Inexplicable desde todo punto de vista: se pagaron 250 millones de dólares de la deuda en un momento de pandemia

Ocurrió este martes y se trata de un vencimiento del bono Par y Letras del Tesoro.

El Gobierno pagó este martes deuda por unos 250 millones de dólares, en un contexto de paralización de la actividad económica y con riesgos crecientes de cesación de pagos. 

El dinero desembolsado por las autoridades está destinado a los poseedores del bono Par, un instrumento emitido para salir del default post convertibilidad. El pago corresponde a un vencimiento en el cupón de intereses del 31 de marzo. Por otro lado, se acreditarán dólares en las cuentas de los tenedores de Letras del Tesoro nominadas en moneda extranjera, que fueron reperfiladas en agosto del año pasado por el Gobierno macrista. 

El pago de u$s 250 millones una baja en las reservas del Banco Central, que vienen cayendo los últimos meses a lo que se suma una economía jaqueada por el coronavirus, aunque la entidad monetaria había logrado comprar hace unos días u$s 200 millones que liquidaron las cerealeras.

La decisión de pago se consideró irreversible, ya que los correspondientes avisos de pago fueron enviados a la Bolsa, a la Comisión de Valores y también a las cajas compensadoras del exterior. 

Esta operación de pago de cupones respeta las condiciones de emisión originales y posiblemente sea la última que realice la Argentina hasta que se conozca la resolución de las conversaciones con los bonistas. Los acreedores tienen en sus cartera bonos de la deuda argentina, en dólares, y emitidos bajo ley extranjera por un total cercano a los 69.000 millones de dólares.

Este martes, el riesgo país trepó arriba de los 4.100 puntos, casi el valor que tuvo los primeros meses de 2002 con el default de deuda declarado.

Te puede interesar:   Ayotzinapa: 40 meses de impunidad y de lucha

Es decir que el capital financiero internacional considera el default como un escenario altamente probable. Para despejar toda duda el gobierno presentaría, al mismo tiempo que el pago, una propuesta para reestructurar su deuda de 69.000 millones de vencimiento próximo. Otro signo de voluntad de pagar pese a todo, así se caiga el mundo en pedazos, así se agoten los fondos nacionales de emergencia, la odiosa deuda externa. Es muy chocante que en medio de lo que se está viviendo actualmente a nivel sanitario se siga priorizando honrar la deuda usuraria.

Fuente: Resumen Latinoamericano

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *