“La movilización de las mujeres jugará un papel esencial”

Francia. Asalto contra las pensiones

Este lunes [el 16 de diciembre, ndt], en vísperas de la manifestación contra la reforma de las pensiones, un mitin organizada por diferentes organizaciones feministas y sindicales reunió, en un ambiente determinado y alegre, a unas trescientas personas sobre el tema “mujeres y jubilación”.

"Levantémonos, mujeres esclavas, y rompamos nuestros grilletes, en pie, en pie. En la repleta sala de los Metalúrgicos de París, la atmósfera del lunes por la noche, antes de la gran manifestación contra la reforma de las pensiones prevista para el martes, está en feliz vigilia de armas. Cuando las treinta oradoras -sindicalistas, historiadoras, economistas, militantes feministas- reunidas en el escenario cantaron el himno de la MLF [Movimiento de Liberación de la Mujer, ndt] al final de este mitin dedicado a las consecuencias de la reforma de las pensiones para las mujeres, algunas militantes formaron con la mano el triángulo invertido, símbolo de la liberación feminista.

Esa tarde, todas vinieron a decir hasta que punto la reforma de Edouard Philippe afectará a las mujeres en primer lugar, al reforzar las desigualdades ya evidentes en el mundo del trabajo. Ante un primer ministro que aseguró, el miércoles pasado, que “las mujeres serán las grandes ganadoras” de esta reforma, las participantes se sucedieron en la denuncia de la hipocresía del gobierno. “Hay que entender la neolengua orwelliana de este gobierno”, proclamó la diputada de France Insoumise de Seine-Saint-Denis Clémentine Autin, el eje de este mitin, que dijo que le gustaría que en la manifestación “las mujeres están hoy en la plaza porque están en primera línea”.

Durante más de dos horas, y aunque sigue una gran ambigüedad en muchos puntos de la reforma, las intervenciones permitieron proporcionar una visión general instructiva de las desigualdades, a menudo invisibilizadas, que afectan a las mujeres en el mundo del trabajo. Y qué ese riesgo se ve agravado, como en anteriores reformas de pensiones, por el proyecto del gobierno.

Te puede interesar:   #Fotogaleria 8M Paro Internacional de Mujeres

Sobre el importe de las pensiones, “hoy hay una diferencia del 42% con los hombres y del 28% si tenemos en cuenta las pensiones de supervivencia (de viudedad, ndt)”, dijo la economista Rachel Silvera, quien recuerda que las pensiones de las mujeres son realmente “un espejo aumentado de la desigualdad salarial”.

Intentar comprender qué implicará la reforma para las mujeres requiere hacer un balance de las desigualdades actuales: el tiempo parcial, masivo, y la mayor parte del tiempo sufrido e involuntario por las mujeres, su concentración en sectores como la salud, educación o comercio donde los salarios son bajos, los “pequeños techos insidiosos de cristal a lo largo de la carrera”, carreras precarizadas, interrumpidas, etc.

En este sentido, el momento de la jubilación llega a sancionar, y a menudo amplificar, estas situaciones.

Para comenzar el debate, las historiadoras Mathilde Larrère y Laurence De Cock insistieron en la naturaleza muy reciente de la preocupación política por la jubilación de las mujeres. Hasta principios del siglo XX, la mortalidad femenina era tal, recordaron que la jubilación no era en absoluto un problema. En 1910, cuando se invirtió esa tendencia, la ley teóricamente les otorgó el mismo régimen de pensiones que los hombres siempre que tuvieran una carrera completa. Basta decir que afectó a muy pocas mujeres. Como prueba de una larga serie de reformas engañosas y derechos puramente formales para las mujeres.

La presidenta de la asociación de Mujeres por la Igualdad, Ana Azaria, también enfatizó un punto muy poco presente en el debate, de la toma en consideración de la penosidad, que “los estereotipos sexistas significan que los trabajos de las mujeres rara vez se reconocen como penosos”. El caso de la función hospitalaria, donde están representadas masivamente, es sin embargo edificante. Las mujeres se enfrentan al trabajo nocturno, en turnos, al ruido… “Esas mujeres tienen una esperanza de vida de siete años por debajo del promedio”, afirma la militante, quien recuerda que para las 400.000 auxiliares de enfermería, que pueden hoy jubilarse a partir de los 57 años, en lo sucesivo tendrán que aguantar hasta los 62 años.

Te puede interesar:   Tiempos violentos: terrorismo de Estado y capital financiero

Para Sigrid Gerardin, directora del sector educativo de la FSU, las mujeres que representan a tres millones de los cinco millones de funcionarios públicos serán particularmente penalizadas por la reforma anunciada. “El estatuto de funcionario público no protege contra las desigualdades [entre hombres y mujeres – ndlr]", asegura, precisando que “en la función pública, los dos tercios de las primas se otorgan a los hombres”. Bonificaciones que el gobierno ha presentado para explicar cómo la reforma sería favorable para las y los funcionarios públicos, y en particular para los y las enseñantes.

En nombre del Comité Adama, Assa Traoré explicó que estuvo presente en esta movilización, porque los barrios populares serán “golpeados de pleno” por esta reforma. Mencionó notablemente el caso de su madre, limpiadora en Onet, que prácticamente perdió la vista después de haber estado expuesta al polvo durante años.

Una responsable de la CGT de hostelería también vino a testificar sobre la larga lucha de las camareras que también sufrirán esta reforma: esas mujeres, en gran parte racializadas, se enfrentan al trabajo a tiempo parcial impuesto, la subcontratación y, mucho más masivamente que en otros sectores, el acoso moral y sexual.

“Las violencias sexuales y sexistas tienen un impacto en las carreras”, insistió Caroline de Haas en nombre del colectivo #NousToutes, ya que a menudo presionan a las mujeres a dimitir o dejar de trabajar. Si bien el 32% de las trabajadoras han sufrido tal violencia, entendemos que el problema es de hecho sistémico.

Al plantear un punto aún muy vago de la reforma, en ausencia de estudios de impacto serios, la portavoz de ¡Osez le féminisme!, Céline Piques, protestó contra la supresión de los ocho trimestres de aumento por hijo que no será compensados, según ella, por el aumento del 5% de la pensión por hijo (y del 7% para el tercer hijo). Además, el hecho de que este 5% se pueda atribuirse a elección a los hombres o las mujeres, abre la puerta para que las parejas decidan que los hombres, que a menudo ganan más, sean quienes lo toman. “¿Qué pasará después si hay separación? Es un escándalo”, denunció.

Te puede interesar:   Chile. La marcha contra la precarización laboral juvenil y por una sindical de clase

Si bien las pensiones de supervivencia permiten corregir parcialmente las desigualdades que sufren las mujeres en sus carreras, Sophie Binet, co-secretaria general de la CGT, quiso recordar la naturaleza retrógrada de esta filosofía ya que: “Las mujeres no solo son madres y, a veces, no son madres en absoluto”.

Entusiasta sobre la extensión del movimiento desde el 5 de diciembre, la responsable de la CGT concluyó su intervención con cierta gravedad. “Estamos en un momento particular en el que la historia puede inclinarse en una dirección u otra. La movilización de las mujeres desempeñará un papel esencial”.

Traducción: viento sur

https://www.mediapart.fr/journal/france/171219/la-mobilisation-feminine-jouera-un-role-essentiel

Fuente: https://vientosur.info/spip.php?article15457

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *