Nuevo ataque del Gobierno de Larreta – Acuña.

Nuestro olvido…

A la memoria de todos los colegas muertos en pandemia

Parece difícil poder agregar alguna idea útil a tanto que se ha hablado, comentado, debatido, y “operado” sobre la vuelta a las clases presenciales en CABA.

El único objetivo de este breve texto es ser una herramienta de charla e intercambio entre colegas para la defensa de la vida de la comunidad escolar en el AMBA, cada vez más amenazada por las decisiones del Gobierno de la Ciudad.

Remolino de supuestos argumentos

Los eternos “presenciales”, los medios de comunicación, las expresiones en las llamadas redes sociales, tienen intereses sociales y económicos, que desde siempre, se han expresado políticamente. Con un método progresivo, se van apoyando en el sentido común, ya construido por ellos mismos junto a otros factores de poder.

Una galería interminable de especialistas se someten a la mecánica de los medios, con sus profesionales de la interrupción, el grito, el fuera de contexto…etc.

La incoherencia, el absurdo, el prejuicio, y últimamente un soberbio desprecio por las tradiciones más elementales de las ciencias.

Arrastrar hacia sus ideas a los… indecisos, a los que solo leen los llamados zócalos.

Como en las viejas mesas de ofertas del barrio, se encuentran las voces de periodistas, economistas, políticos, encuestadores, movileros.

Nunca enfermeros, médicos de guardia, auxiliares de escuelas, docentes de aula…choferes, pibes de delibery…

Cuidadosamente, cuando se trata de alguna palabra de les trabajadores… solo hablan los representantes… sindicales. Los amos de la lista única… los que permanecen en sus oficinas sindicales desde hace 20 o 30 años, siguiéndole los talones al gobierno de turno y a los empresarios de siempre.

Te puede interesar:   24 de Marzo: Cárcel ya a todos los genocidas

¿Qué me perdí?

Recuperemos los hechos del 2020

La vida cotidiana, las dificultades diarias, el trabajo, la familia (profundizadas por la pandemia), nos fragmentan los hechos, el olvido, termina el trabajo. Absolutamente lógico.

Me detengo aquí. Creo más necesario que nunca, recuperar para nuestra memoria colectiva, algunos de los hechos ocurridos durante agosto del 2020 frente al mismo problema: la presencialidad.

En aquellos días con 1311 contagios y 58 muertos por día, el Gobierno de Larreta impulso la vuelta a las clases presenciales.

Este primer plan se presentaba tímidamente comparado con el de hoy.

Eran unos 5000 alumnos para 634 escuelas.

¿Comenzó la presencialidad? No.

Fue un no rotundo.

Un enorme movimiento, casi unánime, se extendió desde las reuniones virtuales o las entregas de los bolsones de comida, con tanta fuerza y convicción que arrastro a los siempre vacilantes directivos, y a los siempre ultra oficialistas supervisores.

Este inédito hecho produjo un tembladeral político y sindical.

La Heidi de Larreta, la Sra. Ministra Acuña fue puesta en duda, y el nuevo Filmus el Sr. Ministro Trotta, tuvo que salir a respaldar el hecho consumado, no había vuelta atrás, los sindicatos no dirigían.

Por lo sucedido en CABA, el Gobierno Nacional, retomo la iniciativa y ratifico la virtualidad.

Todos habían sido sorprendidos, sobrepasados.

Nosotros olvidamos… ellos no

De lo anterior, sale el Gobierno de CABA, y especialmente Acuña, derrotados.

Fue un triunfo docente, de los docentes de las escuelas, de los cientos de colegas que armaron cadenas, que argumentaron, que enfrentaron a las direcciones…

Pero por qué, insisto, se perdió en nuestra memoria, no se trasladó como experiencia para todos nosotros?

Te puede interesar:   Parar la pelota. Trabajo en la universidad en tiempos de pandemia y cuarentena

Creo que existen muchas razones, solo me voy a detener en tres.

El Gobierno de Larreta, tomó nota.

Fueron sorprendidos una vez, no dos.

Fue así que cerraron las cadenas de mando.

Volvieron a ajustar la pirámide jerárquica, ministerio, supervisores, directivos.

Se hicieron múltiples reuniones, algunas de ellas presenciales. El objetivo era que durante el 2021, no se repitiera… la desobediencia, especialmente en un año electoral, muy importante para el proyecto presidencial de Larreta.

Eso hacia adentro.

Hacia la comunidad educativa, se redoblaron los argumentos para romper la relación comunidad – docentes desde los medios de comunicación.

Lo que sienten y dicen las familias… es comunicado por los medios, la pandemia, obviamente, dificulta la relaciones personales con la comunidad.

Por último, no ha habido ningún conflicto importante dentro de CABA, salvo la débil resistencia de un sector de salud, y los movimientos sociales. Dicho de otro modo, aparecimos como los únicos que enfrentamos al Gobierno de CABA.

Los objetivos que nunca pierden

Desde muchos años antes a la llegada del macrismo al poder, la educación fue sufriendo reformas y cambios. Especialmente la educación estatal.

Podemos sintetizar dos objetivos a largo plazo, que el macrismo retomó y profundizo:

1 Una reforma laboral integral, que termine con el estatuto del docente, y sus privilegios.

2 Una reforma estructural de la educación estatal de la Ciudad de Bs.As. de acuerdo con un modelo de Ciudad improductiva, rentística, de negocios y turismo. Para este modelo, sobran docentes, sobran estudiantes, sobran los centros de formación.

Desfinanciarla, no alcanza, como muestran todos los datos que entrega mismo ministerio porteño.

Te puede interesar:   Cuando la ciencia hace crítica

Significa para ellos, una gigantesca organización de empleados, caros, rebeldes, que cuestionan los contenidos pedagógicos (el ejemplo más conocido, el 12 de octubre) y por sobre todo, que no obedecen como ellos esperan, formados en la gestión de grandes empresas privadas donde el patroncito es la voz de dios. Las escuelas son demasiado democráticas…

Recuperemos nuestra memoria reciente, la disputa continúa y continuará, el neoliberalismo, encarne quien lo encarne, viene por el derecho a la educación, sostenido solo por la escuela estatal.

                                                                           Carlos Alberto  Funes

                                                                           Docente, CABA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *