Ni olvido ni perdón ni reconciliación en la ESMA

ESMA, campo de concentración por el que pasaron más de 5.000 compañeras y compañeros durante la última dictadura genocida. 
Desde el Encuentro Militante Cachito Fukman y la agrupación HIJAS La Plata-Ensenada, repudiamos enérgicamente la banalización de los Centros Clandestinos de Detención Tortura y Exterminio. Esta vez, H.IJ.O.S. Capital anuncia como una gran noticia que en la Escuela de Mecánica de la Armada se inaugura el bar cultural Eternautas, al que postulan “como un punto de reuniones, un lugar de encuentro, un espacio cultural, una propuesta gastronómica para trabajadores y trabajadoras, estudiantes y visitantes. El bar cultural Eternautas estará a cargo de una cooperativa, por lo que también significa una oportunidad de trabajo en tiempos en los que tanto se necesita”. Algunos y algunas dicen “defender y crear memoria desde lo colectivo” y consideran muy necesario “consolidar un ámbito adecuado y accesible para la alimentación de quienes concurren todos los días a ese espacio y para los visitantes.”
Muchos y muchas sin embargo seguimos denunciando que una vez más se busca usar a la ESMA bajo el argumento de la resignificación de los sitios de memoria para consolidar la reconciliación. Sabemos que el espacio de lo que fuera uno de los CCD más grandes de nuestro continente, donde muchos de los 30000 compañeros y compañeras sufrieron encierro, torturas, violaciones, asesinatos, donde nacieron y fueron apropiados muchos de los y las 400 jóvenes que seguimos buscando, no es el lugar para hacer fiestas, ni  eventos culturales, ni tampoco para que bailen las murgas, ni haya shows de payasos y mucho menos se coman asados ni se hagan brindis en un lugar donde miles de secuestrados y secuestradas  padecieron la sed y el hambre como parte de las muchas formas de tortura durante su cautiverio. Estas políticas de banalización y bastardeo lejos de aportar a la lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia, naturalizan el horror que allí se vivió aboliendo las historias de vida de las mujeres y hombres militantes que allí permanecieron detenidos desaparecidos. Rechazamos estas acciones que solo actualizan el espanto y nos exponen a las y los sobrevivientes, familiares y a la sociedad en su conjunto a una permanente revictimización de la historia. 
Existen muchos otros lugares aptos para promover proyectos gastronómicos, y no justamente en un espacio que es uno de los símbolos más grande del genocidio, donde todavía existen pruebas y evidencias  de que  allí se torturó y asesinó a miles de personas. En la ESMA  hay mucho por investigar, reconstruir y aportar a los Juicios de Lesa Humanidad que se están llevando adelante. Exigimos nuevamente que este CCD continúe siendo investigado, con la mayor celeridad posible y que no siga siendo remodelado ni modificado. Queremos que ahí se recuerde y se diga quiénes realmente eran y qué pasó con los compañeros y compañeras detenidas desaparecidas.
LA MEMORIA NO SE PISOTEA, ATROPELLA,  NI BANALIZA APERTURA DE TODOS LOS ARCHIVOS DE LA DICTADURACÁRCEL COMÚN PERPETUA Y EFECTIVA A TODOS LOS GENOCIDAS Y SUS CÓMPLICESRESTITUCIÓN DE LA IDENTIDAD A LOS HIJOS E HIJAS APROPIADASEL TERRORISMO SEXUAL FUE PARTE DEL PLAN GENOCIDACONTRA LA REPRESIÓN Y LA IMPUNIDAD DE AYER Y DE HOYPORQUE NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS Y NO NOS RECONCILIAMOS!30.000 COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS DETENIDOS DESAPARECIDOS PRESENTES  AHORA  Y SIEMPRE!

Te puede interesar:   Memorias del juicio a Etchecolatz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *