Jorge Mera; un imprescindible

Especial para Contrahegemonía

“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”. Existen frases como esta que parecen haber sido creadas esencialmente para ciertas personas. El dramaturgo y poeta alemán Bertolt Brech señalaba a esos seres humanos valiosos y dotados de una característica única y especial;  la lucha constante por hacer de este mundo un mejor lugar. En la mañana del 17 de marzo falleció uno de esos seres; Jorge Mera, infatigable luchador por los derechos de los trabajadores y  la libertad sindical.

Formó parte de la historia de las luchas en nuestro país, de las corrientes clasistas, de las organizaciones de base y de la militancia popular y socialista. La vida política y militante de Jorge Mera abarca una parte importante de la historia de los trabajadores y de la izquierda argentina; marcada por deseos, proyectos, retos, éxito, reveses, desengaños e incluso decepciones. Su historia y su memoria son recordadas por los compañeros que en algún momento compartieron con él, alguna experiencia militante, como ser la actual comisión gremial interna del Banco Nación, o la militancia de diversas organizaciones políticas con su misma tradición socialista. Esto es una demostración que no solo era un revolucionario, sino una excelente y cálida persona, un infatigable  conversador y muy buen cocinero; estas son algunas cualidades de su humanidad que explican el afecto que demuestran sus compañeros de trabajo, militancia, amigos y familiares.

Comenzados los años sesenta, como tantos otros jóvenes de su generación, se acerco a  la izquierda sumándose  al Partido Revolucionario de los Trabajadores; al dividirse en 1968, se quedó en la organización liderada  por Nahuel Moreno, el PRT “La Verdad”. Durante los años del Cordobazo y el clasismo; trabajaba en el Banco de la Nación, siendo participe en la búsqueda del reagrupamiento de los sectores antiburocráticos y combativos,  organizando   la agrupación de base, Avanzada Bancaria, que junto con otras organizaciones combativas realizaron reclamos y luchas, que originaron la formación de un cuerpo de delegados de base, que afronto la creciente conflictividad del sector con  afecto al método asambleario, respetando la consulta y las decisiones de las bases, esto llevo a que Mera y sus compañeros ganaran las elecciones en  la Comisión Gremial Interna del Banco.

Te puede interesar:   El gobierno de Fernández pos-PASO: sin sorpresas

Este cuerpo de delegados combativo que se transformó en un polo de referencia, desarrollando un modelo sindical democrático que protagonizó las históricas luchas obreras de  los años 70. En el plenario nacional convocado por Sitrac-Sitram donde se reunio el clasismo y las corrientes antiburocráticas del  movimiento sindical, Jorge Mera participó con el mandato del conjunto de las bases del BNA. Será candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires y activo militante del  Partido Socialista de los Trabajadores; desde ese lugar se logró conformar un frente nacional antiburocrático en el gremio bancario, la Lista 3 Verde, que alcanzó casi un 30 por ciento de los votos emitidos. Durante esos años fue despedido y reincorporado por la lucha, luego de un nuevo conflicto en el BNA

Por su militancia socialista y sindical pública, ante el accionar de las bandas fascistas y la agudización de la  represión, pasó a la semiclandestinidad. Durante el golpe de estado genocida, fue secuestrado por la dictadura de Videla y luego liberado; siguió firme militando en esos duros tiempos.  Trabajará en Dalmine Siderca, en Campana, donde impusará la organización de la Lista Naranja de la UOCRA. Logrará su reincorporación al Banco Nación durante los primeros años de la restauración del régimen democrático; participo en la conformación de la lista Bordó que se enfrentaba con los representantes de la burocracia en la Asociación Bancaria y en el  Banco Nación, luchando contra los intentos de privatización y flexibilización de las condiciones de trabajo de los trabajadores bancarios durante los años ochenta y  noventa. Confrontando las políticas entreguistas de la burocracia sindical encabezada por Zanola; constituyéndose en un verdadero obstáculo para las políticas flexibilizadoras y liquidadoras   de los distintos los directivos del BNA y de  los intereses explotadores de los empresarios bancarios. Jorge Mera siguió su militancia socialista, toda su vida. Fue un actor importante en la creación,  el desarrollo y el crecimiento, en los sectores populares y la en clase obrera del Movimiento al Socialismo, hasta su estallido.  Militante activo en el día a día, transmisor infatigable del proyecto revolucionario y del socialismo; fue uno, es uno, de los que nunca dejó de luchar y pensar. Un imprescindible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *