Privatización de la salud pública en Lomas de Zamora y precarización de sus trabajadores

El cierre del Dispensario de Temperley y el Centro de Odontología Municipal (Unidad Sanitaria «Gregorio Aráoz Alfaro») bajo la promesa de construir un Hospital Odontológico, uno Oftalmológico y un Centro de Diagnósticos de “última generación” esconde el avance de la privatización de la salud pública en Lomas de Zamora bajo la forma de arancelamientos de servicios médicos y la precarización laboral de sus trabajadores, denunció recientemente la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP). Por Patricia Rodriguez para ANRed


Para la CICOP, los anuncios de la Secretaría de Salud que carecen de difusión pública, esconden la traslación del modelo Malvinas (en referencia al que se aplica desde hace años en el municipio de Malvinas Argentinas”) a Lomas de ZamoraEl Modelo Malvinas, que como mancha de aceite venenoso fue extendiéndose a municipios vecinos, primero, para pasar luego a Tigre y, ahora a Lomas de Zamora tiene varias notas distintivas:

1. Es un modelo que apuesta al recupero de prácticas de alta complejidad y alto costo mediante la facturación a Obras Sociales y Prepagas, desplazando el foco de las políticas de Atención Primaria de la Salud y, a la larga, a la población sin cobertura y sus necesidades.

2. Es un modelo que arancela prestaciones, a la población de municipios vecinos, pero también -mediante la engañosa forma de bonos “voluntarios”- a la población del lugar que terminan pagando dos veces por su salud una, con los impuestos y otra con estas “contribuciones”. Algunos establecimientos de Lomas de Zamora ya los estarían implementando.

3. Es un modelo privatista, pues estos nuevos servicios se tercerizan a empresas privadas, el municipio abandona su rol de prestador.

Te puede interesar:   El “encantador” (e imposible) intento de conciliar a represores y reprimidos

4. Es un modelo precarizador: estas empresas a cargo de los servicios contratan a su personal bajo la forma del MONOTRIBUTO. El Municipio de Malvinas fue noticia en estos días en la prensa cuando se anunció que en plena pandemia, abonaba a sus Residentes sumas que no llegaban a la mitad de lo que cobra un residente de la Provincia.

Además, la CICOP manifestó que el Municipio de Lomas de Zamora habría informado que a partir de ahora toda nueva contratación en el área de salud del municipio será bajo la modalidad del MONOTRIBUTO. Lo que ya estaría sucediendo a pesar de que la nueva Ley de empleo municipal, la Ley 14656, no admite el monotributo como forma de contratación, y establece: “Será nula y sin valor toda convención de partes que suprima o reduzca los derechos previstos en las Secciones I y II de esta Ley, los estatutos profesionales, las convenciones colectivas o los contratos individuales de trabajo, ya sea al tiempo de su celebración o de su ejecución, o del ejercicio de derechos provenientes de su extinción”. La norma también contempla: “Dos plantas de Personal: permanente y temporaria. En ningún caso el total de los contratados podrá superar el 20% de la planta permanente. Su cumplimiento se implementará progresivamente en un plazo máximo de cinco años a partir de la vigencia de la presente ley a partir de una disminución proporcional anual.” ARTS. 70 y 71.

Durante la gestión neoliberal de María Eugenia Vidal en la Provincia, ésta impulsó un programa para “fortalecer” el primer nivel de atención en los municipios del AMBA. Los llamados Convenios AMBA, que Lomas de Zamora firmó, a pesar de la clara oposición de la CICOP, por varias cuestiones, entre ellas, que estos convenios, que demostraron no cumplir el objetivo proclamado, introducían el “Monotributo” como forma de contratación en Salud, en una clara violación a la 14656 y afectando los derechos de los cerca de 90 trabajadores (entre profesionales y no profesionales) que se incorporaron al área con esta modalidad. Estos trabajadores, desde su ingreso en 2018, no han recibido ninguna actualización salarial, como muestra de lo que implica esta modalidad sumamente precaria.

Te puede interesar:   Masacre de Pasco, Masacre de Avellaneda: rupturas y continuidades

Por otra parte, y ligado a lo anterior, expresaron que si alguien cree que precarizar las formas de contratación (o sea barrer con los derechos laborales y deteriorar al máximo los salarios) de los trabajadores de la salud es compatible con ofrecer una Salud Pública de calidad a la población, está muy equivocado. Estas políticas son incompatibles con un proyecto de país que pretende ser para todos y contradicen el sentido de las reformas que el gobierno nacional y provincial anuncian para el Sistema de Salud en la Argentina.

Fuente: Anred

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *