Escuela Vamos Pueblo 2021: Crisis Global y urgencia de la Revolución

Antecedentes escuela

  1. La Escuela ¡Vamos Pueblo! es un espacio de Formación Política que busca aportar a organizaciones e individualidades en resistencia y lucha por el poder popular. Queremos promover un espacio de encuentro entre compañerxs, poniendo temas sobre la mesa, para conversar con otres, conectar a luchadorxs de distintos territorios y provocar que se generen, circulen y socialicen los aprendizajes adquiridos al calor de distintas luchas.
  2. La Vamos Pueblo! nace de Traru Ediciones, al calor de las luchas del mayo feminista de 2018 y la Revuelta Popular iniciada en octubre del 2019. Creemos que es urgente sacar lecciones de esas experiencias, mirar detenidamente el momento actual, dar una lectura crítica tanto a la realidad como a nuestras prácticas políticas; aprender y reflexionar mucho más sobre Feminismo, Buen Vivir, Clases Sociales, Pueblos de Abya Yala; así también, compartir saberes prácticos que nos ayuden a fortalecer la acción y nuestros espacios de organización. Tenemos el deber histórico de mejorar en colectivo para seguir luchando y vencer.
  3. En el camino del hacer, nos vamos reencontrando con compas que están en empeños similares, por ello en esta versión, la Escuela se realiza en conjunto con lxs compañerxs de la Escuela Popular Permanente, y un puñado de valiosxs compañeros y compañeras latinoamericanxs que actuarán como expositores o facilitadores de talleres.
  4. Esta 3a Vamos Pueblo! Se desarrollará desde finales de septiembre hasta noviembre de 2021, en un multiformato que contempla sesiones online, donde se pueden inscribir compas de distintos territorios de Abya Yala; y sesiones presenciales en las ciudades de Antofagasta, San Antonio, Santiago, Chillán, Concepción, Tirúa y Valdivia.
  5. En cuanto a contenidos trabajaremos 5 módulos destinados a la formación en política estratégica que hemos llamado “Trenzando Resistencias”; y tres talleres dirigidos a socializar herramientas para la práctica política, que hemos denominado “Otra cosa es con guitarra”. Estos últimos se desarrollarán sólo en los territorios donde habrá escuela presencial.
Te puede interesar:   A cincuenta años de la muerte de Leopoldo Marechal un escritor de Nuestra América
PROGRAMAESCUELAVAMOSPUEBLO2021
SEMANA FECHA MÓDULO EXPONENTES
Semana1
Domingo Miércoles
22.Septiembre 19.30 horas InauguraciónEscuelaCrisisCivilizatoriayUrgenciadelaRevolución” Sesión Online Pública
Narciso Isa Conde, República Dominicana Raquel Gutiérrez,México.
26.Septiembre 16.00 horas Módulo1Sesión Online Cerrada “PensaryhacerRevoluciónencontextodeCrisiscivilizatoria”
Traru

Semana3
Domingo Miércoles
06.Octubre 19.30 horas Módulo2.1Sesión Online Cerrada PatriarcadoyFeminismosAutónomos
AdrianaGuzmán,Fem Comunitario – Bolivia. Camila Ceura, Traru – Chile.
10.Octubre 16.00 horas Sesión Presencial Módulo2.2 El Carácter Feminista de la Revolución.

Según territorio


Comunicación PopularT1 Análisis PolíticoT1 Método Org. PopularT1 Según territorio
Semana5
Domingo Miércoles
20.Octubre 19.30 horas Módulo3.1Sesión Online Cerrada CapitalismoyExplotación.
M.DíasCarcanholo– Brasil AreliEscobar, Chile
24.Octubre 16.00 horas Sesión Presencial Módulo3.2 Precariado y Nuevos Sujetos.

Según territorio


Comunicación PopularT2 Análisis PolíticoT2 Método Org. PopularT2 Según territorio
Semana7
Domingo Miércoles
03.Noviembre 19.30 horas Módulo4.1Sesión Online Cerrada ExtractivismoyDepredaciónAmbiental
María Esther Ceceña, México. HéctorKohl,Chile.
07.Noviembre 16.00 horas Sesión Presencial Módulo4.2 Conflictos y Luchas Ambientales.

Según territorio


Comunicación Popular T3 Análisis PolíticoT3 Método Org. PopularT3 Según territorio
Semana9
Domingo Miércoles
17.Noviembre 19.30 horas Módulo5.1Sesión Online Cerrada PueblosOriginariosenLucha
Wallmapu. Minga Colombiana.
21.Noviembre 16.00 horas Sesión Presencial Módulo5.2 Autonomía y Buen Vivir.


Según territorio

Comunicación PopularT4 Análisis PolíticoT4 Método Org. PopularT4 varios
Semana10 CierreEscuela,fechapordefinir,organizadaenconjuntoaparticipantes.

NOTA1:Las semanas 2, 4, 6 y 8, son libres y se sugiere destinar tiempo para el intercambio entre participantes, reflexiones, y acción política.

NOTA2:La escuela puede tener leves variaciones de fechas y/o expositores según coyunturas. Criterio de flexibilidad.

El momento histórico y la urgencia de reponer la necesidad de la revolución

El orden del capital y su reproducción están llevando a la humanidad a un callejón sin salida. El desarrollo de las fuerzas productivas ha devenido en fuerzas destructivas. La pulsión por la acumulación está colocando a la vida misma en cuestión. Transitamos un periodo histórico de profundos cambios en todo orden de cosas, la velocidad de circulación de la información y las imágenes, en definitiva, de mercancías, que intentan copar todas las dimensiones de la vida de quienes habitamos este orden, está trastocando el conjunto de relaciones sociales. De este modo la familia, la escuela, el trabajo, se transforman velozmente en función del orden del capital. Vamos observando la expresión de múltiples contradicciones en distintos planos de la vida social, la dinámica voraz del capital va depredando naturaleza, ecosistemas, seres humanos, relaciones sociales, donde la vida misma deviene feble.

Te puede interesar:   Un "mal procedimiento"

El proceso de cambio climático y sus múltiples impactos en las comunidades ya son dramáticamente visibles, y nada indica que vaya a cambiar para mejor. Las formas de producción/consumo, su aumento sistemático en el tiempo, de tendencia exponencial desde la década de los 50´, no podían ser neutrales para los ecosistemas y quienes los habitamos. De esta manera, las condiciones materiales sobre las cuales se reproducen las sociedades van cambiando, y con ello su “producto”: nosotres.

Las formas de sobrevivir de la población se ven profundamente impactadas, pues el trabajo, en tanto sistema vital se resquebraja, transformándose en múltiples espacios y relaciones sociales precarias. De este modo la relación capital/trabajo se complejiza, no sólo por la pérdida de poder relativo del trabajo frente al capital, sino también por los procesos de producción y reproducción de subjetividades dentro de las clases trabajadoras, en términos de construcción de imaginarios. Materialmente el orden del capital fragmenta la producción y las subjetividades de quienes producen, a la par que su poder se acrecienta, dejando enormes masas de trabajadorxs al arbitrio del capital donde una mínima parte tiene la posibilidad de sindicalizarse y defender aunque sea parcialmente sus condiciones de salariales y de trabajo.

El siglo XX nos deja grandes problemas, habida cuenta de que se han alcanzado dos puntos umbrales después de los cuales la vida en sociedad deviene en transición a otro modo de vida, otra época o civilización, en ese sentido el momento histórico por el que transitamos es un momento revolucionario. Un umbral que viene divulgándose y denunciando desde los años 70´al menos, tiene que ver con los niveles de producción/depredación/destrucción que la actividad económica ha dado lugar, llegando a un nivel donde las capacidades de asimilación, regeneración y mantención de equilibrios ecosistémicos y sociales se han visto menguadas, donde la irreversibilidad de muchos resultados de estos procesos empieza a atentar contra la sociedad misma, contra la vida.

Te puede interesar:   Algunos logros del estallido social en Colombia

En segundo lugar, como contracara de lo anterior, los niveles de riqueza alcanzados van superando con mucho el poder económico de los Estados nación, generando de facto un traslado del poder desde el lugar soberano de la sociedad burguesa expresado en el Estado, hacia espacios ubicados por fuera de lo público en el sentido liberal burgués, carcomiendo y corrompiendo las democracias modernas. En consecuencia, el Estado construido durante el siglo XX va perdiendo muchas de sus potestades, es decir, va languideciendo su poder. Los sistemas políticos, las formas de gobierno y autoridad, los partidos políticos van corroyéndose en distintas latitudes del mundo, con especificidades, donde el abuso, estatal y “privado”, y la pérdida de legitimidad de las democracias representativas, en tanto estructuras de mediación entre la ciudadanía y el Estado, va dando lugar a nuevas formas de expresión por sobre o por el lado de los regímenes formalmente democráticos.

Esta tendencia de largo a plazo, de agotamiento de los sistemas políticos, va induciendo no sólo la intervención directa de los sujetos políticos y sociales en la representación de intereses con el Estado y privados, sino que también una creciente judicialización y paramilitarización de variados conflictos sociales, quedando los partidos políticos en un rol secundario y en algunos casos inexistente.

En definitiva, hay muchas señales de que transitamos en clave de cambio de época, donde muchas relaciones sociales van siendo cuestionadas o modificadas de facto. Piénsese en la forma familia, relación hombre/mujer, humanidad/naturaleza, el trabajo, la Iglesia, el Estado y sus ramificaciones, todas estas expresiones de poder se están viendo radicalmente cuestionadas. El cambio de época, por las razones esbozadas, va colocando una contradicción vital de la humanidad, que supera a la contradicción capital/trabajo, transformado ésta en capital/vida, pues la mutación del trabajo ha llevado a este a copar crecientemente el tiempo del no trabajo por la vía del consumo, de la circulación de mercancías, objetos de valor transables, incluidos aquí, por cierto, el consumo de redes sociales, app´s, televisión y de múltiples y variada información.

Estamos viviendo un tránsito de profunda descomposición de las distintas expresiones del poder, transformándose todo este panorama no sólo en una gran oportunidad para avanzar en la conformación de fuerzas político-sociales transformadoras que vayan haciendo suyo este momento de la historia, sino en una obligación, en un deber revolucionario.

La Revuelta Popular iniciada en octubre de 2019 nos instala la tarea de cualificar las fuerzas del pueblo, de intercambiar experiencias y saberes, de mejorar la práctica política y construir las capacidades necesarias para organizar fuerzas populares que sean capaces de alcanzar la victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *