ContrahegemoniaWeb

Apuntes sobre socialismo desde abajo y poder popular

El Covid-19 en el feudo de Gildo Insfrán

Mientras el número de casos positivos de Covid-19 se disparó de manera explosiva en los primeros veinte días del año, el gobierno formoseño utiliza los protocolos sanitarios pare discriminar a los pueblos originarios, reprimir con violencia y, también, hacer negocios con el aislamiento.

En los primeros 20 días del año, Formosa llegó a los 1037 casos positivos de Covid-19. Las estadísticas se dispararon después de las fiestas de fin de año, cuando comenzaron a picos de más 140 casos algunos días. Eso se debió a que, finalmente, el gobierno de Gildo Insfrán decidió blanquear la verdadera situación que provoca la pandemia en la provincia, luego de meses de ocultar la situación para erigir a Formosa como el territorio modelo de la Argentina en la prevención y el control de la enfermedad.

Detrás de esta dramática situación sanitaria aparecen otras realidades que incluyen la utilización de los protocolos sanitarios para la criminalización de los pobladores indígenas, la creación de centros de aislamiento que están más cerca de los campos de concentración que de instituciones de salud, un negociado enorme con el aislamiento de personas en esos centros – del cual Socompa tuvo acceso a las cifras del instalado en el Estadio Cincuentenario -, y represión brutal de las protestas contra las condiciones infrahumanas que soportan las personas en esos centros, a los que muchas veces se las lleva de noche, luego de sacarlas de sus casas.

La situación – que los medios nacionales mantuvieron silenciada hasta ahora – logró mayor difusión ayer, luego de la detención de las concejalas Gabriela Neme y Celeste Ruiz Díaz, que fueron alojadas durante más de una hora en una dependencia policial luego de haber sido apresadas mientras se manifestaban por la situación de las personas que, a pesar de haber dado negativo de coronavirus, fueron obligadas a realizar el confinamiento en una escuela.

Detenciones en el Oeste

En notas anterioresSocompa informó sobre la modalidad de control sanitario aplicada por las autoridades formoseñas en las poblaciones indígenas del oeste provincial: controles compulsivos, ocultamiento de resultados de los hisopados, traslados nocturnos – virtuales secuestros – a los centros de aislamiento, y represión de las protestas.

Te puede interesar:   Paso, paso, paso

Un caso más se registró ayer en la Comunidad wichí María Cristina, donde se detuvo a 16 personas. Socompa tuvo acceso a sus nombres: Lucinda Velázquez, Andrés Moreno, Eugenio Moreno, Mauricio López, José Rodríguez, Honorio Velázquez, Aparicio Flores, Ignacio Quiroga, Reginaldo Melgado, Ercilio Melgado, Isidro Martínez, Eugenio Melgado, Félix Melgado, Villalba Melgado, Cesilio Melgado y Ernesto Solitario, todos pobladores wichí.

La policía provincial realizó también acciones del mismo tipo, con detenciones, en otras comunidades del oeste de Formosa.

“Estas situaciones de represión y de aislamiento forzado fuera de los hogares, se multiplica no sólo en el pueblo wichí, sino en todo el pueblo de la provincia de Formosa, generando miedo a la consecuencia de ser portador del covid-19. Hay más miedo a las medidas sanitarias y a la policía que al virus”, dijo a Socompa desde la localidad de Las Lomitas Leonardo Dell’Unti, de la Asociación para la Cultura y el Desarrollo (APCD), una organización que desde hace muchos años viene trabajando con las comunidades indígenas.

Negocios con el aislamiento

Trasladados de noche y a la fuerza, los internados en los centros de aislamiento viven en precarias condiciones de salud y de alimentación, al tiempo que no reciben respuesta a sus reclamos a las autoridades.

Socompa reproduce aquí uno de los mensajes de texto con que describen la situación, en este caso en el centro de aislamiento del Estadio Cincuentenario, en la capital provincial, lugar e el que se ha concentrado a personas que, en algunos casos, viven a más de 300 kilómetros de distancia.

“Buen día hermanos originarios, les cuento que sigue mal atención, mal trato y resultado de análisis oculto, en estadio cincuentenario a mí y señora le sacaron, sangre, radiografía, y tres hisopados todos oculto nadie sabe nada cuando le pregunto… Nos discriminan. Hoy pedí alcohol en gel me tiró desde 7 metros de distancia, nos tratan como león enjaulado. El señor gobernador con su ministro González, se convirtió tan sicario para disminuir los originarios en Formosa. Dónde está la igualdad, por favor alguien me puede ayudar a salir de esta fosa o cárcel”, escribió.

Te puede interesar:   El Tucumanazo: la mecha de las rebeliones que marcaron la caída de Onganía, el general que pensaba quedarse 20 años en el poder

Detrás de esa concentración de personas en condiciones insalubres se avizora un negociado del gobierno provincial con instituciones privadas de salud. Por ejemplo, en el caso del centro de aislamiento en el Estadio Cincuentenario, el gobierno les paga 19.700 pesos por persona y por día (hasta un máximo de 14 días, pero la población se renueva), lo que hace que cada internado en condiciones precarias les reporte 275.800 pesos en los 14 días de internación. So se tiene en cuenta que el estadio alberga a alrededor de 300 personas, la suma en sencilla: un total de 82.740.000 pesos en dos semanas.

Dramática denuncia

Ayer, cinco organizaciones no gubernamentales de larga tradición en el trabajo con las comunidades indígenas – entre las que se cuentan APCD, EDIPA Oeste y el Centro Barrial enrique Angelelli, d8ieron a conocer un duro comunicado, titulado “Violencia y represión contra el pueblo de Formosa”.

Allí describen la situación que se vive en muchas de las comunidades wichí del extremo oeste de la provincia:

-El departamento Ramón Lista, el más alejado a la ciudad capital de la provincia de Formosa, sufre un “Bloqueo Sanitario” debido a la detección de más de 150 casos de Corona Virus. La política sanitaria del Gobierno de la Provincia ante esta situación, es el traslado de las personas a “centros de aislamiento”. Los traslados se realizan con la policía, muchas veces en horarios nocturnos, sin dar explicaciones ni informar correctamente donde los llevan, en algunos casos en móviles no aptos para traslados; quedan aislados, lejos de sus familias, en plena incertidumbre y, como se demostró en distintas publicaciones y videos que circulan en las redes sociales, en estado de hacinamiento e indefensión.

Ante esta situación, se realizaron varias asambleas convocadas de manera espontánea por los indígenas en sus comunidades, donde se solicitó al Gobierno provincial, la posibilidad de hacer la cuarentena en sus propias comunidades, “en sus lugares de origen”, que la policía no proceda más de noche, que las personas que contraían el virus o eran sospechadas de haberlo contraído, sean tratadas con respeto. Luego de estas solicitudes, el Gobierno provincial habilitó centros en la zona, pero la gente que fue llevada al principio quedó varada en lugares lejanos a los suyos.

-La Localidad de El Chorro, cabecera del departamento Ramón Lista, fue aislada por detección de más de 100 casos positivos a Corona virus, esta localidad alberga un Banco y cajeros electrónicos, no contando con otro cajero en el departamento, más que en la comunidad de EL Potrillo, a 50 km al Este de EL Chorro, es decir, que en un radio de aproximadamente 35 km alrededor de esta localidad, la gente quedó sin servicio de cajero donde retirar su dinero. El cajero de El Potrillo pocas veces tiene plata y cuando sale de servicio hay que esperar días a que vuelva funcionar. Prácticamente todo el departamento depende del Banco Formosa de El Chorro y del Banco Formosa de Ingeniero Juárez.

Ante estas situaciones, los indígenas de las comunidades cercanas a María Cristina, decidieron manifestarse y solicitar que el gobierno se haga cargo de trasladar de regreso a “los varados” (ya que no hay transporte público) por haber cumplido la cuarentena o los que están haciendo la misma en los lugares lejanos. Y solicitar, que se operativice un Banco Móvil que llegue a las comunidades lo antes posible.

Ante la ausencia de respuesta, los Wichí se manifestaron en cercanías de María Cristina, siendo víctimas de una brutal represión por parte de la Policía de las Provincia; arrojando un saldo de 15 detenidos, varios heridos, y sembrando miedo, bronca, indignación generalizado en la gente de las comunidades Wichí del departamento Ramón Lista.

-El departamento Matacos, cuya cabecera es Ingeniero Juárez, desde el 31/12/20, también se encuentra bloqueado. La metodología que describimos en los párrafos anteriores, aquí se repiten y agudizan. Como ejemplo, en un caso de confinamiento prolongado, más allá de los 14 días, una mujer Wichí inició una huelga de hambre, esto suscitó el reclamo de sus familiares, quienes querían verla por lo menos a la distancia para darle ánimo, esto derivó en detenciones y represión de manera injustificadas.

Acta de la Asamblea de la Comunidad Santa Teresa.

Fuente: http://socompa.info/social/el-covid-19-en-el-feudo-de-gildo-insfran/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *