Venezuela. Una opinión sobre los recientes resultados electorales en Barinas

A 666 días del inicio de la contingencia en la República Bolivariana de Venezuela producto de la pandemia global de la Covid 19, en el inicio de la semana 96, y siendo el lunes 10 de enero de 2022, quiero referirme de un hecho público, notorio y comunicacional, como lo es la elección de gobernador celebrada en el estado Barinas.

Con un padrón electoral de 607. 644 electores y electoras, participaron 312.296 para un 51,39% y dejaron de hacerlo 289.569 para un 47,65% de abstención.

El candidato de la MUD, Sergio Garrido fue electo gobernador de le referida entidad federal con 172.796 votos para un 55,37%; seguido por el candidato del PSUV-GPPSB Jorge Arreaza con 128.751 votos para un 41,26%; en el tercer lugar el candidato Claudio Fermín de Soluciones para Venezuela y la Alianza Democrática con 5.538 votos y 1,77%; Adolfo Superlano con 4.790 votos y 1,53%; Pedro Díaz con 139 votos y 0,04% y Jesús Macabeo con 65 votos y 0,02%.

El resultado electoral obtenido por la MUD en Barinas es incontrovertible y contundente. De hecho, y a diferencia del 21 de noviembre, el chavismo sólo triunfo en Sabaneta (municipio Alberto Arvelo) y Arismendi en Barinas. En el resto de los municipios, se impuso Sergio Garrido. Esto a diferencia del 21 de noviembre como señalé, que, de los 12 municipios, la correlación de fuerzas fue de 7 para la MUD y 5 para el chavismo.

Pero si lo comparamos con el 21 de noviembre de 2021, tendremos que la participación fue de 278.614 electores y electoras (45,85%) la abstención de 327.845 (53,95%). Freddy Superlano obtuvo 104.759 votos para un 37,60% y Argenis Chávez, candidato a la reelección por la referida entidad federal por el PSUV-GPPSB 103.672 para un 37,21% y la Alianza casi 44.000 votos.

Esto nos arroja las primeras conclusiones:

1.- La participación electoral del 21 de noviembre al 9 de enero subió 6%.

2.- La MUD subió 67.738 votos.

3.- El PSUV/GPPSB subió 24.911 votos.

4.- La brecha MUD-PSUV pasó de 1.087 votos (0,39%) a 43.914 votos (14,09%).

5.- La Alianza Democrática perdió casi 40 mil votos.

6.- Las actitudes sectarias y arrogantes dentro del chavismo. Además de no permitir la participación del PCV en la contienda como sí ocurrió el 21 de noviembre de 2021.

7.- Indudablemente que a Barinas no le conviene ni favorece una victoria de la MUD, pero indudablemente el descontento popular se expresó en un voto castigo. Por lo que estamos obligados a escuchar al pueblo, aunque la derrota sea amarga.

Indudablemente que la derrota en Barinas duele, no sólo porque durante años ha sido bastión del chavismo y es la cuna de Hugo Chávez. Barinas es el corazón de los llanos, además del posicionamiento geopolítico que tiene, junto a estados como Zulia y Cojedes. Ni hablar del estado Nueva Esparta que también fue ganado por la oposición el pasado 21 de noviembre de 2021.

Te puede interesar:   Comando Central del ELN: Duque en la frontera, de espaldas a Colombia

Si observamos con detenimiento, esto no podría catalogarse sino como un desastre. Recuerdo las palabras del buen amigo y compañero Isaías Rodríguez, quien alertó sobre la injerencia brutal del TSJ sobre una materia la cual no tenía competencia. Incluso acertadamente y en su momento, el Dr. Isaías sugirió la intervención de la Sala Constitucional para corregir el error político y jurídico de la Sala Electoral, pero lamentablemente no le hicieron caso.

Creo que no estuvo nada bien que, ante este escenario nada fácil, la dirigencia del PSUV-GPPSB haya querido meter la cabeza como el avestruz, y no salir ayer mismo a reconocer la derrota en Barinas. Esto a mí en lo personal me dejo un muy mal sabor de boca y lo tomé como una huida, y esto evidentemente alebresta más a ese sector extremista de la oposición que triunfó allá, y que evidentemente hará una explotación de su éxito de manera resonante. Además del financiamiento tienen medios a su disposición para ello.

Pienso que pese a la amargura y la tristeza, debimos haber salido ayer mismo y reconocer que no logramos los objetivos. La excepción a este llamado de atención fue del propio Jorge Arreaza, quien a través de su twitter, reconoció su derrota como digno hijo de nuestro Inolvidable Comandante.

La soberbia arrogante se ha llenado de un poder que no tiene para retar y desafiar la sensatez.

Sin embargo, en justicia debo expresar que Jorge Arreaza era nuestro mejor candidato y es de los cuadros jóvenes mejor formados con un futuro que se pierde de vista y que creo algunos temían y le siguen temiendo. Ahora que por ahora ha sido derrotado electoralmente, le manifiesto mi identidad con su postura política a lo interno. Creo en él y es uno de los diez dirigentes por el que vale la pena meter las manos en la candela. Sin temor a equivocarme, creo que ha sido el mejor canciller que ha tenido el chavismo desde su fundación, incluido el propio Nicolás Maduro.

Sin embargo, como señalé que haría un análisis sereno, aunque no por ello menos firme y con los datos en la mano y sin llegar a la autoflagelación, es importante que en este escrito señale lo siguiente:

1.- Jorge Arreaza incrementó en más de 20% la votación del 21 de noviembre del entonces gobernador Argenis Chávez (quien por cierto no mandó a votar por Arreaza sino «por el candidato de su preferencia»). Pero Sergio garrido unificó a los electores de Freddy Superlano (MUD) y Rafael Rosales Peña (Alianza Democrática), esa suma equivale a más de un 50% de la votación de ayer.

2.- Es decir, Garrido fue a la elección con una base numérica de 156 mil votos producto del respaldo unitario de diferentes factores de la oposición local. Y, adicionalmente, logró movilizar a otros 15 mil electores para consolidar su victoria de 172 mil votos.

Te puede interesar:   Palestina. Culpar a las víctimas

3.- En contraste, el ex canciller arrancó con una base numérica de 103 mil votos (alcanzados por el PSUV-GPPSB el 21 de noviembre de 2021) que tras la breve e intensa campaña electoral logró proyectar hasta 128 mil votos, es decir, pudo recuperar 25 mil votantes que no se movilizaron en la elección de noviembre del año pasado.

4.- El punto es que el PSUV perdió en Barinas 80 mil votos en 2017 y recuperó apenas 20 mil, es decir, el 25%. Esos votos no se fueron para la oposición. Están ahí. Son la expresión del descontento y la decepción del pueblo con la burocracia. Por lo que urge rectificar si queremos salvar la Revolución.

5.- Frases tipo «pero ganamos la mayoría de las gobernaciones» o «se hizo tremenda campaña» a raíz del revés en Barinas reflejan un tipo de razonamiento autocomplaciente ya convertido en un estado de conciencia generalizado. Es preocupante y un muy mal síntoma, con el 2024 asomándose para las presidenciales (ya que dificulto que la oposición vaya a lanzarse la aventura de un revocatorio, ellos se preparararán de cara a las presidenciales de ese año, apostando a un mayor desgaste del chavismo.)

Podemos indicar, a manera de conclusión, lo siguiente:

1.- Algún sector quería liquidar políticamente a Arreaza y lo sacó del Ejecutivo Nacional para quemarlo en Barinas. Es decir, matarlo dos veces y enterrarlo boca abajo.

2.- Si eso lo hacen con un cuadro que hizo como Canciller la mejor gestión del chavismo en los 20 años de gobierno, que esperamos para otros mortales a quienes «suicidan».

3.- Casualmente escribo estas líneas un 10 de enero, ya que hablamos de la batalla simbólica, en una fecha como la de hoy, pero de 1860, asesinan de un balazo en la cabeza en San Carlos, hoy capital del estado Cojedes, al general del pueblo soberano, Ezequiel Zamora. Como dice mi amigo el ingeniero Oscar Rattia, 162 años después, Barinas amanece con los pies descalzos y fuera del estribo. Lo insólito es que se asume como un hecho natural. El Zulia y ahora Barinas con fiel reflejo de que la oposición no está «jugando carrito». Jugaron cuadro semi cerrado y ganaron por paliza, otros dirán ventaja amplia. Argenis Chávez acusa que desde Caracas se perdió la ruta del Comandante Eterno. Arreaza trató de hacer un milagro pero no pudo.

Ahora bien, siempre desde la izquierda nos hacemos una pregunta, pero nunca logramos ponernos de acuerdo en la respuesta, y es que ante este estado de cosas: ¿Qué hacer? Pues ya para ir cerrando este conjunto de reflexiones, trataré de hacer una aproximación a este respecto:

Te puede interesar:   Argentina: Resumen gremial, paro total

1.- Evidentemente que el rescate de las «3R» no debe ser un mero ejercicio retórico. Debemos hacerlo realidad, carne y sangre que el pueblo lo sienta, lo palpe, lo saboree, lo huela. Sino lo logramos, podemos decir que esta Revolución se encuentra en peligro.

2.- Evidentemente que Garrido no la va a tener nada fácil, puesto que, si bien ganó, el Consejo Legislativo de Barinas tiene mayoría del PSUV con 6 de los 11 diputados, y 5 de los 12 municipios de Barinas tiene alcaldes y cámaras municipales chavistas. Desde esos espacios, se puede hacer una perfecta labor de contraloría de la gestión de este gobernador, en caso de que pretenda usar el territorio barines como plataforma de ataques al Gobierno Nacional y de orquestar nuevos planes de desestabilización contra el pueblo venezolano. Eso sí, que no se olviden los diputados del Consejo Legislativo, los alcaldes de los municipios de Barinas controlados por el chavismo y los integrantes de las Cámaras Municipales, que esta labor de control y de lucha, ahora que somos oposición en Barinas, y así nos debemos asumir desde ya, que todo esto se debe hacer junto al pueblo.

3.- Indudablemente y como lo dijo el Presidente ratificado de la AN, Dr. Jorge Rodríguez Gómez, teniendo la mayoría de las gobernaciones, alcaldías, Consejos Legislativos y Cámaras Municipales, no debemos burocratizarnos más. Nos hace falta más calle, más asambleas populares, más interpelación y más escuchas al pueblo. Esto que ha ocurrido en Barinas no es más que las señales de un cuerpo enfermo que demanda nuestra atención. Y que de no tomar las medidas oportunas y a tiempo, ese mal se agravará y el cuerpo no sólo de Barinas sino de la República podría perderse, así como nuestra Revolución.

Pero, pese a estas necesarias críticas y reflexiones, no quiero cerrar estas líneas sin hacer un llamado a los que puedan leer las mismas.

El 11 de noviembre de 2019, a propósito del Golpe de Estado en el Estado Plurinacional de Bolivia contra Evo Morales, y como lo señaló Hugo Moyer Agostini a propósito de la derrota de la Reforma Constitucional planteada por Hugo Chávez en el año 2007, este traspié en Barinas, no hay lugar para la derrota. En Barinas ahora se abre un espacio para la resistencia, y como ya dije, para hacer oposición a la extrema derecha en una zona bastión del chavismo.

Aquí hay lugar para la tristeza ni para la derrota. Cuando la marcha se pone dura, los duros nos ponemos en marcha.

Y a prepararse, pues se avecinan duros y complejos tiempos de combate.

Y que por más que corten las flores, no podrán detener la primavera

¡Bolívar y Chávez Viven! ¡Y sus luchas y la patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

Fuente: Resumenlatinoamericano.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *