Propuestas emancipadoras – Nueva sección de ContrahegemoniaWeb

En el contexto de la pandemia que recorre el mundo, las condiciones de vida de la mayoría de los habitantes del planeta se están agravando día a día, especialmente para quienes viven de un trabajo asalariado y aún mucho peor si ni siquiera lo tienen.

            Tomando como referencias los temas que afectan a esta mayoría de la población, veremos que los mismos se agrupan en áreas como Educación, Salud, Vivienda, Trabajo, Transporte, Medio Ambiente, etc. No es una casualidad que la organización de todo Estado pretenda abordar cada área de interés de la sociedad para – supuestamente – gestionar las soluciones a las dificultades que se producen en el funcionamiento de cada una de ellas. Es lo que dicen los gobernantes. Pero podemos también afirmar, sin temor a equivocarnos, que bajo el sistema de relaciones políticas, económicas, sociales y culturales en el que vivimos en la sociedad del presente, el Capitalismo, los diversos gobiernos tienen un objetivo central: garantizar que las empresas que actúan en cada una de esas áreas puedan generar sus ganancias con la mayor tranquilidad posible, es decir, que mantengan en permanente crecimiento la generación de plusvalía y la consiguiente acumulación de capital privado.

            Con esta perspectiva, las soluciones que plantean gobiernos que se definen como progresistas se enfocan solamente en administrar más eficiente y equitativamente al Estado capitalista basándose en la premisa de hacer lo posible. Pero no explican por qué esas posibilidades siempre quedan cortas respecto a las necesidades del pueblo. De tal manera que eso “posible” nunca se aventura al terreno de lo que es necesario. Por otra parte, los gobiernos que proponen una transformación profunda de la estructura económico social, pero que no respaldan incondicionalmente las acciones independientes de las organizaciones sociales, su creatividad y su conocimiento directo de la realidad a enfrentar, terminan confinados a lo necesario entendido como posible, encerrados en un sacrosanto reino de lo supuestamente sensato. Ni que hablar de aquellos gobiernos abiertamente de derecha que proponen hacer lo necesario…para garantizar la acumulación del capital financiero.

            Dicho esto, a modo de muy pequeña introducción, en esta nueva sección Contrahegemonía concentrará todas aquellas soluciones elaboradas por quienes se ven afectados por el funcionamiento del capitalismo – cualquiera sea su carácter organizativo o valoración política – pero con un criterio inverso: que propongan hacer lo necesario y no meramente lo posible.

Uno de los males que muchas veces dificulta nuestras luchas y saberes desplegados desde abajo es la fragmentación. Otro, en la era de las redes sociales, las fake news y el bombardeo informático permanente; es que necesitamos priorizar difundir, compartir, determinadas producciones. Como decimos en nuestra propia presentación como colectivo de comunicación “Necesitamos espacios donde la praxis de la resistencia encuentre entendimientos que nos permitan avanzar hacia un proceso de ofensiva, de superación sistémica del capitalismo, tarea imposible si no pensamos, analizamos, difundimos y teorizamos sobre los procesos de cambio, nuestras propias producciones, la historia de nuestros pueblos, las alternativas y horizontes de futuro.” 

Te puede interesar:   El 26

            Afortunadamente en las luchas sociales – y como expresión de ello en Internet – es posible encontrar una enorme cantidad de individuos o grupos de personas asociadas para elaborar respuestas, a veces muy profundas y serias, a veces más teóricas, a veces más prácticas, a veces siendo parte de una acción directa colectiva. En todo caso, lo importante para Contrahegemonia será valorar y difundir aquellas soluciones definitivas que respondan a las preguntas: ¿Que hace falta hacer?, ¿qué necesitamos hacer?

            Porque la emancipación sólo puede ser obra de nosotros mismos, intentamos desde esta pequeña sección de Contrahegemonía web – “Propuestas emancipadoras” -colaborar en tejer puentes entre las personas y grupos que estamos elaborando esas respuestas para saber cómo y para qué lo estamos haciendo, y cómo estamos actuando para lograr esos objetivos. Estamos convencidos de que esas elaboraciones – generalmente focalizadas en cuestiones específicas – pueden vincularse y retroalimentarse para potenciar, extender y profundizar su capacidad de enfrentar los desafíos planteados por la crisis.

En definitiva, pensamos las diversas propuestas como piezas de un gran rompecabezas que, una vez armado, nos permita tener un conjunto de soluciones elaboradas colectivamente para responder a las necesidades del bien común, público y social, contra el capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *