El régimen terrorista de Israel impide la entrada de las vacunas a Gaza

Bloquean también a Cisjordania

El férreo bloqueo que el régimen de Israel impone a la Franja de Gaza se ha traducido hoy en la decisión de no autorizar la entrada al territorio asediado de las vacunas contra el covid-19, según ha denunciado la Autoridad Palestina, quien ha hecho el envío.

«Las autoridades de ocupación israelíes impidieron hoy el acceso de vacunas contra el coronavirus» a Gaza, según ha informado en un comunicado el Ministerio de Sanidad de la Autoridad Palestina (ANP), que ha intentado mandar al territorio una primera remesa de 2.000 dosis de las 10.000 que recibió de Rusia.

La ministra, Mai al-Kaila, ha tachado esta medida de «arbitraria» y «contraria a todas las normas, leyes y acuerdos internacionales».

Gaza tenía previsto recibir las dosis ayer, y el envío se ha retrasado hasta este lunes, con un primer lote de la vacuna rusa Sputnik para ser administrada a parte de su personal sanitario, pero su acceso queda bloqueado por el régimen sionista.

La decisión depende del Ejecutivo del régimen, y algunos “diputados” pidieron que se condicione su acceso a cambio de negociar el retorno de dos secretas israelíes capturados y de los cuerpos de dos soldados muertos en la ofensiva de 2014, retenidos desde entonces en el territorio ilegalmente bloqueado.

La Autoridad Palestina recibió el 4 de febrero unas 10.000 dosis de la vacuna rusa y este lunes ha enviado la primera remesa a Gaza, con dos millones de habitantes y sometida un férreo bloqueo israelí desde 2007.

Hasta ahora Cisjordania, con más de tres millones de palestinos, solo ha recibido 2.000 dosis de Israel y las donadas por Rusia, que comenzó a inocular en personal sanitario con vistas a comenzar una campaña entre la población a mediados de febrero.

Te puede interesar:   Grecia, la lucha continúa

Pero la inoculación masiva «se retrasará» a una fecha posterior aún no determinada, tras una nueva demora en la autorización del régimen a la llegada de las vacunas, ha anunciado hoy el primer ministro de la ANP, Mohamed Shtayeh.

La autoridades palestinas esperan 37.000 dosis del mecanismo gratuito Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que deberían llegar en las próximas dos semanas.

Además, la ANP anunció un acuerdo con la empresa británica Astra Zeneca para recibir dos millones de vacunas.

Grandes medios de comunicación han aplaudido efusivamente el modélico proceso de vacunación israelí, obviando las quejas de diversas organizaciones internacionales y ONG locales, que han exigido al Estado hebreo en repetidas ocasiones que asuma responsabilidad como «potencia ocupante» en la inmunización de la población palestina.

HispanTV / La Haine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *