docente

饾悅饾惃饾惂饾惌饾悽饾惂饾惍饾悽饾悵饾悮饾悵 饾惄饾惈饾悶饾悳饾悮饾惈饾悽饾惓饾悮饾悵饾惃饾惈饾悮

Las 煤ltimas novedades que nos tienen a les docentes como protagonistas, no son alentadoras. A pesar de las notas de color en los medios en donde pareciera haber una mirada tibiamente reivindicativa sobre el trabajo docente, y del reconocimiento de parte de las familias sobre nuestra tarea, en un marco en donde hace menos de una semana salimos a visibilizar la situaci贸n de sobrecarga laboral, la falta de actos p煤blicos, la precarizaci贸n y pauperizaci贸n de nuestras condiciones de trabajo, utilizando nuestros propios recursos materiales, pagando la conectividad que en este contexto deja de ser un servicio o 鈥渦n lujito鈥, para pasar a ser una herramienta fundamental en el sostenimiento de la educaci贸n en el contexto de emergencia sanitaria, el Estado hace o铆dos sordos y nos vuelve a dar un golpe al bolsillo.


Nos desayunamos con que la provincia de Buenos Aires (pero no s贸lo) va a pagar en cuotas el medio aguinaldo, con algunas salvedades. El l铆mite para cobrar todo el aguinaldo en tiempo y forma es $80.000 bruto sobre la remuneraci贸n sujeta a aportes jubilatorios. Todx aquel que cobre menos de ese monto recibir谩 el SAC completo, lo que nos plantea varias cuestiones.

La primera es que casi ning煤n docente cobra ese n煤mero, por lo que el recorte no alcanza a la totalidad, ni siquiera la mayor铆a. Lo que nos invita necesariamente a volver sobre la cuesti贸n de la miseria de nuestro salario. Sin temor de repetirnos, lxs docentes en el contexto de ASPO hemos salido nuevamente con todo nuestrxs recursos, voluntad y responsabilidad, a sostener un sistema educativo en crisis desde mucho tiempo antes que la pandemia.

Te puede interesar:   鈥淎 este gobierno no le ganamos en las urnas, le ganamos en las calles鈥

Ponemos nuestros cuerpos para repartir bolsones de hambre a las familias, resguardando de manera individual y autogestionada nuestra salud, ante la falta de elementos de seguridad sanitaria (reci茅n en la quinta entrega llegaron los kits de seguridad a algunas escuelas); ponemos nuestras computadoras y celulares para sostener el contacto m铆nimo con nuestrxs estudiantes y alumnxs de manera precaria. Si se nos rompe una computadora o el celular, no
podr铆amos reemplazarlo por los costos que representan (mucho m谩s que un SAC). Trabajamos en tiempos mucho m谩s largos y con una sobrecarga que se vuelve insoportable, teniendo que cuidar a nuestros hijes, respondiendo mails, whatsapp y mensajes los siete d铆as a la semana. El premio: recorte y cuotas.

驴饾悩 饾悶饾惀 饾悽饾惁饾惄饾惍饾悶饾惉饾惌饾惃 饾悮 饾惀饾悮 饾惈饾悽饾惇饾惍饾悶饾惓饾悮? 驴饾悩 饾惀饾悮 饾悵饾悶饾惍饾悵饾悮?

La segunda cuesti贸n tiene que ver, nuevamente, con el hecho de que mientras se aprieta en los sueldos de trabajadorxs de la educaci贸n; mientras se recorta el sueldo de lxs trabajadorxs de la industria; mientras se escatiman recursos para los sectores m谩s postergados y todo esto de un plumazo y sin consulta, el impuesto a las grandes fortunas sigue siendo una quimera y la auditor铆a sobre la deuda y el no pago, una ilusi贸n. Y no es correcto sostener como argumento la coartada de la pandemia.

La pol铆tica de ajuste con el objetivo de pagar la deuda fraudulenta se inici贸 con el recorte a lxs jubiladxs en marzo, continu贸 con paritarias que, a duras penas y en cuotas, ten铆a como objetivo empatar la inflaci贸n, no recomponer lo perdido durante los cuatro a帽os de macrismo y sigui贸 con la situaci贸n actual con nuestro aguinaldo.

Por 煤ltimo y no menos importante, la semana pasada el gobierno de la provincia de Buenos Aires decidi贸 destinar recursos de IOMA para sostener a sanatorios y cl铆nicas privadas. Los fondos que pertenecen al conjunto de lxs trabajadorxs a salvar el negocio de la salud, mientras pagamos bonos y coseguros para prestaciones que deber铆an estar cubiertas porque, evidentemente, recursos hay, lo que tenemos que discutir es a qui茅nes se destinan. En el caso de los sueldos y aguinaldos, la discusi贸n es la misma. La plata est谩 驴a d贸nde va a ser dirigida? 驴al pago de la deuda? 驴de d贸nde va a salir? 驴del bolsillo de lxs docentxs y trabajadorxs del estado o de las grandes fortunas?
Es importante poner en perspectiva pol铆tica lo que se busca disfrazar como una medida de coyuntura, para comprender que los que seguimos pagando los platos rotos, m谩s all谩 de los discursos laudatorios sobre nuestra tarea, somxs lxs laburantx.

Te puede interesar:   CGT-UIA: el pacto 鈥渧iral鈥


饾悅饾惃饾惁饾惍饾惂饾悮 饾悵饾惃饾悳饾悶饾惂饾惌饾悶-饾悇饾惂 饾悞饾悢饾悡饾悇饾悂饾悁 饾悓饾悮饾惌饾悮饾惂饾惓饾悮.聽

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *