Argentina. Jornada de Movilización contra el FMI, el próximo 28 de julio

La estafa de la deuda externa constituye un tributo ilegítimo e insostenible a la usura internacional. Lesiona nuestra soberanía e independencia, frustra el desarrollo de la economía nacional, e impacta sobre la salud, la educación, el trabajo, los ingresos y el bienestar de los sectores populares. Con la firma del último acuerdo con el FMI, la pobreza en Argentina aumentó de 26 a 36% (2018/19). Hoy alcanza el 58% de las personas menores de 14 años.

Entre el 28 de julio y los primeros días de agosto, el gobierno nacional pagará al Fondo Monetario Internacional unos U$S 345 millones y otros U$S 231 millones al Club de París:  60.000 millones de pesos que se necesitan hoy para aumentar el sueldo de les trabajadores de la salud, abonar un nuevo IFE o recuperar el recorte sufrido en las jubilaciones. Luego de las elecciones legislativas -probablemente en 2022-, su objetivo es reestructurar la deuda reclamada por estos prestamistas multilaterales firmando nuevos acuerdos que comprometerán la vida y los derechos del pueblo durante muchos años más.

El crédito extraordinario del FMI por U$S 57.000 M (de los cuales se recibieron U$S 44.000 M) fue otorgado al gobierno de Macri sin aval del Congreso, ni respeto por los procesos administrativos e incluso contra los propios estatutos del Fondo. Fue usado para sostener la cotización del dólar y permitir una masiva fuga de capitales, un fin especulativo totalmente alejado de las necesidades sociales o el desarrollo económico. El presidente Fernández ha denunciado este fraude, pero persiste en negociar, lo cual es un reconocimiento a la estafa. Las consecuencias de esa renegociación las pagará el pueblo mediante más ajuste y pobreza, más presión extractivista, más entrega.

Te puede interesar:   Seguir la huella de la victoria de los aceiteros

En medio de una grave crisis económica y social, agravada por la pandemia y la crisis sanitaria, es fundamental poner la prioridad en los intereses del pueblo trabajador, no del capital financiero.Por ello exigimos no solamente la sanción efectiva de los responsables políticos, sino la suspensión de los pagos y la investigación del origen y destino de esos fondos, pues se trata de una operación ilegítima y fraudulenta. 

Para avanzar en ese sentido, la Autoconvocatoria por la Suspensión del Pago e Investigación de la Deuda y diversas organizaciones sociales y políticas realizaremos una Jornada nacional de movilización el día miércoles 28/7. En CABA, convocamos al Obelisco a las 14:00 para marchar hacia Plaza de Mayo. Invitamos a sumar, en todo el país y desde todas las luchas.

Suspensión del pago e investigación de la deuda

Fuera el FMI de Argentina

La Deuda es con el Pueblo y la Naturaleza

Fuente: Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *