Empresario condenado por la muerte de un niño intoxicado con agrotóxicos

Ricardo Prieto fue declarado culpable del homicidio culposo de Nicolás Arévalo y condenado a 3 años en suspenso. En abril de 2011 Prieto aplicó endosulfan en sus tomateras de la localidad correntina de Lavalle, Nicolás de 4 años inhaló el veneno y pisó un charco contaminado.

El Tribunal Oral de Goya, integrado por los jueces Jorge Carbone, Joaquín Sebastián Romero y Darío Ortíz, condenó a 3 años de prisión condicional al productor hortícola Ricardo Prieto como responsable del homicidio culposo de Nicolás Arévalo y por las lesiones graves causadas en su prima Celeste Estévez, de 7 años.
Se trata del segundo juicio que se realiza por este caso y fue ordenado por el Supremo Tribunal provincial, que rechazó la absolución de Prieto dictada en un primer juicio llevado adelante en 2016.
El fallo marca un antecedente respecto de la responsabilidad de los productores en el posible efecto mortal del uso de agrotóxicos.

“Esta lucha no fue en vano, esta lucha tiene una sentencia condenatoria a un productor de la zona de Lavalle por la implementación de químicos que dañan y que matan a nuestra población. Esta sentencia tiene que ser la bandera de Nicolás y Celeste con la intención de generar nuevas condiciones en la producción. El mundo está avanzando, sin embargo, en Corrientes nos mantenemos en un sistema feudal, en el que el tomate vale más que la vida”, sentenció el abogado de la familia Hermindo González, en diálogo con la Agencia Tierra Viva, tras conocer el fallo.

“Este fallo y este caso tristísimo que le ocurrió a Nicolás y Celeste, quienes nunca estuvieron dentro del establecimiento hortícola, demuestra que no es ni la escala ni la forma sino el modelo de producción basado en insumos químicos. No pasa por qué químico o si es legal o no es legal sino que la agricultura basada en insumos químicos no es de precisión, no es controlable y genera contaminación en los alimentos, en el ambiente y en las personas que tienen contacto con él”, agregó Emilio Spataro, testigo de la causa y referente de la organización Amigos de la Tierra, también en diálogo con Tierra Viva.

Te puede interesar:   La papa transgénica más cerca de la mesa de los argentinos.

En el proceso judicial se comprobó que la fumigación se realizó con las cortinas de los tendaleros levantadas, lo que permitió que el endosulfán se propagara por el aire hasta donde Nicolás y Celeste estaban jugando.

En la autopsia del cuerpo del Nicolás se identificó al agrotóxico como causa principal del edema de pulmón y la falla hepática que lo mataron. Celeste estuvo tres meses internada en terapia intensiva por la intoxicación y deberá seguir un tratamiento de salud de por vida.
Un año después de la muerte del niño el endosulfán fue prohibido por el Senasa.

“En la zona hay muchos niños y adultos que tienen asma, broncoespasmos, problemas en la piel, cuesta certificar médicamente el vínculo de tales afecciones con los agrotóxicos. Esto último a veces se debe a los intereses que hay de por medio, y a veces al miedo. Nosotros perdimos el miedo, y siempre pusimos por delante decir la verdad, y que el culpable sea el culpable, ante la ley también”, expresó Josefina, tía de Nicolás y Celeste, en una entrevista realizada por ANRed.

“Hay otro niño fallecido por agrotóxicos, como José Carlos Rivero. Este hecho ocurrió un año después de la muerte de Nicolás, todavía espera juicio. También estamos en comunicación con la familia de Rocío Paredes. Rocío murió al comer una mandarina fumigada usada como cebo para matar aves y arrojada a la calle con mucha negligencia, frente a la quinta de la Familia Brest en Paraje Manantiales, Mburucuyá. De apellido Brest, y de esa misma familia, también es el abogado del productor Prieto. La sentencia por la muerte de Nicolás Arévalo, que deja en claro que fue en realidad un asesinato con agrotóxicos, puso sobre el tapete que este modelo de producción, es un modo de producción letal, a costa de la vida. La condena es irrisoria frente a tamaña culpabilidad, pero sienta jurisprudencia y será la antesala de otros juicios por las muertes de otros niños y niñas víctimas del modelo que esperan hace tiempo”, agregó Josefina.

Te puede interesar:   La tijera de Horacio Rodríguez Larreta le recortó 370 millones al Plan Sarmiento para educación pública y los convirtió en subsidios para escuelas privadas.

Fuente: https://www.redeco.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=31550:empresario-condenado-por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *