Lof Quemquemtrew: se redobla el cerco represivo luego del asesinato de Elías Garay Cayicol.

A 67 días del sitio policial a la comunidad, que mantiene cortada la RP 6, y a 9 días del ataque que dejara a un comunero sin vida y otro herido de gravedad, la gobernadora Arabela Carreras y la fiscal Cendón se niegan al diálogo y apuestan por una resolución represiva. Mientras, el intendente de El Bolsón fomenta y respalda a grupos fascistas. Por Corresponsal popular para ANRed (Desde Cuesta del Ternero).

Horas después del asesinato del weichafe, Elías Garay Cayicol yem, y las graves heridas que mantienen hospitalizado al weichafe Gonzalo Cabrera, en un ataque perpetrado por civiles pero con inocultable complicidad policial, el gobierno de Rio Negro aumenta la militarización del territorio agregando un cuarto retén sobre la RP 6 y su intersección con la RN 40. Mientras que las fuerzas del COER, se suman a las tropas de Gendarmería que enviara Aníbal Fernández para la militarización de El Bolsón.

Siguen intactas las ordenes de no dejar acceder alimentos ni abrigo a una comunidad que ha sido violentada brutalmente, esgrimiendo desde el Estado un discurso de odio, colonial y racista, que desconoce y viola con impunidad el Pacto de San José de Costa Rica. El mismo día del ataque y asesinato en Cuesta del Ternero, sucedió otro hecho de extrema gravedad. Mientras mapuche y no mapuche manifestaban por otra muerte con iguales motivaciones que las del weichafe Rafael Nahuel yem y Santiago Maldonado, una patota de supuestos patriotas, con claras vinculaciones municipales, al grito de «viva la patria» y «matemos a los mapuches y a los hippies», atacaron con armas blancas, armas de fuego y con rebenques desde sus caballos a la manifestación, ante la mirada cómplice de todas las fuerzas policiales que inundaban las mismas calles. Toda persona de rasgos o vestimenta mapuche fue corrida y salvajemente golpeada, debiendo varios ser atendidos en el hospital zonal donde luchaba por su vida Gonzalo Cabrera. Hasta su madre anciana fue amenazada de muerte y tuvo que ser rescatada por manifestantes en un vehículo. Una docena de mujeres mapuche corrió y se ocultó bajo las mesas en un bar cervecero en el que tocaba una banda, el show se interrumpió y se cerraron las puertas desde dentro ante el arribo de una auténtica horda que a los gritos pidieron «que les entreguen a las mujeres» , procediendo a romper los vidrios del local ante la negativa.

Te puede interesar:   Berni en Guernica: en plena negociación, aprietes y merodeos policiales atemorizan a las familias
Cuarto retén policial en Cuesta del Ternero.

Luego de estas y otras escenas de terror, el intendente de El Bolsón, ex contador de Joe Lewis, salió a respaldar este accionar criminal y fascista en una conferencia de prensa, sin mencionar la inacción policial y menos las acusaciones sobre funcionarios y punteros de su riñón político pagando por los servicios «gauchonazis». Fogonear desde el Estado grupos y accionares nazis contra un pueblo originario, debiera configurar delito y constituye otro elemento represivo sobre la población mapuche, las minorías y todo grupo organizado para defenderse de la violencia institucional y empresarial.

Mientras tanto, a pocos kilómetros pero a infinita distancia, una comunidad mapuche, la Lof Quemquemtrew, resiste en el cerro, a pura dignidad, con una fortaleza que sólo se explica por su otra forma de ver el mundo, de sentir que son defensores de la Ñuke Mapu y nunca sus dueños, de la certeza que los pinos son un ataque a los bosques nativos y una antesala a incendios intencionales, proyectos extractivistas e inmobiliarios. La Lof Quemquemtrew remonta vuelo, con Elías guiando, hacia el modo ancestral mapuche de habitar el Buen Vivir, el Kume Felen.

El domingo 28, al cumplirse una semana del asesinato de su hermano Elías, enarbolaron una bandera con su frase preferida, acuñada por un viejo lonko:»Cuando nos mates a todos, enemigo, cuídate del pájaro, del viento y del agua, eso también somos nosotros «.

Encuentro entre integrantes del acampe humanitario y comuneros de la lof Quemquemtrew.

Fuente: Anred.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *