Paritaria de la docencia universitaria. Pronunciamiento nacional de la Lista Multicolor

Los salarios y las condiciones de trabajo de la docencia de las UUNN no se venden, se defienden. Basta de paritarias a la baja y salarios de pobreza!!!

Tal como venimos señalando desde la Multicolor y sus agrupaciones, los salarios que percibimos trabajadoras y trabajadores de todo el país van en pique en relación a la suba de precios. La docencia universitaria y preuniversitaria desde comienzos de la pandemia se puso al hombro la continuidad de las tareas docentes con escaso o ausente apoyo del estado. Hoy salario del cargo testigo es $23.763 y representa apenas un 38% de la Canasta Básica (línea de pobreza) de julio. Mientras que la Canasta de Consumo supera holgadamente los $100.000. ¿Hay algo más demostrativo del desplome de los salarios de la docencia universitaria?

Gobierno nacional y rectorados, han aprovechado la pandemia para avanzar con los planes mercantiles a medida del Banco Mundial y las grandes patronales. Así avanza sin debate la contrarreforma educativa con el slogan “la virtualidad llegó para quedarse”, donde gobierno, empresarios y rectores avanzan. Sin invertir un solo peso buscan imponer la instauración de “aulas híbridas”, se profundiza la precariedad e intensificación de la labor docente violando el Convenio Colectivo de Trabajo y atacando directamente las formas pedagógico políticas de la universidad pública.

Al mismo tiempo, las conducciones burocráticas de Fedun, Conadu, Ctera, UDA, Fagdut y la Fatun preparan otro ciclo de entrega y ajuste a los bolsillos de la docencia. Para este jueves 2 de septiembre el gobierno nacional ha convocado, la muy postergada reunión paritaria salarial, para lo que se prevé que “ofrezca” un monto, como mucho, igual al techo salarial acordado con otros sectores estatales y de la docencia. La aceptación de este monto (un 10% “adicional”) implica otro año de “sacrificio” de nuestros salarios contra la inflación, que en total rondaría casi el 30% de pérdida acumulada desde el año pasado. Es claro: seguimos sin cubrir la inflación anual que el Banco Central calcula en 48%.

Te puede interesar:   La Lucha mapuche

Nuevamente las conducciones burocráticas tranzarán nuestros salarios a cambio de la coima que representan la cuota solidaria (exclusividad de lxs firmantes que embolsan el 1% de la masa salarial total negociada) y por los fondos de capacitación. Pero hay otra razón importante por la buscarán firmar rápidamente el ajuste, y es por su alineamiento político con el partido gobernante a días de las elecciones primarias, buscando evitar cualquier crítica por abajo. Con una misma preocupación electoralista, el Ministro Trotta y rectores impulsan un urgente retorno a la nueva normalidad presencial, en todos los niveles educativos, sin garantizar condiciones de trabajo y estudio, y otra vez las conducciones burocráticas miran para otro lado.

En el último plenario de la federación Conadu Histórica, se dejó en suspenso una medida de PARO, en virtud de que el gobierno convocó a la reunión paritaria para este jueves 2 de septiembre. Seguramente, el gobierno buscará sellar el nuevo ajuste salarial. No podemos ser cómplices de la entrega, tenemos que vencer la inmovilización que promueven gobierno, rectores y burocracias.

Para enfrentar el ajuste salarial y presupuestario que vienen desplegando el gobierno de lxs Fernández, el FMI y los rectores tenemos que multiplicar asambleas, reuniones y cualquier espacio de debate en todas las universidades, facultades, colegios e institutos de las Universidades de todo el país. Tenemos que defender la independencia de nuestros sindicatos y su autonomía de rectores y gobierno.

Lxs docentes tenemos que intervenir masivamente para que triunfen nuestras reivindicaciones, por eso desde la Multicolor de la docencia universitaria y preuniversitaria decimos es un momento crucial para luchar por nuestro salario. VAYAMOS A ASAMBLEAS EN CADA LUGAR DE TRABAJO para deliberar en conjunto, y preparar UN PLAN DE LUCHA NACIONAL.

Te puede interesar:   Ante los graves ataques sufridos anoche en Curacautín, Victoria y Traiguén contra la lucha mapuche. Declaramos:

• Por un paro de 48hs. para dar inicio a un plan de lucha.

• Ningún docente por debajo la línea de pobreza. Salario inicial igual a la canasta familiar.

• Aumento salarial del 50% y recuperación de la rebaja del 2020.

• No al nuevo techo salarial del gobierno y el FMI.

• Cláusula gatillo.

• Pago de los gastos de conectividad y equipamiento de $3000 por mes.

• Salario para toda la docencia ad honorem y adscripta. Pase de los ayudantes de 1° a JTP.

• Ninguna presencialidad sin condiciones epidemiológicas e infraestructura adecuadas acordadas en paritarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *