los trabajadores, la iglesia, el movimiento feminista, los científicos y profesionales del CONICET, las reinas de Vendimia, etc. Además de seguir en las calles, necesitamos que todos los sectores de la sociedad mendocina se expida en defensa del agua pura exigiéndole al gobernador Rodolfo Suárez y a la cúpula del PJ el veto de la ley.

¡¡¡Suárez: VETO o VETE!!!

EL AGUA DE MENDOZA NO SE NEGOCIA

Te puede interesar:   Yo por ellas y ellas por mí. Camino al 8 de marzo

Asamblea Popular por el Agua Pura

Mendoza, 24 de diciembre de 2019

LA 7722 NO SE TOCA

Foto: Aisha Maya Bittar – Revista Vómito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *