Intervenciones de Nora Cortiñas y del historiador Sergio Nicanoff

(APL) Al cumplirse un año de la desaparición forzada de Lichita a manos de la Fuerza de Tarea Conjunta se realizó el 8° Encuentro Internacional de Debates, ¿Dónde está Lichita? con la presencia de prestigioso compañerxs, quienes pusieron  luz, sabiduría y garra militante a una lucha que no cesa. En esta entrega, brindamos las palabras Nora Cortiñas (Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora) y del historiador Sergio Nicanoff, junto al video completo de la actividad. Luego, seguiremos con los demás participantes. En en evento se reclamó por la niñas asesinadas, Lilian y María, la libertad de Carmen Villalba, quien lleva 18 años de cárcel y ya cumplió su condena de punta a punta por lo que está ilegalmente entre las rejas de la Cárcel del Buen Pastor de Asunción, y de Laura Villalba, también blanco de la saña represiva en una causa armada para la ocasión. Una vez más, la locución solidaria estuvo a cargo de Lila Báez, secretaria de Trabajadores Migrantes y Refugiados UTEP y de Fabricio Arnella, del Partido Comunista Paraguayo.

Primero que nada quiero agradecer enormemente la invitación lxs organizadorxas, agradecerle a Oscar Castelnovo de La Agencia Para la Libertad, el contacto que posibilitó que estuviera presente. Impactante las imágenes que acabamos de ver. Y bueno, un honor, un orgullo y un deber ético estar acá. Así que, eso es lo primero. Lo segundo, pedirles que si graban, que supongo que lo están haciendo, esta actividad, nos acerquen, no sólo a Contraegemoníaweb, hay un montón de Colectivos acá en la Argentina, que son solidarios con esta causa y para difundir la charla, la actividad, subirla a nuestros canales, etc. Así que, bueno, dejo ese pedido.

Yo quería enfocarme en primer cuestión: relacionar el asesinato, la desaparición, el asesinato de las niñas, la desaparición forzada de Lichita, la prisión de Carmen y de Laura Villalba, el exterminio a una familia, enmarcarlo en un proceso de historia larga. Porque partimos de la idea de que el pasado, no es mero pasado, sino que opera de manera permanente en el presente, y muchas veces aflora directamente en el presente.

 Y quería referirme a lo que aquí se conoce como La Guerra de la Triple Alianza que, algunos conocen en Latinoamérica como La Guerra Grande y, que en el Paraguay, creo que mucho más correctamente, se conoce como La Guerra de la Triple Infamia, que fue la guerra del genocidio desatado contra el pueblo paraguayo de 1865 a 1870, donde lamentablemente el gobierno argentino de ese momento, los gobiernos de Mitre y de Sarmiento fueron activos colaboradores con Brasil y con el gobierno uruguayo en ese genocidio.

Y quería referirme a eso sencillamente por una cuestión comparativa muy directa: desde la independencia del Paraguay, en las primeras décadas del siglo XIX, hasta mediados de las décadas del ’60, en el Paraguay se constituyó un modelo totalmente diferente al del resto de América Latina. Y marcó tres rasgos esenciales: el monopolio de la venta de yerba mate y de tabaco, el monopolio del comercio exterior, la creación de una red de industrias textiles, de fundiciones, metalúrgica y un ferrocarril inédito en Sudamérica y con un impulso y desarrollo mucho más grande que cualquier otro país de Sudamérica en ese contexto histórico;  y el tema de que en el Paraguay se había eliminado el latifundio, se había eliminado la gran propiedad de la tierra, concentrado en manos de pocas personas, vía la expropiación y confiscación de los grandes latifundios de españoles, de la propia oligarquía paraguaya y de la Iglesia Católica, que era una de las grandes propietarias de tierra, en toda la región, en todo el continente y en el Paraguay.

De quién es la tierra

 Sobre esa base se construyen las estancias del Estado. ¿Y qué significaba eso? que la enorme mayoría de la tierra, estaba en manos del Estado y el Estado se lo arrendaba de manera perpetua al campesino y a las comunidades indígenas, con la sólo obligación de cultivarlas. Entonces, estamos hablando de centenares de miles de hectáreas en manos directas del campesinado y de las comunidades indígenas. Más del 13% de la población paraguaya, trabajaba directamente la tierra. Entonces, la tierra como tenencia directa de esa tierra.

Te puede interesar:   Nuestra Evita

 Entonces, cuando en la Guerra de la Triple Infamia el pueblo paraguayo resiste, y pierde casi el 60% de sus habitantes, en particular la mayoría de su población varón adulta, lo que estaba resistiendo era la defensa del acceso de la tierra, la defensa de lo comunitario, la defensa de un modelo que era radicalmente diferente a los procesos que se habían dando en otros países de Sudamérica.

Cuando las nuevas autoridades paraguayas surgidas después del exterminio, asumen, colocan, en venta 29.000.000 de hectáreas para grandes propietarios locales y, sobre todos, extranjeros. Y gran parte de la industria es destruida, e incluso en un episodio tremendo, las tropas brasileñas dinamitan el curso de un río y sepultan una fundición estratégica estatal bajo las aguas, en un gesto simbólico de lo que implicaba esa guerra de exterminio.

¿Y por qué retomo esto? Porque en el censo agrario, del 2008 del Paraguay, hay un dato determinante que se ha construido a lo largo del tiempo: el 2,5% de los propietarios de más de 500 hectáreas tienen el control del 85% de la tierra dedicada al destino agropecuario, 2,5%, 85%. La diferencia es colosal. La concentración de la propiedad de la tierra es brutal. Y eso se ha construido históricamente. Sin embargo, las comunidades campesinas, las comunidades indígenas, gran parte del pueblo paraguayo, resiste ese proceso de expropiación, resiste ese procesos (que Laura mencionaba anteriormente) de desposesión.

Desposesión

Un geógrafo que se llama David Harvey, acuñó el término de “acumulación por desposesión). ¿Qué significa ese término? Significa la idea de que, si para que el capitalismo naciera, como dijo Carlos Marx, fue necesario una acumulación originaria que despojó a millones de productores directos de su propiedad y los transformó en asalariados, es decir, los obligó a vender su fuerza de trabajo a cambio de un salario, dice Harvey: ese proceso de desposesión, se repite una y otra vez de manera reiterada para que el capitalismo pueda funcionar. Y en el siglo XXI estamos, sin duda, en un proceso brutal de acumulación por desposesión.

El agronegocio, lo que se llama “la república de la soja”, es decir, la apropiación, la apropiación de la tierra de una manera  gigantesca para que en la Argentina, en el Paraguay, en Bolivia, en Brasil, se cultiven transgénicos y, en particular la soja para exportación, es un modelo ecocida que envenena las poblaciones, que genera desempleo, que expulsa campesinado, que los arroja sobre las grandes ciudades urbanas, mientras que el agronegocio con un paquete tecnológico, provisto por las grandes multinacionales, se apropia de esas tierras y genera esa lógica de ecocidio.

Familia Villalba

No se puede entender el asesinato, el exterminio, de la familia Villalba, el encarcelamiento, la encarcelación y la desaparición de Lichita, sin comprender este proceso brutal que implica, además, como bien lo describía Laura, y les compañeres de Alemania, combinar una lógica brutal patriarcal, con el racismo más descarnado. El capitalismo funciona en base a la fusión de esos elementos.

 Y Rita Segato, a quien mencionaba recientemente Laura, acuñó un término, que es el término de paraestatalidad. Rita señala con el término de paraestatalidad , que cuando se consolidaron los estados independientes, a fines del siglo XIX, las oligarquías criollas y blancas, dejaron fuera de cualquier posibilidad de acceso real a los recursos económicos y a la participación política, a los pueblos indígenas, al pueblo afro, a gran parte de los lxs mestizos, es decir, hubo un proceso de exclusión. Y desde esa marca de origen, los Estados, en Latinoamérica, se basan en una lógica que combina la legalidad con la ilegalidad, con lo paraestatal, con la violencia. La ilegalidad en América Latina no es algo ajeno al Estado, es parte de la lógica del funcionamiento de los Estados. Y en ese sentido, el Paraguay no es la excepción sino un ejemplo acabado de lo que han construido su poder económico, el partido colorado, como gran partido del régimen, pero no únicamente, que implica esta lógica de paraestatalidad.

¿Qué está sucediendo con Lichita?

El narcotráfico, el contrabando de cigarrillos, el contrabando de electrodomésticos, la lógica de la brutal construcción y inmobiliaria especulativa, el despojo de las tierras del campesinado, la expansión del agronegocio, son parte de una misma lógica. No es que por un lado está lo ilegal y por otro lo legal, sino que e poder dominante, coloniza el crimen organizado, es parte funcional a él y en ese marco se  inicia y se potencia la represión. Entonces, de nuevo: no se puede entender lo que está sucediendo con Lichita, no se puede entender el crimen ejercido sobre la familia Villalba, la persecución, la prisión, sin esta idea de paraestatalidad.  Y sin los apoyos fundamentales de Estados Unidos por determinados intereses concretos: ejercicios militares en la zona., bases aéreas en la zona, intención de construir bases militares en el territorio, y el discurso, largo ya de la triple frontera, lugar estratégico, entre otras cosas, por la existencia de una de las reservas de agua subterránea más grande del planeta que es el acuífero guaraní.

Te puede interesar:   Presos políticos en huelga de hambre y el Estado que viola su propio "Estado de derecho": Un resumen de la situación actual de los presos políticos y algunas consideraciones
Estados Unidos y el Narcoterrorismo

Entonces, el apoyo de Estados Unidos, a gobiernos absolutamente no democráticos, que ejercen el terrorismo de Estado, el narcoterrorismo por parte de los Estados Unidos, la lógica de un Paraguay, asociado a lo que es un plan Colombia, que es otro Estado que ejerce de manera permanente el terrorismo de Estado y esta lógica brutal que se están denunciando aquí, son parte de ese modelo.

Entonces creemos que es fundamental realizar actividades como esta, realizar más actividades de solidaridad, unirnos regionalmente, continentalmente, mundialmente, porque, insisto, no estamos ante hechos aislados, sino ante una lógica de funcionamiento del capitalismo. Lo que hablaban les compañeres de Alemania, de resurgir el fascismo, de la ultraderecha, es un fenómeno mundial. Y ante ese fenómeno mundial, más que nunca, quienes queremos un cambio profundo, quienes nos definimos como anticoloniales, antipatriarcales, socialistas, ecosocialistas, y defendemos la existencia de todas las formas de vida, tenemos que ser más que nunca, solidarios, hermanarnos en las luchas.

Y bueno, agradezco muchísimo la posibilidad de estar aquí y de acompañar esta actividad. Gracias compañeres.

Intervención de Nora Cortiñas

Yo soy Nora de Cortiñas, integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, y en este día, especial, un año, sí, un año sin Lichita, un año que no dejamos un sólo día de reclamar dónde está Lichita, y decir que abrazamos a la familia, y también especialmente a la abuela de Lichita y en este caso acompañamos este abrazo también para las dos primitas de Lichita, Lilian Mariana y María Carmen Villalba que fueron asesinadas por el Estado paraguayo. Eran dos niñas de once y doce años y el Estado paraguayo es responsable.

Estamos esperando día por día que se resuelva este silencio que mantiene el gobierno de Paraguay. Nosotros creemos que este crimen no puede quedar impune. Estos crimen, de ninguna manera. Pero si exigimos la aparición con vida YA de Lichita, cuanto antes, y esta niña que fue quizá escondida en algún lugar del Paraguay, tiene que aparecer, tiene que estar junto a su mamá y a sus familiares cuanto antes. Nosotros hace tiempo que venimos siguiendo, paso a paso, esta búsqueda. Creemos que el tiempo pasa, que tenemos que tener a Lichita con nosotros, que ya es tiempo. Que el gobierno paraguayo de muestras de que nos va a decir dónde está Lichita. Yo creo que hoy, es en este día especial, donde escucharemos muchas voces de amigos, de parientes de Lichita. Estamos todos con la misma intención. Que aparezca Lichita con vida ya. Y vamos a seguir buscando, y vamos a seguir culpando al Estado paraguayo de esta desaparición forzada que ya tiene que resolverse. Pero se tiene que resolver con la aparición con vida de Lichita.

Yo quisiera sí tener el gusto de escuchar a tantos amigos, que desde afuera, desde países amigos, también están en esta búsqueda. Nosotros no vamos a parar. Nosotros sabemos lo que es la desaparición de un ser querido dentro de un núcleo familiar, y también dentro del pueblo. La desaparición se da y la desaparición daña y golpea a todo un pueblo. No hay nadie que se sienta indiferente ante una desaparición forzada. La desaparición forzada es el crimen de crímenes y tiene que terminar, tiene que ser sancionado muy fuertemente para que nunca más se den estos hechos.

Pero ahora insistimos en este caso que YA tiene que resolverse y tener la dicha de tener a Lichita entre nosotros y nosotras y que esté con su mamá, con su abuelita, con su tía. Tiene que estar en el núcleo familiar. Así que insistimos, una vez más, de la APARICIÓN CON VIDA DE LICHITA YA. E insistimos, no vamos a parar, no vamos a cejar en nuestra insistencia de que tiene que aparecer con vida Lichita cuanto antes.

Te puede interesar:   Conferencia de prensa Fuera G20

Yo ahora les dejo el espacio a otras personas que, seguramente nos conocemos, hemos estado juntas en otra oportunidad y estaremos todo lo necesario para seguir con esta exigencia hasta que Lichita esté como tiene que estar, con su familia. Así que esperamos escucharnos un poquito cada uno para ver si entre todos hacemos toda la fuerza necesario para que aparezca con vida Ya Lichita. ¡Cuánto antes! Vamos a insistir. No vamos a bajar los brazos. No tenemos que dejar pasar más días sin recuperar a Lichita para el seno familiar.

Así que, yo estoy acá con ustedes, me quedo para participar todo lo que sea necesario con la insistencia que tenemos Las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, hoy y todos los días. Así que me quedo, escucho y comparto todos los deseos que teneos de tener YA a Lichita con nosotros

Palabras de cierre

Bueno, yo quería volver a repetir desde luego, de además de seguir exigiendo la aparición de Lichita, queremos la libertad, también la libertad inmediata de la mamá, de la tía, y queremos que Carmen recobre la libertad  cuanto antes. Y quereos que haya toda la fuerza para que toda la gente que está participando esta noche, y que sigue participando en esta búsqueda, que busquemos caminos para seguir logrando que el gobierno paraguayo se haga responsable y nos traiga y nos entregue YA a Lichita. Creo que ya es tiempo y creo que toda la gente que está involucrada hoy en día en esta búsqueda, todos queremos lo mismo, todos queremos llegar abrazar a Lichita cuanto antes. Así que yo les digo a los familiares, que no los abandonamos, que estamos cerca de ellos y que posiblemente pronto haya otra delegación que quiera ir a Paraguay para seguir hablando con el gobierno que tiene que escucharnos para, de una vez por todas, decidir esta libertad de Lichita. De paso le decimos al gobierno argentino que tiene que poner también todo el énfasis para exigir al gobierno paraguayo, la libertad y aparición con vida ya de Lichita y la investigación profunda y el castigo a los responsables del asesinato de Lilian y de María del Carmen Villalba. Creemos que es tiempo y, además, tienen que hacerse responsables, y además, tenemos que hacerlos responsables ante el mundo entero porque estos crímenes no prescriben, estos crímenes no se perdonan, estos crímenes no los podemos permitir.

Eran niñas, eran niñas. Lichita también una niña. Esto no se puede permitir, por eso tenemos que tener claro que tenemos que estar juntos, pelear, y vamos a lograr cuanto antes, esa aparición con vida. Así que yo les digo: desde las Madres de Plaza Línea Fundadora los abrazamos a todos a todas, a todos los amigos que de distintos países participan, ponen toda la solidaridad. Cómo no vamos a encontrar a Lichita con este gran movimiento que se hizo internacional. Tenemos que seguir, no bajar los brazos ni un solo día, llegar realmente a esta meta que es la aparición con vida de Lichita. Así que, desde aquí, desde Buenos Aires, les damos nuestro abrazo, nuestro aliento para seguir día a día. Nuestro aliento para decir que no abandonamos en ningún momento esta lucha y esta búsqueda. Y que la tenemos presente a Lichita, todos los días de nuestra vida. Y quereos que aparezca con vida YA. Así que doy un abrazo muy grande. Gracias por haberme invitado. Y desde aquí, les vuelvo a mandar el saludo de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Y les decimos: VAMOS A VENCER, VAMOS A VENCER Y VAMOS A VENCER. Así que, a seguir luchando y, este camino que por más piedras que nos pongan, nosotros vaos a seguir adelante para encontrar a Lichita con vida.

Me despido de todos ustedes y nos volvemos a encontrar prontito

Fuente: Agencia para la Libertad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *