9 de Julio nuestra Independencia es América

Este 9 de Julio se cumplen 205 años de la declaración de nuestra independencia conquistada en 1816. En este contexto de una larga crisis civilizatoria del dominio del capital, los pueblos de nuestramérica siguen resistiendo y marcando un horizonte emancipatorio para toda la humidad. El Paro de Colombia, la lucha anti neoliberal del pueblo chileno y la apertura del proceso constituyente, van en consonancia con la tenacidad de los pueblos andinos que han derrotado a la dictadura de Añez y las elites racistas de Bolivia y que en el Perú se encuentran movilizados en la defensa democrática de la victoria electoral de un plebeyo de su tierra. Así como también es necesario no dejar abandonada la resistencia del pueblo de Nicaragua contra la represión y la traición al ideario sandinista por parte del gobierno Orteguista. Estas son apenas unas muestras del compromiso y persistencia en la larga lucha de estos 500 años contra toda dominación.

Por eso queremos compartir desde Contrahegemonia con nuestros lectores y lectoras un libro que intenta pensar las luchas de la independencia desde la miradas de las clases populares.

“Las revoluciones de la independencia se enfrentaron a diversos dilemas en su desarrollo y a la conformación de proyectos contrapuestos por visiones muy diferentes acerca del país que se quería construir. La derrota de los procesos más radicales de la revolución, de aquellos que pretendían cambiar de raíz la sociedad colonial, es también -y sobre todo- la derrota de esos deseos y objetivos de dignidad profundos, presentes en el accionar de las clases populares”.

Escriben: Guillermo Cieza, Brenda Rojas, Sergio Nicanoff, Eduardo Grüner, Guillermo Cavisca, Celina Rodríguez Molina, Fernando Coll, Néstor Kohan, Omar Acha.

Te puede interesar:   Nuestra América en la encrucijada: pandemia, rebeliones y estados de excepción

Descargá AQUÍ – “Libertad, tierra e igualdad. Las clases populares en las revoluciones de la independencia” -gratuitamente- desde la Biblioteca de Contrahegemonía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *