Marcha contra el gatillo fácil: «ni un pibe menos, ni una piba menos, ni una bala más»

Mañana a partir de las 15hs en diferentes ciudades del país, organizaciones de derechos humanos y familiares de víctimas de la violencia policial convocan a la  7° Marcha Nacional contra el Gatillo fácil. «Nosotros no sólo peleamos por una sentencia sino también por la conciencia. Porque a nuestros pibes no nos los devuelve nada ni nadie. Sabemos que ellos viven en nosotros y en cada lucha que llevamos adelante, y que la verdadera justicia no depende de una sentencia, que la mayoría de las veces se la arrancamos con la lucha. Jamás podrán silenciar nuestro grito, porque nos sale de la entrañas como salieron nuestros hijos. Justicia va a haber cunado el Estado deje efectivamente de matar a nuestros pibes y para eso es necesario cambiar de fondo el sistema y la sociedad» explicaron familiares de las víctimas. Por ANRed


El 27 de agosto se instauró como el día de lucha contra el gatillo fácil. Es por eso que mañana a partir de las 15hs se desarrollará la 7ma Marcha Nacional contra el gatillo fácil en diferetes ciudades del país, convocadas por organizaciones de derechos humanos y familiares de víctimas de los abusos policiales.

«Sabemos que esto sucede a lo largo y a lo ancho del país, que pasó en todos los gobiernos, hay casi 5000 casos de gatillo fácil desde 1983nos matan un pibe por día. Y si no nos organizamos la impunidad que les garatizan a los asesinos desde el poder político, los jueces y fiscales y los grandes medios de comunicación, va ser aún mayor. Porque los asesinos de nuestros hijos, esposos, hermanos, padres, sobrinos, tíos, amigos y vecinos, no son unos locos sueltos, porque está claro que no todos los locos sueltos matan, tampoco se trata de una manzana podrida, porque en todo caso lo que está podrido es el cajón entero. Las fuerzas represivas del Estado, cumplen con su rol. No es cierto que están para cuidarnos a todos, sólo cuidan a los de arriba, a los empresarios y poderosos. A los que no tenemos nada, a los de abajo, no nos cuidan sino que nos persiguen, nos reprimen, matan a nuestros pibes» explicaron familiares de víctimas que organizan la Marcha nacional.

Te puede interesar:   Lo gorila y lo popular, a contrapelo

Por su parte la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) expresó «marchamos contra el gatillo fácil y todas las formas de represión del estado que provoca una muerte cada 20 horas.Exigimos que el gobierno tome medidas efectivas que podrían minimizar el poder de fuego de fuerzas represivas que hostigan, persiguen, torturan y matan como forma de disciplinamiento social».

Desde que comenzó la pandemia que implicó en una primera instancia el aislamiento social preventivo y oblogatorio (ASPO) que con el correr de los meses paso disponerse el distanciamiento social, la presencia de uniformados en la calle se hace cada vez mas notoria.

«Están en los colegios, en las universidades, en los hospitales, en vez de recibirnos un médico el primero que nos recibe es un represor. Controlan nuestros barrios, nuestras calles, son los que manejan el crimen organizado, los secuestros extorsivos, la venta de drogas, la trata de personas, y eso lo hacen asociados a las mafias políticas y judiciales. El control en las calles no sólo es por los negocios, sino para enseñarnos desde chichos quién manda en esta sociedad. Ese es y va a ser el rol de las fuerzas represivas del Estado, mientras existan ricos y pobres, mientras la sociedad siga dividida en clases. Cuando los grandes medios hablan de un chico asesinado por la policía no se refieren a una vida sino que festejan la muerte de un negro villero chorro de mierda» agregaron familiares de víctimas.

Entre las principales reivindicaciones de la marcha exigen al Estado el cese de las detenciones arbritrarias. Asimismo solicitan a las autoridades el impedimento para el uso del arma reglamentaria fuera del horario de servicio para los efectivos policiales. Por otro lado, solicitan el acceso a la justicia para familiares de víctimas de la represión.

Te puede interesar:   Estallido en Ecuador: el presidente declaró el estado de sitio y hay protestas en todo el país

«Tenemos que ser capaces de intercambiar y entender nuestras experiencias, nuestros distintos pensamientos y propuestas de acción y llevarlas adelante, nosotros, que lo sufirmos en carne propia y aprendimos y aprenderemos a transformar el dolor en lucha, para saber qué es lo que tenemos que hacer y decir frente al asesinato de nuestros pibes. Sabemos que no es fácil ni corto el camino que empredimos, pero tal como nos enseñaron las Madres de Plaza de Mayo, la única lucha que se pierde es la que se abandona. Y como dijo una compañera: nosotros no sólo peleamos por la sentencia sino también por la conciencia. Porque a nuestros pibes no nos los devuelve nada ni nadie. Sabemos que ellos viven en nosotros y en cada lucha que llevamos adelante, y que la verdadera justicia no depende de una sentencia, que la mayoría de las veces se la arrancamos con la lucha. Jamás podrán silenciar nuestro grito, porque nos sale de la entrañas como salieron nuestros hijos. Justicia va a haber cunado el Estado deje efectivamente de matar a nuestros pibes y para eso es necesario cambiar de fondo el sistema y la sociedad» finalizaron.

Fuente: Anred

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *