Alcira Argumedo, despedimos a una compañera del pensamiento crítico latinoamericano.

En el día de ayer se conoció la noticia del fallecimiento de Alcira Argumedo, socióloga, docente ex diputada pero ante todo una pensadora y una militante de las causas populares.
Iniciada la década de los ´60 formó parte de los grupos estudiantiles que cuestionaron la concepción de lo que llamaban el “empirismo abstracto” de Gino Germani y proponian la lectura del sociólogo colombiano Camilo Torres para entender los procesos en nuestramérica.

Como parte de una insurreción decolonizadora de saberes nacieron las “Catedras Nacionales” en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA en 1968 de la que formó parte junto a Horacio Gonzalez y Roberto Carri ¿Qué pasaba en ese entonces? Argumedo lo resumía así:

“La guerra de Vietnam golpeaba por entonces las conciencias occidentales; amplias fracciones juveniles en Europa criticaban las burocracias del pensamiento y levantaban la consigna de la imaginación. Distintos movimientos políticos en América Latina horodaban el poder de los sectores privilegiados y los intereses imperiales; los negros luchaban por sus derechos civiles en Estados Unidos; en China se desplegaba la Revolución Cultural” (Los silencios y las voces en América Latina: notas sobre el pensamiento nacional y popular).

Durante el gobierno de Cámpora dirigió en la misma casa de estudios el Instituto del Tercer Mundo “Manuel Ugarte” y se desempeñó como secretaria de cultura de la pcia de Buenos Aires. Se vinculó al grupo de Cine de Liberación de Pino Solanas y finalmente con el golpe de estado de 1976 debió exiliarese en México.

Con la recuperación democrática continuó una intensa labor académica y participó entre otros de la fundación de Proyecto Sur.

Te puede interesar:   John W. Cooke y la «superación» del peronismo

Actualmente se encontraba muy comprometida en la demanda por la recuperación de la hidrovía Paraná-Paraguay a la que consideraba centralmente un problema de soberanía nacional. Al respecto había dicho:

“La Hidrovía es una de las venas abiertas de la Argentina”.

Desde el colectivo de comunicación Contrahegemonía despedimos a una compañera del pensamiento crítico latinoamericano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *