Medida de fuerza de la UTT en Monte Vera

Les productores de alimentos organizades dentro de la Unión de Trabajadores de la Tierra de Santa Fe (UTT) se movilizaron en la mañana del martes 4 de agosto hacia la Agencia de Extensión Rural Monte Vera del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), en la Ruta Provincial N° 2. La  medida de fuerza se realiza frente al incumplimiento de los acuerdos y la ausencia de políticas públicas para el sector.

La concentración busca plantarse frente a la desidia del Ministerio de la Producción de Santa Fe y de la comuna de Monte Vera. Les trabajadores denuncian que no han cesado los loteos indiscriminados en El Chaquito, mientras siguen sin cumplirse los compromisos asumidos ni se están realizando avances para la recuperación de tierras campesinas. Frente a la falta de respuestas concretas a esos reclamos, se decidió “ocupar las instalaciones (abandonadas por el Estado) en las que los campesinos venimos produciendo agroecológico y haciendo bioinsumos ante la incertidumbre, la falta de políticas públicas para el sector, la nada misma”, afirmaron en un comunicado desde la UTT Santa Fe.

En el contexto actual y hacia la pospandemia, el sector alimentario es estratégico y es donde se debe dar un avance real hacia la sobería alimentaria, para producir alimentos sanos y distribuirlos a precios justos. Las organizaciones que núclean a les pequeñes productores de alimentos del campo argentino, el otro campo, trabajan desde hace años denunciando, transformando e instando a que se deje atrás el modelo de producción actual, devastador por sus consecuencias sociosanitarias y ambientales. “En lugar de tomar los aportes y soluciones del sector que produce alimentos frente a la pandemia, los gobiernos parecen cerrar los ojos frente a las consecuencia del modelo agroexportador que avanza en su implementación neocolonial sacrificándolo todo en nuestros territorios”, manifestaron en el mismo escrito.

Te puede interesar:   Un plenario nacional contra el agronegocio

Levantar la consigna de la soberanía alimentaria implica reconocer la importancia de la producción alimentaria local, de los mercados de cercanía -incluso más imprescindibles en tiempos pandemia-, y de hacer crecer las economías regionales fomentando la agroecología y la agricultura familiar y campesina. Desde la UTT puntualizan que “en lugar de promocionar la industria local, en lugar de rechazar el proyecto de Ley de Semillas, de tender a fortalecer mercados locales, hacia la promoción de la agroecología poniendo límites al uso de agrotóxicos o de fortalecer la producción local de insumos y semillas, el Estado avanza en el modelo que venimos combatiendo“.

Fuente: Infocomunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *