Estamos en un momento histórico donde la acción de las mujeres es la que hace la diferencia

ANRed conversó con Mariela Flores Torres, asambleísta y concejala del Partido por Trelew, única fuerza con representación legislativa que participa de los cortes sobre ruta 3 que se sostienen en toda la provincia y hoy se unen en una multitudinaria marcha por las calles de la ciudad. Para Mariela la avanzada del gobierno provincial para sabotear la Iniciativa Popular para frenar los proyectos megamineros tiene su principal resistencia de parte de las mujeres que no dan ni un paso atrás. «No existe lucha contra la megaineria si no es profundamente desde un feminismo anti extractivista y desde una Unión de asambleas de comunidades que se cuestiona los privilegios de los hombres y logra jerarquizar y poner en valor el rol de las mujeres»

Imágenes: Aníbal Aguaisol

La Unión de Asambleas de Comunidades de Chubut manifiesta una y otra vez, como hace 18 años, el rechazo a la traición que cometió el gobierno, cuando hace días determinó el rechazo a la Iniciativa Popular que contaba con el aval de más de 30.000 vecinos y vecinas para no permitir la instalación de proyectos megamineros. Hace unos días la Legislatura rechazó la I. P. por 13 votos y dos abstenciones, contra las más de 30 mil personas que impulsan la medida antiminera. El rol de las mujeres, parte mayoritaria en las asambleas se profundiza en el día a día en la lucha de las asambleas.

Mariela es miembro de la Unión Asambleas de Comunidades Chubut desde que se creó en Trelew desde el año 2012, continuando la lucha de Esquel desde 2003. «Vengo de esa lucha junto con otros compas y a su vez hemos creado un partido municipalista, Partido Municipal por Trelew y logramos una banca en las elecciones 2019. Creemos que en parte la llegada de una militante de asambleas al consejo deliberante de Trelew tiene que ver con la militancia de quienes lo conformamos bien de pueblo y desde abajo».

El sábado fue un día especialmente violento para el pueblo de Chubut que hacía tres días que permanecía firme en los cortes de ruta nacional 3. La UACC había decidido sostener un corte total por tiempo indefinido hasta tanto se conforme una Mesa de negociación con el gobierno provincial reiterando el pedido de tratamiento de la Iniciativa Popular y el pedido de retiro del proyecto de zonificación minera. Ese día primero una patota de camioneros intentó desalojar el corte y luego pasada la medianoche, pese a no tener facultades para desalojar, la policía de la provincia irrumpió en el corte y terminó deteniendo ilegalmente a dos mujeres y un hombre. Hoy antes de las 14 fueron liberados sin causa.

«La asamblea decidió levantar el corte para movilizar a la comisaría para solicitar la liberación de les detenides. Nosotres decidimos cuándo nos vamos de las rutas y no un operativo arbitrario ilegal y absolutamente violatorio de todo protocolo. No tenían facultades para desalojar» señala y añade: «A nivel provincial hubo una denuncia presentada por el ministro de seguridad Federico Massoni para pedir desalojo de la ruta, la orden fue ordenada por el juez federal Lleral desde el día 7 pero sin embargo los efectivos ya sea gendarmería u otras fuerzas no han desalojado a los asambleístas y esto demuestra cierta puja entre nación y provincia«.

Te puede interesar:   La Renga le respondió a Milei por el uso de una de sus canciones en el cierre de campaña.

A su vez Mariela explica que la gendarmería es una fuerza que tiene el antecedente de la desaparición forzada de Santiago Maldonado » y tiene necesariamente que tener un rol cuidado y reprimir no sería algo que le haría bien a esa fuerza ni al gobierno nacional que es un gobierno que no disimula su postura a favor de la Megaminería pero que en un marco electoral de legislativas no va a querer quedar pegado por lo menos hasta que pasen las elecciones».

Mariela Flores Torres también es madre de una beba de 33 días que se llama Lena Libertad. A través de los audios que envía durante la entrevista con ANRed su hija también se hace presente con su vocecita. «Antes que todo quiero aclarar, te hablo como mamá, como asambleísta de la Unión de Asambleas de Comunidades, una más entre tantas compañeras desde la coordillera hasta la costa del Chubut, te hablo como feminista desde la convicción de que no existe un feminismo posible en nuestro territorio si no es anti extractivista y si no se pronuncia en contra claramente de la megaminería porque está directamente asociada con la violación de nuestra madre tierra, de nuestra mapu, de nuestras comunidades y por lo tanto ni nuestro territorio ni nuestros cuerpos son terreno de sacrificio para las multinacionales extractivistas ni para la clase política cómplice ni para los medios que también generan lobbyes a favor de esta dupla, maridaje» dice Mariela.

Como concejal del Partido por Trelew, Mariela ha presentado un proyecto para declarar a Trelew municipio libre de Megaminería con la estrategia y el acompañamiento de la UAC trelew y aporte de vecinos y vecinas autoconvocados movilizados en la calle. Ella conoce en profundidad sobre el contexto político legislativo y su incumbencia en el territorio.

«Es una herramienta legislativa con acompañamiento de la gente y fundamental, se aprobó en la última sesión ordinaria el 15 de diciembre 2020 después de mucha presión que se hizo para lograrlo. A su vez en esa misma sesión salió una declaración de interés municipal de la Iniciativa Popular que también muchos municipios de Chubut se han pronunciado y sin embargo los legisladores provinciales diputados y diputadas no los tuvieron en cuenta y en un solo tratamiento de comisión rechazaron la IP» dice Mariela.

«En Chubut se ha entendido producto de las luchas que nos atraviesan que son muchas, que la lucha contra el extractivismo tiene un rol protagónico y fundamental en las compañeras mujeres que en general tienen tareas como las guardias legislativas en la Legislatura en Rawson, logística y organización de información en las redes, la escritura de los comunicados, en Asambleas en distintas divisiones de trabajo que van no solamente lo que tiene que ver con el alimento en días de asambleas, cuidado de infancias sino también militancia activa en todo lo que hace a actividades directas, medida como festival de arte, panfleteada, acción directa como corte de ruta o toma de institución. Siempre las mujeres al frente».

La tercerización de la violencia

En el último tramo de la lucha anti extractivista las asambleas se enfrentaron al intento de aprobar el proyecto oficialista 128  de zonificación minera. Mariela recuerda que estaba cursando un embarazo avanzado cuando entre gallos y medianoche en el mes de diciembre se enteraron del nuevo intento del gobernador Arcioni. «La clase política de Chubut para poder tratar de quebrar la resistencia lo que hace es tercerizar la violencia en un territorio nacional como la ruta 3 donde no tiene jurisdicción ni Massoni ni municipios«. Una situación que luego se repitió en marzo durante la visita del presidente Alberto Fernández cuando un grupo de la UOCRA violentó a quienes se manifestaban para expresar su rechazo a la megaminería, y en otro contexto, también estuvo a punto de suceder en Neuquén durante la lucha de personal de salud autoconvocado, cuando el secretario general del gremio de petroleros, Pereyra, amenazó con sacarles de la ruta.

Te puede interesar:   Stonewall y el origen de clase del Movimiento LGTBI

«Lamentablemente en diciembre tuvimos esa avanzada violenta de camioneros sobre les asambleistas que estábamos en el corte y quienes frenaron esa avanzada y evitaron la situación de conflicto inminente fueron las mujeres, se tomaron del brazo unas con otras y con diálogo claridad y lucidez política evitaron una situación de conflicto que podría haber terminado como el 24 de noviembre que hubo detenidos en la ruta provincial N 7″ dice Mariela Flores Torres.

«Ahora en mayo vuelven a ser las mujeres las que están al frente y frenan una avanzada nuevamente de quienes podemos identificar como camioneros, que no podemos decir que pertenecen al gremio que dirige Taboada pero sí se bajaron de camiones y avanzaron sobre el corte, y fueron las mujeres  las que no dieron ni un paso atrás y con diálogo llegaron a un acuerdo de liberar un tramo para que puedan circular 20 y 25 camiones y en otro tramo a la inversa» añade.

Imágenes: Aníbal Aguaisol

«Si hoy sigue el corte de ruta y las movilizaciones es gracias a esa acción de las mujeres, por eso ratificamos que su rol es fundamental, no es querer invisibilizar otros actores ni mucho menos pero estamos en un momento histórico donde la acción de las mujeres es la que hace la diferencia» dice Mariela. «No existe lucha contra la megaminería si no es desde un feminismo anti extractivista y desde una Unión de Asambleas de Comunidades que se cuestiona los privilegios de los hombres y logra jerarquizar y poner en valor el rol de las mujeres«, por eso también ratificar que no existe feminismo sin tener la convicción de que sea profundamente anti extractivista es lo que nos hace seguir caminando en la lucha contra la violencia de la megaminería que es otra de las formas de violencia patriarcal porque con ese modelo vienen los distintos clubes de trata y esclavitud de mujeres.

Una lucha que continúa de territorio en territorio

La resistencia organizada en Esquel se afianza a mediados de 2002, cuando la empresa minera Meridian Gold desembarca en la ciudad, con el beneplácito de las autoridades provinciales y locales, para explotar el oro del Cordón Esquel (Cerro Willmanco). Poco tiempo después, a fines de octubre de 2002, se había conformado una Asamblea de Vecinos Autoconvocados por el NO A LA MINA, cuya intensa actividad, participación y movilización produjo dos hechos fundamentales: un amparo ambiental que tuvo resultado favorable y un plebiscito no vinculante promovido por la asamblea y convocado por el Municipio, donde el 23 de marzo de 2003 casi el 82% de la población de Esquel dijo NO al emprendimiento minero.

Te puede interesar:   Trotamundo

El plebiscito marcó la historia de Esquel y de toda la provincia en relación a la actividad; ya que a partir de su rotundo resultado y de la presión social, se promulgó en la provincia la Ley 5001 (hoy XVII – 68) que prohíbe la minería a cielo abierto con el uso de cianuro, en la etapa de explotación. No obstante, los legisladores, al momento de promulgarla incorporaron en la ley un artículo a favor de las empresas mineras y por el cual dejaron abierta una ventana: la posibilidad de realizar una zonificación y habilitar la minería en algún lugar de la provincia. La Ley 5001, establece en su artículo 1 la prohibición, y en su artículo 2 una zonificación, donde sí se podría realizar la actividad. Desde su entrada en vigencia y hasta la actualidad, el artículo 2 es el caballito de batalla de todas las empresas mineras para impulsar la megaminería en Chubut.

Mariela cuenta que «a partir de ese extraordinario triunfo fue una experiencia que aprendimos el resto de la provincia y ya en el año 2008 en Trelew se conformó en instancias de la universidad nacional de la patagonia el Foro Social y Ambiental que trataba de convocar y reunir militantes de la lucha socia y ambiental para organizarnos. Ahí fue la primera experiencia en el seno de la universidad muchos militantes de Esquel fueron referencia, como Lucas Fosatti, docente rural en la meseta, y ya para 2008 estaba en la costa y en el valle y pudimos contar con su militancia y experiencia de lucha».

Viviana Moreno, docente de la universidad de Esquel y muchos de las y los militantes de Esquel son referencias ineludibles para Mariela pero ella señala que el gran salto que da Trelew a nivel organizativo es en el año 2012 porque desde el gobierno de Bussi hay un intento de llevar adelante un proyecto de cambiar el marco regulatorio, modificar la 5001 y aplicar la Megaminería y es en ese momento en 2012 que se crea la Unión de Asambleas Ciudadanas en Trelew y en otras localidades. «Empezamos a hacer guardias legislativas, participar activamente y nunca más cedimos esa lucha, frenamos ese marco regulatorio en 2012, intentamos una Iniciativa Popular en 2014, la fraguaron y desde entonces en cada ofensiva minera estamos activas y activos».

«Desde 2012 para acá las mujeres fueron fundamentales pero una mirada más feminista y políticamente más consciente se logró a partir del 2018 con el Encuentro Plurinacional de Mujeres, Travestis acá» dice Mariela y señala que esto impactó en el cambio de nombre de UACC, donde antes era Ciudadana luego comenzó a ser Comunidades.

Imágenes: Aníbal Aguaisol

«El cambio fue a partir de 2018 más o menos, porque es más representativo del territorio la palabra comunidades porque somos plurinacionales, porque tenemos muchas comunidades mapuche tehuelches, porque nuestras identidades están más vinculadas con la territorialidad, el término ciudadana es más vinculada a la cuna de la democracia directa, Grecia, y atiende más lo individual, y en cambio, comunidad es más nuestro, plural y colectivo»

Fuente: Anred

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *