En Chile: Que se vayan todos!

Hasta hace poco, parecía ser solo una consigna, un rayado más en la calle, un saludo al estallido social de la Argentina del 2001, ese que fue capaz de tumbar a tres presidentes de seguido. Crisis salvada en esa oportunidad por los Kirchner, quienes a fuerza de parches, estiraron un poco más la crisis del capitalismo a costa del sufrimiento del pueblo pobre y marginado.

Y aquí, en la antes larga y angosta faja de tierra, que ahora es cada vez más corta ajena y estrujada, larvadamente, y después de 30 años, nos estalla en la cara esta triple doble crisis… el trabajo de las plantaciones que se enredaron y salieron a tomarse la vida, las calles y nuestra propia humanidad.

No nos dimos cuenta, exclamaron, una buena parte de partidos e intelectuales de izquierda.

Porque los gestores de ella fueron Piñera, y toda esa parentela de miserables familias dueñas de todo Chile, también y por supuesto, los cuatro ex presidentes, cuadrados con la construcción del capitalismo salvaje criollo y moderno.

Pues ha sido esta pesadilla, la que actualiza la consigna, poniéndola a la orden del día, en un país que no da para más.

Crisis que es la suma de todas las crisis, resultado de todas sus ambiciones, corrupciones, represiones y despojos. De todos los responsables de haber aniquilado a un país con anhelos, en un territorio sin futuro, carcomido, transformado en carcaza muerta por su modelo extractivista, depredador y de muerte de nuestra hermana naturaleza.

Dejándonos un campamento desolado, una zona declarada de guerra sanitaria social y política. Donde se come y se duerme solo para volver a trabajar. Sin murallas, pero una cárcel transformada en ciudad.

Te puede interesar:   Los intereses de EEUU detrás de la decisión contra Lula

En una sociedad egocentrista, clasista y racial. Donde se sobrevive.

Una elite que invierte su riqueza en tecnología de control social y maquinaria de guerra. Con el fin de contenernos, vigilarnos, cegarnos, lanzarnos a los ríos como antaño. Con un cuerpo de carabinero en descomposición que nos apunta su licencia para matar en nuestro corazón, en cualquier esquina de cualquier barrio, de cualquier pobla, cualquier pueblo.

En su democracia del 6%.

Con un Piñera zombi, mantenido con respiración artificial por la clase política, pataleando en su miserable 6%. Cuidándolo para que no le suba la presión… de los de abajo.

Así el megalómano continúa dando charlas sobre derechos humanos, democracia, delincuencia, emigrantes y aluviones en el cajón del Maipo.

Frente a una fila de generales, jueces, senadores y diputados, jefes de partidos, farándula, alcaldes, y ministros que se aferran con uñas y dientes a sus privilegios, fortuna, mando, usando el sello de la democracia, la república, la participación, los votos, el toque de queda, el estado de emergencia, excepción, control de identidad, etc. etc.

En un país agotado, devastado, en una crisis sin fondo.

Por eso floreció esta consigna venida de otras calles y que ponen a América latina y a Chile con todos los semáforos en rojo.

Y aquí, y ahora, regresa este grito : Que se vayan todos!

One thought on “En Chile: Que se vayan todos!

  1. BUENO, SOLO ESO, SIN RUMBO, SIN GANAS, SIN CAMINO HACIENDOSE DESDE LOS POPULARES, PARA ELLOS Y PARA TODOS Y CON TODO? QUE? CRISÍS EXISTENCIAL, SIN FONDO, INFINITA?
    EN LA ARAUCANÍA CRECE Y CRECE LA LUCHA POR LA AUTONOMÍA Y UNA LEGITIMIDAD EN CALIENTE, VA DESTILANDO UNA OTRA LEGALIDAD….OTRA LÓGICA Y MIRADA EN EL HACERSE. OCASO NO LO VEIS, HERMANOS ARTICULISTAS?
    Y EN NOSOTROS, QUE YA EN NUMERO DE MILLONES MANDAMOS AL CARAJO AL PAÍSITO DE LOS NEGOCIOS Y VAMOS INVENTANDO EL NUESTRO DESDE LA RECUPERACIÓN DE ALIMENTOS, DE PROTAGONISMO Y DE ASPIRACIONES COMPARTIDAS; DESDE LAS ASAMBLEAS TERRITORIALES DIBUJANDO UN COTIDIANO DE LUCHA, ALEGRÍA, TRAYENDO PARA ACÁ EL FUTURO Y ENHEBRANDOLO EN LA VIDA PROPIA, POPULAR DESATADA.
    QUE PASA, NO LO VE NUESTRO HERMANO ARTICULISTA?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *