¡Es ley porque nunca dejamos de luchar!

LLegamos a este día como solo nosotres sabemos hacerlo: sin claudicar nuestras convicciones, sin negociar nuestro horizonte y siendo miles en las calles de todo el país y el mundo. ¡Es ley porque nunca dejamos de luchar! Venimos de años y años de debatir en cada lugar en el que nos encontramos por el aborto legal; de décadas militando y ganando conciencias a favor de la vida de las mujeres y las personas gestantes.

Hoy podemos decir #AbortoLegal gracias a una lucha persistente del movimiento feminista que logró materializarse en una campaña federal, intergeneracional y plural: la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito que, desde el 2005, no ha dejado un lugar sin convertir en trinchera verde. Una marea verde que fue creciendo hasta inundar las calles de ciudades y pueblos, las mesas familiares, las aulas y los espacios de trabajo. Una marea verde que traspasó fronteras nacionales y transformó el pañuelo verde en un símbolo internacional de la lucha por el derecho aborto, desde Abya Yala a Kurdistán.

La derrota del 2018 no sólo fortaleció nuestras redes sino que nos demostró que el sistema representativo en que se organiza la democracia en nuestro país tiene poco de democrático porque no representa nuestros intereses populares. La presión que ejercimos en las calles fue la potencia que empujó el derecho conquistado que hoy festejamos. Y lo festejamos porque es nuestro y porque le abre el camino a todos los pueblos de latinoamérica que aún prohiben el aborto.

Con la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo se amplían derechos y oportunidades: Aborto Voluntario hasta la semana 14 y aborto por causales (es decir, por peligro para la salud o violación) luego de ese plazo; inclusión del Aborto Voluntario en el Programa Médico Obligatorio (es decir, lo tienen que garantizar obras sociales y prepagas); Aborto Voluntario para todas las personas gestantes (es decir, porque no sólo abortan las mujeres cis).Aún así, nos toca llamar la atención sobre las claras concesiones a los sectores conservadores, religiosos y antiderechos. Esta Ley no es nuestro proyecto y tiene muchas limitaciones que pueden atentar contra la implementación.

Te puede interesar:   Comunicado de delegados y delegadas de la recuperación de tierras de Guernica y organizaciones que apoyan

En primer lugar, la “objeción de conciencia” no es más que una herramienta de obstaculización de quienes pretenden imponer sus convicciones a todas las demás y en la práctica, todo un servicio o una institución pueden ser objetoras de conciencia. Nos preguntamos: ¿qué va a pasar en aquellas provincias que se autoproclaman antiderechos, como Corrientes? Por otro lado, nos preocupa la penalización para quienes decidan abortar después de la semana 14 y no “entren” en las causales de peligro para la salud o violación. ¿No habíamos dicho ni una más presa por abortar? Por último, hay poca claridad del respeto a la autonomía de les adolescentes.

Ganamos, ampliamos derechos, festejamos. Pero sabemos que con la ley no alcanza.Seguiremos alertas para que no haya más concesiones a los antiderechos en la reglamentación de esta ley. Seguiremos organizándonos para que el derecho al acceso al aborto sea efectivo en cada rincón del país. Seguiremos atentes para que no haya ni une presa más por abortar. Desde las organizaciones barriales, los centros de estudiantes, los lugares de trabajo; en la Red de Profesionales, desde las diversas experiencias de acompañamiento y socorrismo; desde lo más profundo de nuestra convicción y amor feminista, seguiremos luchando y construyendo redes feministas, amorosas, contenedoras de todo lo que somos. Porque luchamos por la vida, decimos:

¡Es ley porque nunca dejamos de luchar!

¡Por aborto legal sin objeción de conciencia!

¡Aborto libre, seguro y gratuito!

Fuente: Marabunta
https://www.corrientemarabunta.org/2020/12/30/es-ley-porque-nunca-dejamos-de-luchar/?fbclid=IwAR1e6A84Qml37pepjTMZG33Lory7W0KYm-UAN8pn0NdlQGIxC0mJeKCqIzk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *