La raíz de los problemas según el gobierno de Larreta – Acuña

(…) “los conceptos más rigurosamente controlados continúan expuestos a utilizaciones descuidadas y superficiales, que tienden a destruir el poder de ruptura que ellos encierran: eso sucede día a día con nociones como capital cultural…”(…)

                 Pierre  Bourdieu, Las estrategias de la reproducción social, pág. 32

Luego de los videos de la Sra. Ministra Acuña, se reinició un nuevo ataque a los y las docentes de la CABA.

Es nuestra intención aquí, subrayar algunos aspectos ya debatidos, e intentar iniciar un debate sobre algunas de las razones que impulsan la violencia que no oculta el monólogo de la Ministra Acuña.

Sobre el discurso

No se puede negar que está políticamente bien construido. No solo por lo que dice, sino mucho más por lo que no dice.

En primer lugar, ubica el problema en dos ámbitos: los institutos de formación, y las  aulas.

Exactamente, los dos espacios desde donde su proyecto recibió importantes derrotas.

La larga lucha contra el cierre de los institutos, bajo el cordero de elevar a nivel universitario nuestra formación, apenas se escondía el lobo de la intervención política y la manipulación pedagógica. Si a alguien le quedaban dudas, allí están los videos de la Ministra.

El aula. En primer lugar, las aulas no son cerradas, por distintos motivos.

Una parte importante de nuestro trabajo es planificar. Su carácter temporal es anual, bimestral o mensual, semanal y diario.

Ese trabajo se integra en un proyecto de escuela, y a veces distrital (donde se agrupan entre 20 y 24 escuelas) y los proyectos que impone el Ministerio, sin ninguna consulta ni diagnóstico.

Segundo, tanto estas actividades como las de exposición y diálogo con los y las alumnos alumnas, están supervisadas por las direcciones de cada escuela. Muchas veces por especialistas ad hoc, y todo este proceso, por las y los supervisoras y supervisores de cada área. (Explico, de maestros de grado, de educación física, de plástica, música, etc).

Tercero, desde antes de los gobiernos del PRO, las escuelas hacen muestras abiertas, clases abiertas a las familias y vecinos de las escuelas. Además de las viejas reuniones grupales e individuales que todos conocemos., como las entregas de evaluaciones, boletines, calificaciones, etc.

Te puede interesar:   1/10 Marchamos por Santiago

Cuarto, supone las afirmaciones de la Sra. Ministra una enorme subestimación de las y los alumnos. Los toma como pasivos, como la conocida tabla en blanco donde el docente escribe a su antojo.

Quinto, con más de 30 grados centígrados de temperatura, muchas sin luz y sin agua, es muy difícil cerrar las puertas… Señora Ministra Acuña.

Sobreideologización, más allá del neologismo, aquí es uno de los momentos de su relato, donde más se oculta los hechos, especialmente de decisiones tomadas por los gobiernos del PRO.

No debemos olvidar que durante décadas, los intelectuales neoliberales afirmaban el triunfo del capitalismo… y el fin de las ideologías, pero sigamos.

De la mano de triunfos y derrotas de los pueblos en todo el mundo, el temor a las ideologías subversivas ha vuelto. Ahora, disfrazadas (no dejan de afirmar) de feminismo, ecologismo, veganismo, de ideologías de género, y especialmente la hipersubversiva HISTORIA.

Solo por tomar unos ejemplos, muchas direcciones de escuelas controlan los contenidos políticos de los discursos en las fechas del calendario de efemérides. Hemos recibido durante años presiones sobre el tratamiento del 12 se octubre de 1492…. Y aún peores, en hechos como la llamada “Campaña al desierto”

Por último, quiero subrayar la clara intervención política sobre el llamado proyecto ZAP.

En pocas palabras, el proyecto estaba dirigido a un cambio lento pero profundo de las metodologías para alfabetizar a los estudiantes de primer grado.

Pero ¿Qué le molestaba al PRO de esto?

En primer lugar, el proyecto estaba dirigido por Berta Braslavsky. Reconocida pedagoga, pero también militante del PC, en especial durante la Guerra Civil española.

Su proyecto tenía el marco epistemológico de la escuela de Lev Vigotski (1896 – 1934).

Imposible continuar, una reconocida ex militante del PC, propone una forma de trabajo nueva, basada en una escuela de psicología de la ex URSS.

Te puede interesar:   Soneto libertario

Para terminar, y no menos importante, el método propone un permanente trabajo entre docentes, sin la intervención de especialistas académicos, promoviendo el intercambio entre docentes en el campo mismo (aulas… abiertas) de trabajo, para reflexionar sobre sus prácticas y sus fundamentos pedagógicos.

El panóptico amarillo

No es muy conocido que existen escuelas privadas con cámaras en su interior. Así trabajan los colegas de distintas escuelas privadas, bajo la excusa de la seguridad.

Para el sistema estatal, la ministra vuelve sobre el tópico del control social, el control familiar.

Ya lo intentaron con las huelgas: llamando voluntarios… pues cualquiera puede enseñar.

Algo parecido promovió la ex Gobernadora Vidal.

Por lo general, tenemos buenas relaciones con los padres y familias.

La proximidad que se da, no solo porque les pedimos decenas de datos personales, para los registros, certificados, becas, subsidios y temas de salud que hacemos desde las escuelas, sino también por el seguimiento de situaciones de violencia familiar, etc.

Suelen encontrarse las carteleras: día de atención a los padres… según el grado, año, etc.

Que normalmente se transforman en todos los días.

 Naturalmente es difícil organizar administrativamente, una relación donde una de las partes, las familias de las y los estudiantes, sobreviven, no saben dónde dormirán, o qué comerán esa noche.

Nuevamente la Señora Ministra, subestima; ahora a las familias.

Pero aquí, se muestra la verdadera política del PRO.

Luego de las luchas contra la vuelta a las clases presenciales, el Gobierno de Larreta y Acuña, se vio sorprendido.

Muy sorprendido.

La autoorganización de los y las docentes fue profundamente democrática y extendida. Reuniones a distancia, petitorios, declaraciones por escuela, y toda forma que surgió desde la confianza que da el trabajo en común, y el conocimiento práctico de una administración que hace más de una década viene destruyendo la educación estatal de la CABA.

Te puede interesar:   Abogada de niños y niñas de Guernica: “Kicillof puede negarse a desalojar, porque es ilegal”

¿Por qué tan sorprendido?

Porque miles de docentes se expresaron directamente, evaluando los riesgos de contagio y muerte, para ellas y ellos, para sus familias y para sus estudiantes junto con sus entornos familiares y barriales.

Solo había que escuchar lo que se decía en los contactos diarios con las y los estudiantes o en la entrega de bolsones de comida o viandas.

Por primera vez, en décadas, fallaron los viejos mecanismos antidemocráticos de presión sobre nosotros: la evidente estructura jerárquica de la educación estatal y el control, más sutil, de la enorme mayoría de los sindicatos.

Considero que si no debatimos esta afirmación, será muy difícil entender el por qué de la violencia tan manifiesta del relato de la Ministra Acuña.

Nadie es tan ciego como para negar otras causas o razones.

Evidentemente las hay: somos el sector de trabajadores de CABA que más hemos luchado, a duras penas ( y no sin traiciones y negociaciones sindicales)mantenemos nuestros derechos laborales y pedagógicos que fueron recortados, sin pausa, por todos los Gobiernos de la Ciudad desde los años 90.

Por ejemplo, contratados fuera de planta permanente, crecimiento de una burocracia de especialistas, sobrecarga de trabajo administrativo, pésimo mantenimiento de la infraestructura (Solo recuerden el  Mariano Acosta) tercerizaciones generalizadas, negociados evidentes como los de los libros y el nuevo material digital, proyectos que parecen tomarnos el pelo como el de escuelas verdes, cuando el Sr. Jefe de Gobierno coloca cemento hasta en las plazas, etc.

Todos estos hechos son cuestionados por los y las docentes de las escuelas estatales de la CABA.

Sin continuidad, sin la articulación necesaria con otras reivindicaciones, pero siempre molestamos. Entorpecemos. Cuestionamos. Debatimos.

La Sra. Ministra pide que formemos estudiantes críticos, lo hacemos. La dificultad Sra. Acuña es que ser crítico, significa ir más allá del sentido común, del que tanto hablan los intelectuales del PRO.

Sí, sí. No estamos de acuerdo.

Criticar no es un juego intelectual para nosotros, y mucho menos para nuestras y nuestros estudiantes, sus familias y sus barrios.

Es nuestro modesto, pero necesario aporte a ayudar a formar ciudadanas y ciudadanos que sepan defenderse del atropello y la violencia que significa vivir en una ciudad que no los quiere, que los humilla, y que no solo les guarda los peores empleos sino también una minúscula posibilidad de educación y formación superior.

Frente a todo nuestro trabajo, la política del Gobierno de la CABA  es movilizar a las familias y a la opinión pública de las clases medias, pero muy especialmente a todos aquellos que no concurren a las escuelas del estado.

                         A la memoria de Carlos Fuentealba, asesinado por ser docente.

CABA 19 de Noviembre

 R.A.V. Maestro de Grado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *