La lucha mapuche y el caso de Lautaro Curruhuinca

La carta a la que hace referencia la gremial de abogados y abogadas fue publicada por Contrahegemoníaweb hace pocos días por lo que remitimos a esa publicación.

LA GREMIAL DE ABOGADOS Y ABOGADAS DENUNCIA EL ACCIONAR DEL GOBIERNO NACIONAL Y LA SECRETARÍA DE SEGURIDAD, DE PRETENDER SEPARARNOS DE LAS CAUSAS Y LAS LUCHAS DE LAS COMUNIDADES MAPUCHE. SEGUIREMOS ACTUANDO EN DEFENSA DE LAS COMUNIDADES Y EN DEFENSA DE LAUTARO GONZÁLEZ CURRUHUINCA PRÓFUGO HACE DOS AÑOS AL QUE SEGUIREMOS ACONSEJÁNDOLE QUE NO SE PRESENTE A UNA JUSTICIA RACISTA Y CLASISTA SIN NINGÚN TIPO DE GARANTÍAS. PUBLICAMOS ACÁ TAMBIÉN SU DIGNA CARTA CON LA RESPUESTA AL GOBIERNO. LA GREMIAL NO LE ESCRIBE LOS DISCURSOS, CARTAS O LIBRETOS A NADIE.

Para el Gobierno Nacional las luchas de las comunidades mapuche representan un problema DE SEGURIDAD, no de Justicia como hubiera correspondido. Exactamente del mismo modo que lo hizo a través del gobierno de Macri a través de su vocera Patricia Bullrich.
La Gremial de Abogados y Abogadas, ha venido defendiendo con uñas y dientes todas las causas penales de todas las comunidades mapuche que nos han encomendado.
La Gremial jamás va en busca de las causas sin que nos lo requieran.  Sólo actuamos cuando nos lo piden.
En causas políticas o causas de pueblos originarios, en causas sociales, en Gatillo Fácil y otras similares, no cobramos nunca ni un centavo. Y no recibimos recursos del Estado.
Y seguimos en las causas mientras se nos mantenga la confianza, agradeciendo además esa confianza.
La comunidad Winkul está en la vera del lago Mascardi donde los Albatros de Bullrich mataron a tiros al weichafe Rafael Nahuel e hirieron a otros dos jóvenes.
El cuerpo de Rafita fue bajado por Fausto Jones Huala y Lautaro González. Ambos fueron aprehendidos, luego liberados y nuevamente con orden de captura.
Fausto, con sus abogados, hizo un acuerdo con la Fiscalía, reconoció los hechos que se le imputaron y le levantaron la captura. Estuvo en todo su derecho y no criticamos su decisión.
Pero Lautaro dijo públicamente que jamás reconocería las versiones de la Fiscalía y de Bullrich y que prefería estar Rebelde y no entregarse antes que firmar ese acuerdo.
Dice una y otra vez que se lo dicta su conciencia y su lealtad a su peñi asesinado. Y está clandestino desde entonces.
Acaba de sacar una carta pública y de inmediato hacen decir en las redes que no la hizo Lautaro sino la Gremial.

La Comunidad Winkul donde mataron a Rafita jamás dejó de ser hostigada. Lo fue con Macri y lo es con Fernández, en este último caso con incendios, disparos, detenciones legales e ilegales.  Si alguien dudara de esto nos apoyamos con abundante prueba.
La Comunidad Winkul ha dicho que no abandonará el territorio sagrado recuperado.

Ahora el Gobierno por medio de Pilquiman, un alto funcionario del Instituto de Asuntos indígenas empieza a recorrer las comunidades ofreciendo ayuda a cambio de sentarse en mesas que ellos disponen.
Piliquiman, días atrás, se presenta en la Comunidad Kurache y le propone a Mirta Curruhuinca, la mamá de Lautaro, que vaya a una reunión con el Sub Secretario de Seguridad Gabriel Fucks y varios abogados a tratar la situación de su hijo prófugo.
Pero con la expresa condición de que “vaya sola”. Le dice que “tus abogados son muy de izquierda” y que son críticos del gobierno.
Además, le dice que “con la Comunidad Winkul no se puede hablar, son muy cerrados”, haciendo las conocidas diferencias de “mapuche buenos y mapuche malos” para generar divisiones en la comunidad.
Y esto se reafirma con la continuidad de la misma política del gobierno anterior en el sentido que para el gobierno el tema mapuche no es de jueces ni del Ministerio de Justicia, sino del Ministerio de Seguridad. 
Para el gobierno, evidentemente, los mapuches son susceptibles de subestimar y por lo tanto les pueden decir alegremente que vayan a una reunión con Gabriel Fucks y abogados del Ministerio de Seguridad sin los abogados y abogadas de la Gremial.
Para el Gobierno el tema se resuelve enviando a un funcionario mapuche a hablar con otros mapuches rebeldes y encima sembrar discordia entre las comunidades.

El gobierno nacional claramente no ha aprendido nada. 
Porque la Gremial de Abogados y Abogadas jamás reemplaza a los protagonistas de un conflicto y son ellos los que decidirán si se sientan o no a una mesa del diálogo. Sólo acompaña, asesora acerca de las implicancias que trae en sus causas las eventuales propuestas, como lo hace cualquier defensa legal a la que tienen derecho.
Cuando cae detenido un preso político, es éste o su Organización quien marca los caminos de su defensa y la Gremial actúa.
Las luchas de las comunidades mapuche, cualquiera sea el medio que utilicen no es algo en lo que la Gremial siquiera opina.

Y no es casual que ahora están haciendo correr la bola que la Carta de Lautaro no la redactó él sino nosotros.
Para sacar a la Gremial de las causas están recurriendo a lo peor.
Como si un mapuche no pudiera escribir una carta con esa convicción.

La Gremial es una muy sencilla organización de solidaridad con los que luchan por cualquier medio frente a las injusticias que viven.

Que el Gobierno no nos subestime y menos aún a las comunidades mapuche.
Mientras las comunidades nos renueven la confianza el Gobierno tiene que aprender o intentar aprender a ser diferentes a Macri y Bullrich y considerar que no puede excluir a la Gremial de Abogados y Abogadas.
Desde ya lo hacemos responsable de la vida, la integridad física y las acciones que se lleven a cabo contra las comunidades, en especial por las que produzcan las patotas de civiles y policías de latifundistas como Benetton o como las que ya le enviaron contra Winkul.

Te puede interesar:   Colores desunidos de Benetton, otra vez, contra los pueblos originarios: tranqueras en tiempos de cuarentena


Asociación Gremial de Abogados y Abogadas de la República Argentina
Julio 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *